RSS
Entradas
Comentarios

La hija de Trinidad, William Prochnau

La hija de Trinidad, William Prochnau

La novela está ambientada al final de la guerra fría. La URSS no puede seguir el ritmo de la carrera armamentística que los EEUU marcan, así que decide hacer un “reset” lanzando una ataque nuclear sobre territorio norteamericano.  Millones de personas mueren, ciudades enteras quedan arrasadas, y el caos y la destrucción se da por doquier.

El premier soviético llama a su homólogo y le dice que no ha tenido otra opción, ya que el status quo era económicamente insostenible, y le presenta tres opciones de respuesta. La primera es que no haga nada y asuma las pérdidas, aunque sabe que esta opción no es viable. La segunda es que devuelva el golpe a la unión soviética del mismo modo, equilibrando la balanza de muertos y pérdidas. El mismo número de ciudades y de víctimas sería aceptable, y la URSS no respondería, ya que lo asumiría como un mal necesario para obtener la paz verdadera. La tercera opción sería la guerra nuclear total, pero entonces la URSS respondería del mismo modo, y la vida en el planeta desaparecería. Le toca mover ficha a los EEUU.

El libro se desarrolla en dos escenarios diferentes. Por una lado, tenemos la conversaciones entre los políticos de ambas potencias previas al ataque, y el caos posterior. Aparte de las bombas nucleares, un pulso electromagnético ha averiado las comunicaciones, por lo que la descoordinación militar es terrible. En un momento dado hay dos presidentes de los EEUU en activo, ya que se cree que el primero ha muerto y se pasa el mando a uno de los sucesores. Mientras uno está en un búnker con las comunicaciones limitadas, otro está en el Air Force One intentando coordinar el ataque de respuesta.

El otro escenario se da en el interior de un solitario bombardero B-52. Al poco de despegar para hacer algunas maniobras, su base es bombardeada, y el territorio crecano asolado. Sin comunicaciones posible, y algo dañado por el ataque, el comandante decide poner en práctica la orden ejecutiva programada para estos casos, y poner ruta hacia Moscú, a dejar caer su mortífera carga en el corazón de la Unión Soviética.

Me ha costado bastante terminar el libro. Se me ha hecho un poco largo, lento y pesado. No lo recordaré como uno de mis favoritos, la verdad…

También puede interesarte...

3 respuestas a “RESEÑA: La hija de Trinidad, de William Prochnau”

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: La novela está ambientada al final de la guerra fría. La URSS no puede seguir el ritmo de la carrera armamentística que los EEUU marcan, así que decide hacer un “reset” lanzando una ataque nuclear sobre territorio nor……

  2. Korvec dice:

    Hacía tiempo que no veía una reseña con tan poca nota. Eso debe significar que es un “ladrillo” de cuidado y eso que el argumento me parece como mínimo original, aunque tampoco es el tipo de lectura que a priori me llame.

    Un saludote

  3. César dice:

    Pues sí Korvec, el argumento no está mal. Sin embargo no se si ha sido el modo en que está escrito o qué, pero se me ha hecho muy largo, y no me apetecía nada ponerme a leer. Cuando eso me pasa, sé que el libro es malo (subjetivamente hablando), aunque no sepa encontrarle un pero concreto.