RSS
Entradas
Comentarios

rebelde irlandes

El protagonista masculino de esta novela, Brian Donnelly, es contratado como cuidador y preparador de los caballos de Travis Grant, quien inició esta saga (Fuego Irlandés) junto a su mujer Adelia. Su anterior encargado, el legendario Paddy Cunnane, se ha jubilado pero antes ha recomendado encarecidamente a este joven.

La familia Grant es muy numerosa y su hija mayor, Keeley, una mujer independiente que lleva en sus venas la raza y el coraje irlandeses, lo que hace que a Brian le parezca una mujer mimada y altiva, fuera de su círculo e inalcanzable, lo que no impide que se sienta atraído por su carácter y, por supuesto, por su belleza.

Pero él ha llegado allí para forjarse un nombre dentro del mundo de las carreras, esta es una gran oportunidad que se le ha presentado como caída del cielo y no quiere meter la pata con la hija del jefe, por muy atraído que se sienta por ella. Además se sabe incapaz de permanecer mucho tiempo en el mismo sitio, siempre ha sido así y piensa estar como mucho dos o tres años para empezar después en otro sitio. Es sólo otro peldaño de la escalera.

Aquí volvemos a encontrarnos con un conflicto en la pareja que nada entre la animadversión y la atracción mutua. Brian está seguro que podrá mantenerse en su sitio durante el tiempo que permanezca en la granja, pero no cuenta con la audacia, la fuerza y la claridad de ideas de Keelye.

Él sabe que es inalcanzable para él pero no puede evitar lo que siente, una pasión ardiente e insoportable, y lo que es peor, que sus sentimientos sean correspondidos.

Siguiendo el patrón de las dos anteriores novelas nos encontramos con una pareja con grandes diferencias sociales y económicas, el emigrante pobre que llega desde Irlanda y el rico hacendado que ya se ha establecido cómodamente en Estados Unidos. La única diferencia es que hasta ahora la pobre era la mujer y el rico el hombre y ahora han cambiado las tornas, pero es el mismo esquema.

Como todas las novelas de Nora Roberts, junto a la historia romántica juega siempre una trama paralela que en esta trilogía es el complicado mundo de la cría y la competición de caballos de carreras, la rivalidad, el afán de superación, la avaricia y pericia de jinetes y propietarios.

No tengo nada que decir en cuanto al estilo, la fluidez, la sencillez y lo bien documentada que esta la historia, pero sí que me ha gustado bastante menos que las otras dos. Quizá el tema no daba para tres novelas y me ha parecido un poco repetitiva.

No obstante los seguidores de esta escritora seguro que disfrutan mucho con este libro pero yo sólo puedo darle dos antifaces aunque sólo sea por comparación con las anteriores.

logocompra