RSS
Entradas
Comentarios

Los ídolos de ceniza, Xavier Montenegro.

Los ídolos de ceniza, Xavier Montenegro.

No es que haya tardado muchos meses en leer la novela, ya que hace mucho que la terminé. De hecho, desde entonces he leído varios libros. El problema es que cuestiones laborales me han tenido apartado del blog desde enero. Llevo un ritmo frenético de trabajo que no me deja tiempo libre para escribir, y cuando tengo un rato libre, estoy tan cansado que otras opciones de ocio y relax me apetecen más que continuar escribiendo en el ordenador. Voy a ver si soy capaz de organizar mi tiempo para compaginar las dos cosas, porque me temo que en el trabajo voy a estar igual de liado (o más) hasta octubre.

El libro no me disgustó, pero me pareció poco original. Ya comenté cuando comencé a leerlo que su argumento me recordaba bastante a la trilogía de los vampiros de Guillermo del Toro, pero no sólo eso, sino que la historia es muy similar a La Lista de Schindler, salvando las diferencias evidentes, claro está. Tendiendo esto claro, la novela es disfrutable, y la lectura se hace entretenida.

La historia nos cuenta un futuro distópico en el que un virus vampírico ha infectado la tierra, y una nueva raza dominante campa a sus anchas. Una vez pasados los primeros estados de resistencia y luchas, los vampiros han triunfado, y empiezan a gestionar sus recursos. La casta dominante organiza campos de crianza y extracción donde criar a los humanos gomo ganado, y extraerles hasta la última gota de su valioso néctar una vez ya son viejos y no tienen aprovechamiento.

La novela se centra en uno de esos campos, tan similares a los campos de concentración de los nazis de la segunda guerra mundial. El herr direktor loco y egomaniaco, la soldadesca que bebe la sangre de los humanos mezclada con alcohol y hablan de sus problemas (si su hijo va a entrar en la universidad, si si hija va a casarse, si van a tener un nuevo «vástago»..), los capos, aquellos prisioneros con privilegios que a cambio de un mendrugo más de pan y la posibilidad de vivir unos meses más, no dudan en maltratar al resto de los prisioneros, y los prisioneros resignados, con la mirada vacía, y que aceptan con resignación su destino, sin pensar en rebelarse. Si habéis leído cualquier novela del Holocausto sabréis de que estamos hablando.

Con este argumento como base para la narración, el autor nos cuenta la historia de cómo se fragua una rebelión en el campo, los personajes implicados, el sabotaje, el robo de recursos, la investigación de los vampiros para descubrir la trama rebelde… Una historia como digo entretenida, pero que no aporta nada nuevo a la temática.