RSS
Entradas
Comentarios

El mundo perdido

Un eminente zoólogo pero bastante polémico por sostener hipótesis algo fantásticas y extravagantes y sostenerlas de manera violenta y encarnizada, comunica al mundo su conocimiento de la existencia de una zona del planeta, escondida en el misterioso Amazonas venezolano, que vive aún en la prehistoria. Con sus dinosaurios y todo. Por supuesto es el hazmerreír de todo el mundo, científicos y profanos, lo que despierta su ira infinita contra el mundo ignorante.

Un joven periodista con ganas de dar con un bombazo informativo que le permita alcanzar la fama e impresionar a su amada para que acceda a casarse con él, decide ponerse en contacto con el profesor y, ni corto ni perezoso, se embarca en una aventura peligrosa para descubrir ese territorio y traer pruebas para todos los incrédulos que se ríen de ello.

Junto con otras dos personas, un rival incrédulo del profesor, científico serio que siempre rebate, también algo exaltado, sus “tontas” teorías y que sólo le acompaña para demostrarle que todos son tonterías. Un famoso y valiente aventurero con ganas de vivir aventuras al límite completa este cuarteto.

Al final, como todos pueden imaginar, el territorio existe pero, por una serie de circunstancias totalmente paradójicas, no ha sido descubierto durante millones de años. Y ahora sí. Durante millones de años no, pero ahora es accesible a cuatro cantamañanas.

Para rizar el rizo aún más, no sólo encuentran dinosaurios, sino una tribu de hombres prehistóricos que conviven con ellos. Estos hombres no han evolucionado como lo hicieron el resto de homos de distintas categorías. Es más, en millones de años no se han multiplicado lo suficiente como para necesitar expandir su territorio ¿Esto es mínimamente creíble?

Hasta las novelas fantásticas tienen que tener los suficientes visos de verosimilitud para que la historia sea medianamente interesante.

He leído muchas críticas de este libro y todas son bastante benévolas, cuando no sumamente elogiosas. Supongo que a Conan Doyle cuesta enmendarle la plana.

No es el estilo o el lenguaje del autor (en este caso algo menos sencillo de lo habitual), ni la estructura, ni el ritmo, ni todas estas cosas que Conan Doyle sabe manejar tan bien, aunque en esta ocasión no me ha logrado emocionar, ni intrigar, ni enganchar. Creo que es el tema el que me falla. Y no el tema elegido, sino la manera en que está planteado.

Este puede dar mucho juego, sólo hay que leer a Michael Crichton, pero hay que justificar la existencia de tanta irrealidad, de tanta fantasía. Hay que contarlo de manera que, aún sabiendo que es imposible, te haga dudar de que quizá, pudiera ser, que dadas unas especiales circunstancias…

El mundo perdido

Aquí no. Aquí, a una meseta aislada e inalcanzable, a la que no se puede acceder por su altura inmensa (¿No existen aviones o helicópteros? ¿No existen catorce cumbres en la Tierra de más de 8.000 metros que han sido escaladas por el hombre?), llegan cuatro pipiolos, tumban un tronco desde otra meseta cercana –aparentemente igual de alta a la que sí que podemos llegar-, y cruzan como por un puente. Eso sí, un tronco grande, no vayamos a pensar.

Este “puente” se cae y se quedan sin camino de retorno ¿Qué hacer entonces, qué? Bueno, esto ya no lo cuento pues esto y conseguir una prueba para llevar al mundo civilizado, es el meollo de esta aventura.

En este caso ha sido más mi interés por el libro, porque la novela me gustara, por leer el que se considera uno de los precursores del genero de los dinosaurios, el que ha conseguido mantener mi atención hasta el final.

Un poco decepcionada por esta experiencia, mi nota no puede ser muy elevada.

Os adjunto un trailer de la película que se rodó sobre esta historia en 1998. Se hizo una anterior en 1925, muda, pero no he encontrado el trailer; únicamente la peli completa y me parece excesivo. Otras películas y series televisivas han llevado esta historia a la pantalla, a la grande y a la chica. Está claro que no todo el mundo piensa como yo por lo que no me atrevo ni a recomendarla ni a desaconsejarla. Os lo dejo a vuestro libre albedrío.

Imagen de previsualización de YouTube

.

logocompra

También puede interesarte...

9 respuestas a “RESEÑA: El mundo perdido, de Arthur Conan Doyle”

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Un eminente zoólogo pero bastante polémico por sostener hipótesis algo fantásticas y extravagantes y sostenerlas de manera violenta y encarnizada, comunica al mundo su conocimiento de la existencia de una zona del planeta……

  2. Ale dice:

    me alegro que tu si seas sincera y le des esos dos antifaces. Me aseguraré de leerlo hasta el final (todavía tengo pendientes otras obras de él).
    un beso,
    Ale.

  3. Ascen dice:

    ¡Uff! Ale, lo cierto es que me supuso una tremenda decepción :(

  4. teresa dice:

    cuales serian los temas de la obra

  5. [...] a punto de darle esta calificación a El Mundo Perdido, de Arthur Conan Doyle, más que nada por la decepción que supuso para mí pues esperaba mucho de [...]

  6. Daniel dice:

    Siento mucho que te haya decepcionado, este fue uno de mis primeros clásicos del genero de aventuras, muy cercano en su estilo tanto a las novelas de Julio Verne, como a las de Henry Rider Haggard. Tendrías, no sé, situarte en la época en que fue escrita (1912), todavía podía creerse en lugares fantásticos como el imaginado por Conan Doyle, con sus monstruos prehistóricos (premisa que inspiró clásicos como KING KONG), o donde habrían vestigios de civilizaciones perdidas, como las que Haggard soñó en LAS MINAS DEL REY SALOMON, o cualquiera de las aventuras del cazador blanco de África, Allan Quatermain (especie de proto-Indiana Jones)

  7. Sandra Fernández dice:

    Me encantó la historia y la forma de contarla. No me canso de recomendar este libro. Ahora también está en formato audio, 1 hora y 47 minutos para dejar volar la imaginación. Os lo recomiendo!

    http://audioteka.es/el-mundo-perdido,audiolibro.html

    Un saludo!!

  8. Ascen dice:

    Tengo que probar los audiolibros, he oído que están muy bien y son cómodos.
    Un saludo, Sandra

  9. jesùs dice:

    Que les parece, lo del mundo perdido no es tan perdido, la realidad es mejor a lo descripto en el libro, aunque paresca mentira.
    Por el momento se tiene informacion de una serie de animales prehistoricos vivos, lo que no se tiene es el dinero para demostrarlo, se requiere de personas con espiritu cientifico aventurero y dinero.
    Como ejemplo se tiene : el Plesiosaurio, pterodactilos, aimara, pies grande.