RSS
Entradas
Comentarios

La Leona blanca

Según voy leyendo novelas de este autor, aumenta mi admiración por él. Sus libros son cada vez mejores, las tramas son más complicadas, más completas, más trabajadas y, sobre todo, tratan temas de delicado perfil y comprometida denuncia social. En este caso se trata del Apartheid, del fin del Apartheid y los problemas que conllevó y lo cerca que estuvo todo de no poder llevarse a término la transición hacia la democracia en Sudáfrica.

Una historia muy interesante y entretenida al tiempo que bien documentada y apoyada en hechos históricos, los protagonistas ficticios se mezclan con personajes reales como Nelson Mandela o el entonces presidente, Frederick De Klerk.

Federick De Klerk es boer, es decir la minoría blanca que domina el país y somete a la mayoría negra a una esclavitud más cruel que si fueran animales. Los boers desprecian a los negros y además piensan que Sudáfrica es SU país. No se dan cuenta que no dejan de ser los invasores que lo conquistaron. Pero el presidente De Klerk ve que el sistema de Apartheid tiene los días contados y quiere conducir a su país a una transición democrática pacífica, no quiere guerras ni derramamientos de sangre. Sobre todo porque en el fondo sabe que son minoría y que el mundo entero está contra ellos. Así es que decide pactar con Mandela, como líder de la oposición, cómo llevar a cabo los trámites necesarios.

Hay nervios, tensión, impaciencia, todo anda en equilibrio inestable: “Los negros con su impaciencia ante la morosidad de los cambios. Los blancos con su miedo a perder sus privilegios, su miedo al futuro”.

Pero no todo el mundo está de acuerdo. Hay mucha gente que no está dispuesta a liberar a los negros de su yugo y si para eso hay que ir a la guerra, irán. ¿Cómo lo harán? Fácil: un atentando de tal magnitud que abocará al país a un infierno del que esperan salir vencedores.

Para esto necesitan un especialista, un hombre sin escrúpulos capaz de hacer cualquier cosa por dinero. Ese especialista será preparado por un hombre de esta misma calaña, un militar de la extinta Unión Soviética, un agente de la KGB que le entrenará en el manejo de armas de última generación, de tal precisión y calidad que podrán asesinar desde una gran distancia y certera puntería milimétrica.

 Nelson Mandela y Federick De Klerk recogiendo el premio Nobel de la Paz por su colaboración en el fin del Apartheid sudafricano.

Nelson Mandela y Federick De Klerk recogiendo el premio Nobel de la Paz por su colaboración en el fin del Apartheid sudafricano.

Este entrenamiento se llevará a cabo en Suecia, un país que ha recogido un montón de personas que huyeron de la URSS tras la Perestroika. Gente, en la mayoría de las ocasiones, nada recomendables.

Wallander se encuentra con un caso de desaparición y posterior asesinato de una agente inmobiliaria de vida aparentemente intachable. Nada casa, no hay motivo, no hay beneficio para nadie, ni posible venganza ni nada de nada.

Con su insistencia sin límites Wallander conseguirá ir desliando la madeja para encontrarse con un delito de magnitudes considerables que se escapa a su jurisdicción y capacidad. Como es natural, no será fácil, pero con tesón, cabezonería y una gran dosis de intriga y tensión que viviremos junto al policía sueco, éste podrá solucionar y evitar la crisis que provocaría una situación catastrófica, no sólo para Sudáfrica, sino para el mundo entero.

Me gusta cómo Mankell no va internando en el personaje, cómo vamos conociendo al verdadero Kurt Wallander, con sus claroscuros, sus virtudes y sus defectos, le vemos trabajar día a día y al mismo tiempo bregar con su vida privada nada fácil. Un personaje que te atrapa por completo y por el que el lector cobra simpatía.

logocompra

También puede interesarte...

3 respuestas a “RESEÑA: La leona blanca, de Henning Mankell”

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Según voy leyendo novelas de este autor, aumenta mi admiración por él. Sus libros son cada vez mejores, las tramas son más complicadas, más completas, más trabajadas y, sobre todo, tratan temas de delicado perfil y comp……

  2. Ale dice:

    veo que Mankell te ha gustado mucho Ascen. Tomo nota de ello ;)

  3. Ascen dice:

    Como ya digo, Ale, me gusta la novela negra y este es un buen escritor de este tipo de género.