RSS
Entradas
Comentarios

Sus historias nos asustan tanto como nos atraen. Los asesinos han sido siempre un tema recurrente en la literatura. A veces seductores, a veces brutales, inteligentes, desequilibrados… Hay para todos los gustos, pero sin embargo los que más acojonan son los que están basados en personajes reales. Mientras son producto de la imaginación del escritor no pasa nada, pasamos un buen rato (o malo) leyéndolos, y luego nuestras mentes viajan a nuevas historias, pero cuando sabes que sus historias son ciertas, y que sus fechorías las han padecido realmente sus pobres víctimas, es cuando se nos queda mal cuerpo.

Pero como es sabido que la realidad supera muchas veces la ficción, algunos escritores se han basado en asesinos reales para llevarlos a sus obras y repetir entre sus páginas sus terribles y crueles actos. Hemos escogido para vosotros una selección de diez libros que cuentan o están inspirados en la historia de asesinos en la vida real. Viendo sus fotos, me viene a la mente una cita del gran Emilio Duró, que dice:

Cada uno tiene la cara que se merece y el que tiene cara de cabrón es cabrón, no hay ninguna duda, y el que tiene cara de tonto es tonto.


Libro: Celda 2455. Pabellón de la muerte
Personaje: Caryl Chessman (1921-1960)

En este curioso caso, el asesino es el propio autor de la novela, que escribió su historia en la cárcel mientras esperaba su ejecución. Chessman fue un asesino y violador estadounidense conocido como el “Bandido de la luz roja”, ya que su modus operandi era poner una luz roja en el techo de su coche para confundir a las parejas que se estaban “dando el lote” en un descampado y así poder acercarse a ellos y perpetrar su crímen. Chessman siempre defendió su inocencia, y afirmaba que el asesino era otra persona.

Libro: El silencio de los inocentes
Personaje: Jame Gumb, basado en Ed Gein (1906-1984)

Thomas Harris se inspiró en Ed Gein para crear al asesino de El silencio de los inocentes. No al famoso Hannibal Lecter, sino al asesino que persigue la agente del FBI, el apodado “Buffalo Bill”, Jame Gumb. Ambos mataban a sus víctimas y las desollaban, para posteriormente confeccionar artículos utilizando la piel como materia prima. Gumb no está sólo basado en Gein, sino que el autor escogió características de otros criminales, como Jerry Brudos, Ted Bundy o Gary Heidnick.

Libro: A sangre fría
Personaje: Perry Smith (1928-1965)

Del libro de Truman Capote hemos escogido a Smith, aunque los asesinos son dos en realidad; Perry Smith y Dick Hickock. En “A sangre fría” se narra la historia del asesinato de la familia Clutter. Dick y Perry, compañeros en la cárcel por anteriores fechorías, planean robar en casa de una familia de Kansas, en la que suponen hay gran cantidad de dinero en una caja fuerte. Tras entrar e inmovilizar a la familia, buscarán sin éxito la caja, y posteriormente ejecutarán a los cuatro miembros de la familia.

Libro: Zodiac. El asesino del zodiaco
Personaje: Arthur L. Allen (1933-1992)

La verdadera personalidad del asesino del zodiaco no se ha demostrado, pero Robert Graysmith en su libro se decanta por uno de los sospechosos más probables, Arthur Leigh Allen. No se la ha condenado porque las todas sospechas están basadas en pruebas circunstanciales. El caso continúa abierto en la actualidad. Zodiac es el típico asesino en serie ególatra que necesita reconocimiento popular y quiere medir su intelecto con la policía. Eligió el mismo su apodo, y mandó cartas a diversos periódicos con pistas sobre los asesinatos.

Libro: La condesa sangrienta
Personaje: Isabel Báthory (1560-1614)

La historia de Isabel Báthory ha sido llevada numerosas veces a la literatura y al cine. Como muestra hemos escogido la obra de Valentine Penrose, que tiene como título el apodo de la señora, “La condesa sangrienta”. Isabel fue una poderosa y rica aristócrata húngara, obsesionada con la belleza y la tortura. Realizó sádicos rituales con docenas de jóvenes de la localidad, a las que torturaba y asesinaba posteriormente en su castillo. Empezaron los rumores, y se le acusó de brujería. El proceso duró largo tiempo, y varios de sus ayudantes (mayordomos, asistentas, criadas…) fueron ajusticiados. Sin embargo Isabel, con su caracter nobiliario no podía ser ejecutada, así que se la condenó a recluirse de por vida emparedada en su habitación, donde recibía alimento por un pequeño orificio. Allí vivío cuatro años, hasta su muerte. La posterior leyenda la acercaría a la leyenda de los vampiros, e incluiría en esos rituales la ingesta de la sangre de las vírgenes, que la permitía ser eternamente joven y bella.

Libro: Jack el destripador. Cartas desde el infierno
Personaje: Jack el destripador

El personaje de Jack el Destripador ha sido llevado al pepel cientos de veces, tanto como protagonista como secundario. Hemos escogido la obra de Stewart P. Evans titulada “Cartas desde el infierno“, haciendo referencia a las postales y misivas que Jack envió a la policía instigando a detenerle, una de las cuales comenzaba “From Hell…”. La identidad de Jack nunca fue descubierta, y hay cientos de de sospechosos que pudieron encarnarle. Desde un acaudalado doctor, hasta un carnicero, un joven aristócrata, un vagabundo… incluso una mujer. Lo cierto es que a finales de 1800 hubo una serie de asesinatos en Londres firmados por una persona. Siempre eran mujeres (prostitutas), que aparecían estranguladas, degolladas y con mutilación abdominal, modus por el cual se gano el sobrenombre de “El destripador”.

Libro: Crimen en la granja
Personaje: Norman Thorne (1900-1925)

El libro de Minette Walters nos narra la historia del joven Norman Throne, un granjero londinense que vivía en compañía de sus gallinas. Mantuvo relaciones con una jóven durante un tiempo, pero ella le presionó con la idea del matrimonio, cosa que él no tenía intención alguna de realizar. La joven desapareció, y finalmente gracias al testimonio de algunos vecinos la policía fue a buscar en su granja de Thorne, donde la encontraron descuartizada enterrada bajo el corral de las gallinas.

Libro: It
Personaje: Pennywise, basado en John W. Gacy (1942-1994)

El libro de Stephen King es una novela de fantasía cuyo argumento no tiene nada que ver con la historia de nuestro asesino, pero uno de sus personajes principales, el payaso Pennywise, está basado en John Wayne Gacy, un asesino en serie estadounidense que asesino a 33 niños y jóvenes a lo largo de varios años. Gacy actuaba como payaso en fiestas y eventos infantiles, donde aprovechaba para consegur a algunas de sus víctimas.

Libro: Green River, running red
Personaje: Gary Ridgway (1949-)

En la novela de Ann Rule podemos conocer la historia de Gary Ridgway, asesino confeso de 71 personas, uno de los más prolíficos de toda la historia. Educado en un ambiente sumamente estricto y con una madre dominante, desarrollo una importante misoginia que le llevó a asesinar a cuantas prostitutas pudiera, en parte por un deseo de “limpieza” espiritual, y en parte por un enfermizo comportamiento sexual. Tras el juicio, actualmente cumple cadena perpetua en prisión.

Libro: Psicósis
Personaje: Norman Bates, basado en Ed Gein (1906-1984)

De nuevo Ed Gein aparece en la lista, ya que sirvió de inspiración para encarnar al persona de Norman Bates, el el libro de Robert Bloch. El personaje de la novela es un obeso solitario que regenta un hotel y vive atormentado bajo el influjo de su dominante madre, cuyo cadaver conserva momificado en una de las habitaciones, y que, disfrazado de su anciana madre, asesina a las mujeres que se alojan en el hotel.

También puede interesarte...

9 respuestas a “10 asesinos reales en la literatura”

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Sus historias nos asustan tanto como nos atraen. Los asesinos han sido siempre un tema recurrente en la literatura. A veces seductores, a veces brutales, inteligentes, desequilibrados… Hay para todos los gustos, pero sin em……

  2. @scen dice:

    La cita de Emilio Duró es, cuando menos, muy interesante. Hay -o había- una ciencia que permitía distinguir a los delincuentes por sus rasgos físicos. Me parece que era la frenología o la fisiognomía, o algo así.
    Creo, no obstante, que no era una ciencia muy “exacta” y terminaron abandonándola por poco fiable. :P

  3. César dice:

    Sí, creo que era la frenología, pero vamos no hace falta medir la distancia entre la nariz y la frente con un compás. Al que tiene cara de gilipollas se le ve desde lejos…

  4. Lahierbaroja dice:

    Me declaro fan incondicional de estos compendios que hacéis, porque hay muchas historias que no conozco y que me gustaría leer y otras que he visto/leído pero que no sabía que estaban basadas en personajes reales. Una vez más, la realidad supera a la ficción.

  5. pmw dice:

    Nunca había escuchado nada sobre el libro de Chessman, muchísimas gracias por recomendarlo.

  6. jonathan dice:

    yo me quedo con In Cold Blood (A sangre fría) es la unica que lei xD

  7. Me quedo con condesa sangrienta.

  8. Es hermoso este libro

  9. sarai dice:

    Hola la verdad es un tema de locos, es un tema muy fuera de la realidad y a la vez tan veridicas, pensar que este mundo tiene vivientes con esas caracteristica.