RSS
Entradas
Comentarios

Los perros de Riga

A la costa de Ystad llega un bote salvavidas con dos cadáveres, dos hombres muy bien vestidos pero asesinados. Curiosamente les pusieron la chaqueta del traje después de muertos y antes de colocarlos en el bote. Llevan varios días muertos y, otra cosa curiosa, una cuerda cortada atada al bote hace pensar en que alguien les ha remolcado hacia la costa, pero ese alguien no se ha quedado para avisar a la policía.

La investigación es lenta y poco a poco les lleva hasta la vecina Letonia. Desde allí envían a un policía, el mayor Karlis Liepa, del grupo de homicidios de Riga, que deberá ayudarles a desvelar si el bote es de fabricación letona e intentar identificar a los dos cadáveres.

Pero cuando el policía letón pide ver el bote, éste ha sido robado. Les pregunta si han revisado qué podía tener el bote en su interior, Wallander, un poco humillado, reconoce que no se les ocurrió pensar en ello. Poco más puede hacer el letón y despidiéndose amistosamente de Wallander vuelve a su país.

Por otro lado, Wallander lo está pasando muy mal a nivel personal. No consigue superar la separación de su mujer y la relación con su padre es muy, muy difícil, hasta el punto de que está soportando un intenso nivel de estrés que le llega a dar un susto por intensos dolores de pecho. Debido a esto decide que debe tomarse un descanso. Pero no va a ser posible. El mayor se marcha un viernes a su país y el lunes siguiente, al llegar a su despacho le anuncian que ha llegado un télex de Riga anunciando que, nada más llegar a su país, el mayor Liepa ha sido asesinado. Dado que venía de investigar un caso de Ystad, un un coronel de la policía letona llamado Putnis, solicita su ayuda, lo que significa que Wallander tendrá que ir allí.

Conmocionado aún por la noticia Kurt Wallander se dispone a viajar a Riga para ayudar en lo que pueda. Pero allí nada será como él espera. Los países del este de Europa, recién escindidos de la Unión Soviética, son muy diferentes a Suecia. No se mueve cómodo, todo son conspiraciones, nadie sabe quién es el malo ni qué es eso malo que se lleva entre manos.

Allí conocerá a Baiba Liepa, la viuda del mayor, la única persona en la que sabe que puede confiar y la que le guiará y ayudará en su investigación. Esta relación será muy importante para Wallander quien ve en ella a alguien más que una amiga.

Wallander investiga con ahínco, pero se da cuenta de dos cosas: primero, que le espían, que vigilan y hasta micrófonos le han puesto en su habitación; y segundo que parece que, cuando se acerca demasiado a la posible verdad, los coroneles letones al cargo de la investigación cierran rápidamente el caso y le invitan a marcharse. Pocos días lleva en Suecia cuando recibe una misteriosa carta. La resistencia de Riga le necesita y él, recordando a Baiba Liepa, no se lo piensa y decide actuar por su cuenta sin comunicarlo a sus superiores, bajo la apariencia de unas falsas vacaciones que necesita tomar.

La verdadera trama de la novela empieza cuando Wallander marcha a Riga a investigar el asesinato del mayor Liepa. Con gran maestría Mankell nos retrata el día a día, tan complicado y peligroso, de los países de la Europa del este de principio de los años 90, descubriendo, con asombro y al mismo tiempo que el protagonista, la diferencia existente en un país con una larga historia de democracia –con sus cosas buenas y malas- y un país que, a pesar de llamarse así, aún le queda mucho por andar. De entrada debe aprender a desligarse de sus lazos con Rusia.

Vives en primera persona la angustia, el miedo y el bloqueo que sufre Wallander cuando acompaña clandestinamente a la resistencia de Riga. Su vida está en peligro constantemente, siempre a punto de morir, llevando la tensión al límite, mientras tú sólo puedes encogerte y esperar que pueda salir indemne del gran lío en el que se ha metido, un lío de magnitudes insospechadas.

Creo que es un gran libro, me ha gustado aún más que el anterior porque Mankell ha sabido recrear un gran personaje, un policía normal, un antihéroe que se cuestiona día a día su valía y si no le iría mejor en cualquier otro trabajo que no sea el que ahora hace.

Desde luego no es James Bond. Wallander es muy humano y su trabajo consiste en eso en trabajar. No cuenta con grandes medios, ni la casualidad resuelve sus casos. Piensa, investiga, sigue su instinto, se pregunta a sí mismo una y otra vez si estará en el buen camino. Cuando se bloquea siempre piensa qué haría en este caso su amigo y colega Rydberg, muerto recientemente y al que admiraba profundamente.

Y sólo su insistencia, su capacidad de trabajo y el equipo con el que cuenta que irían con él hasta el infierno, hace que finalmente pueda solucionar el difícil caso al que se enfrenta. Añora constantemente otros tiempos en que los delitos de esta pequeña ciudad sueca no eran tan complicados y él sabía como manejarse con ellos. No tiene aún cuarenta años y ya se pregunta si no será muy mayor para seguir haciendo este trabajo.

Este es un detalle de agradecer pues, al no saber ni el propio Wallander cual será su próximo paso, tú tampoco puedes prever como se desarrollará la trama, una trama compleja, con una fina crítica social, muy bien estructurada, de ritmo ágil y, en ocasiones, trepidante, que no deja nada a la improvisación, aunque resulte muy poco previsible. Y me gustan las novelas poco previsibles.

No obstante, lo que más me ha gustado del libro ha sido conocer, de manera más profunda la personalidad de Wallander. No es un hombre valiente, es un hombre responsable con su trabajo. Solitario, inseguro, aprensivo, sus relaciones familiares (padre, exmujer, hija) son tormentosas y se siente fracasado y, como todos sabemos, esto no es fácil de llevar y Wallander tienes las mismas virtudes y los mismos defectos que cualquiera de nosotros.

Tengo la impresión de esta será la línea que seguirá el autor en próximos libros. O al menos eso espero. Me alegro de haber retomado su lectura y creo que continuaré de inmediato con el siguiente.

Me queda comentar que de los libros del inspector Wallander existen, que yo sepa, al menos dos series televisivas y esta novela en concreto, también ha sido llevada al cine.

Si queréis saber qué opina la gente de este detective, aquí os dejo este vídeo:

Imagen de previsualización de YouTube

logocompra

También puede interesarte...

3 respuestas a “RESEÑA: Los perros de Riga, de Henning Mankell”

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: A la costa de Ystad llega un bote salvavidas con dos cadáveres, dos hombres muy bien vestidos pero asesinados. Curiosamente les pusieron la chaqueta del traje después de muertos y antes de colocarlos en el bote. Llevan vari……

  2. Ale dice:

    híjole Ascen, no es el género que prefiero, pero parece que son muy buenos libros. Veré si me animo aunque sea con uno.
    Un beso,
    Ale

  3. Ascen dice:

    Claro, te tiene que gustar el género, Ale. A mí me encanta la novela negra. :)