RSS
Entradas
Comentarios

Fiesta Contexto 2012

El pasado viernes por la noche estuvimos en la Fiesta Contexto 2012, que celebran las editoriales del grupo Contexto; Libros del Asteroide, Global Rhythm, Impedimenta, Nórdica, Periférica y Sexto Piso. La celbración tuvo lugar en el céntrico Café Galdós de Madrid, en pleno barrio de Alcalá. Allí estuvimos Ascen, Jesús, Pili y yo en representación del blog.

Todo empezó unos días antes, cuando nuestro contacto de Libros del Asteroide nos hizo llegar una invitación para el evento, animándonos a asistir a la tradicional fiesta anual del grupo editorial, un encuentro donde conversar, establecer relaciones y divertirnos hasta altas horas de la madrugada.

Ni cortos ni perezosos confirmamos nuestra asistencia y en la fiesta nos plantamos (cual Mecano cualquiera). Sin embargo, la sensación fue bastante decepcionante, la verdad. Cuando llegamos al café, no encontramos a nadie de la editorial recibiendo a la gente, ni había ningún tipo de display o pancartas informando sobre el evento. Había gente tomando copas en distintos corrillos, como en cualquier pub de la capital un viernes por la noche.

Nos metimos hasta el fondo dispuestos a esperar a que comenzara el evento, pensando que igual habíamos llegado demasiado pronto, y nos tomamos una cerveza mientras daba comienzo el asunto. Estuvimos una hora esperando a que alguien se acercara a nosotros a decirnos algo, o que algún maestro de ceremonias dijera unas palabras de bienvenida o algo similar, pero no ocurrió nada.

Mientras seguimos tomando cervezas, Pili se dio una vuelta a ver si se enteraba de algo, y preguntando a un par de personas nos hicieron llegar hasta la persona que nos invitó a la fiesta (no lo conocíamos en persona, sólo por email), así que pudimos confirmar que estábamos en el sitio adecuado, porque hasta ese momento podíamos haber estado en cualquier otro bar del barrio. Se saludaron brevemente, Pili le informó de nuestra presencia en la fiesta, cruzaron un par de frases, y ahi terminó nuestra interacción con la editorial.

Terminamos nuestras cervezas, pagamos la cuenta y nos retiramos discretamente a seguir de fiesta en otro sitio tras un par de horas en el Café Galdós. Bastante decepcionante, la verdad. Nos pareció que la organización estuvo bastante floja.