RSS
Entradas
Comentarios

Conan el Usurpador, Robert E. Howard.

Conan el Usurpador, Robert E. Howard.

Bueno, sin duda el Conan literario no es lo mío. Me ha gustado algo más que el otro libro que leí de Howard, pero creo que aquí acabo mi experiencia cimmeria en papel. Espero eso sí, que Governator cumpla su palabra, y filme Conan Rey. Veremos si no acaba de destrozar el mito ochentero. Pero al lío, veamos que es lo que Howard nos ofrece en esta entrega. Son cuatro historias cortas. aunque relacionadas entre sí. Pueden leerse de modo independiente, pero son secuenciadas.

El tesoro de Tranicos:

El primero de los relatos nos lleva a una isla en mitad de la nada, donde un noble se esconde junto con sus soldados de una maldición que le lanzó un mago. Espera que fortificado en mitad del mar sea más difícil que la maldición se cumpla. A la isla llegarán un par de piratas, en busca del mítico misterio de Tranicos, y tendrán algunos escarceos con el Conde Velenso y con algunos nativos de la zona, los pictos. Conan aparecerá como por arte de magia en la isla, y propondrá a las tres partes hacer piña contra los pictos y buscar el tesoro para repartírselo. Sin embargo, el tesoro estará guardado por una maldición, que resulta finalmente cumplirá la ira del mago. Conan apenas puede escapar con vida, y finalmente será rescatado por un barco de Aquilonia mandado en su búsqueda. Algunos generales se han levantado contra el rey Numédides (que expulsó a Conán tiempo atrás) y buscan un líder que les dirija.

Lobos más allá de la frontera:

El siguiente relato no tiene a Conan como protagonista. El cimmerio lucha en la guerra civil de Aquilonia, liderando un bando, y los territorios del reino van tomando partido por una u otra facción. La historia nos lleva a la provincia de Thandara, en la periferia del reino. En ella, un noble se ha aliado con los pictos para, gracias a la brujería, arrasar uno de los puntos claves del bando del cimmerio y volverlo a favor de Numédides. Sin embargo, un soldado será testigo de sus ritos secretos, e informando a la guarnición, podrán prevenir el ataque de los pictos y devolver el golpe.

El fénix y la espada:

Conan ha vencido a Numédides y se ha convertido en Rey de Aquilonia. Sin embargo no todo el mundo está contento con el nuevo gobernante, y pasado un tiempo, empiezan a recordarse las cosas buenas del antiguo rey, y a olvidarse las malas. Algunos nobles descontentos empezarán a fraguar un golpe de estado, y organizarán un plan para asesinar a Conan y hacerse con el poder en Aquilonia. Finalmente Conan salvará la vida, y dará su merecido a los conjurados.

La ciudadela Escarlata:

Conan recibe una petición de ayuda de uno de los aliados que Aquilonia, y parte en su auxilio junto con cinco mil jinetes, pero al llegar allí, caerá en una emboscada. Conan será preso en una traición, y sus enemigos le encerrarán en la mazmorra de un brujo mientras cabalgan hacia Aquilonia para tomar el control en ausencia de Conan. A pesar de su cautiverio, Conan será capaz de sobreponerse, luchar contra los peligros que la mazmorra alberga, y liberar a un mago que estaba preso. El mago, un rival del brujo que les encerró, una vez recuperado su poder y en agradecimiento por la ayuda prestada, transportará a Conan a Aquilonia, justo a tiempo de desbaratar los planes de sus enemigos.