RSS
Entradas
Comentarios

ReseñaThe perks of being a wallflower

Tras una época dura y el suicidio de su único amigo, Charlie se dispone a comenzar sus últimos años de instituto (lo que los estadounidenses denominan «high school»). A pesar de que sus hermanos mayores han tenido una gran popularidad en el instituto, Charlie, tras el suicidio de Michael, no tiene nadie con quien relacionarse allí. Hasta que conoce a Patrick. Patrick es un chico de último curso cuyo grupo de amigos tampoco dispone de una gran popularidad, lo que no parece importarles demasiado. Poco a poco, Charlie empieza a formar parte de este peculiar grupo de amigos compuesto, además de por Patrick, por Mary Elizabeth, Bob, Alice y Sam. Esta última, hermanastra de Patrick, juega un gran papel en la historia de Charlie, quien se enamora de ella de manera no correspondida. A medida que pasa el curso Charlie deja de sentirse solo para sentirse integrante de un grupo de amigos, algo muy importante en la adolescencia.

Además de las fiestas, los primeros contactos con las drogas y la vida plena de adolescente, Charlie entabla una muy buena relación con su profesor de literatura: Bill. Bill piensa que Charlie tiene una inteligencia por encima de la media por lo que decide darle una serie de libros que pueden fomentar su inteligencia emocional, y así, entre literatura y reseñas, Bill se convierte en alguien de confianza.

Todo parece ir viento en popa en la nueva vida de Charlie hasta que empieza a salir con Mery Elizabeth, por quien termina descubriendo que no siente nada más allá del cariño entre amigos. Él sigue queriendo a Sam. Una noche, durante un juego, Charlie mete la pata en este triangulo amoroso, lo que le aleja de sus amigos.

Paralela a esta historia, se encuentra en un segundo plano la historia familiar. Charlie vive con sus padres y con su hermana mayor desde que su hermano, el más mayor de los tres, dejó la vivienda familiar para ir a la universidad con una beca deportiva y convertirse en una futura promesa del rugby. Aunque tiene una muy buena relación con todos, desde que su hermano se fue siente que la distancia entre ellos crece. Su relación con su hermana también tiene altibajos cuando Charlie se mete en la relación entre su hermana y su novio tras ver como este la abofeteaba. Sin embargo, la relación más importante para Charlie siempre ha sido la que tuvo con su tía Helen. La tía Helen murió en un accidente de coche cuando Charlie era aún un niño, pero la especial relación que tenían sigue estando muy presente en su vida, especialmente cuando Charlie vuelve a encontrarse solo tras la discusión con sus amigos.

Escena de la pelicula

Escena de la pelicula

Aunque clasificada como literatura juvenil y por tanto dedicado a ese público, esta novela es mucho más que una historia de amor adolescente, fiestas y drogas. Ahonda en la psicología adolescente típica (primeras citas, popularidad, fidelidad entre amigos, primeros contactos con el sexo, drogas, orientación sexual.. etc.) pero también en una psicología mucho más profunda sobre la vida, sobre buscarse a sí mismo y sobre los traumas infantiles.

A lo largo de la novela podemos ver que Charlie no es solo un chico algo rarito, introvertido y marginado, como tantos otros adolescentes con problemas de relación. Según la historia avanza vamos viendo que hay algo mucho más allá, Charlie tiene algún tiempo de problema psicológico, una especie de trauma sobre cuyo origen se puede especular pero que no aparece claro hasta el final de la misma. Un final, por cierto, sorprendente.

La novela no se centra, como la gran mayoría, en un nudo y un desenlace definidos. La base de la trama son las reflexiones que Charlie cuenta a través de cartas (haciendo del libro una novela epistolar) a alguien desconocido, todas iniciadas con un «Dear friend» y acabadas con un «Love always, Charlie». La historia en sí puede considerarse como algo más secundario que sirve de apoyo a estas reflexiones que surgen de los sucesos que Charlie vive y que, no olvidemos que se trata de literatura juvenil, son los primeros pasos de un adolescente hacia la madurez. Además de eso, el final es realmente sorprendente, lo que, a mí personalmente, me dejó un muy agradable sabor de boca, pues la sorpresa es el broche perfecto para una recopilación de reflexiones a veces realmente profundas.

logocompra