RSS
Entradas
Comentarios

Los buenos suicidas. Toni Hill

Los buenos suicidas. Toni Hill

Nos encontramos ante una novela negra en toda regla. Unos aparentes suicidios que pueden resultar algo más, una investigación policial, sospechosos, suspense, un inspector cuarentón, separado, algo atormentado, con problemas dentro del cuerpo… , en fin, elementos suficientes para una buena novela de este tipo.

Narrada en tercera persona, la acción está dividida en dos tramas, con dos investigaciones paralelas, una principal y otra secundaria. Ambas se desarrollan en una fría Barcelona de principios de año, inmersa en plena crisis económica.

Por un lado tenemos la investigación principal, a cargo del inspector Héctor Salgado, de dos aparentes suicidios, pero que poco a poco irá desembocando en algo más oscuro y complejo de lo que a simple vista pueda parecer. Sara, una mujer solitaria e introvertida, que trabajaba como secretaria en una empresa de cosméticos, se ha tirado a las vías del metro. El desarrollo de la investigación relacionará esta suicidio con otro suceso acaecido cuatro meses antes y en el que también estuvo involucrado un empleado de la misma compañía: Su director financiero se había suicidado después de matar a su mujer y a la hija de ambos, de catorce meses. Entre los empleados de la empresa aparecerán un grupo de sospechosos, entre los que no solamente puede estar el culpable de las muertes, sino también la siguiente víctima.

Por otro nos encontraremos con la investigación que está llevando a cabo su anterior ayudante, la oficial de policía Leire Castro, de baja prematura por maternidad, sobre la desaparición de Ruth Valldaura, la ex esposa del inspector, quien se marchó de casa hace medio año para disfrutar de un tranquilo fin de semana y que desde ese momento no se sabe nada de ella.

Enigmas bien construidos, desarrollo interesante, y un buen desenlace, aunque quizás algo precipitado, es lo que nos vamos a encontrar en esta novela con finales dispares para cada uno de los enigmas, uno queda resuelto y el otro totalmente abierto, lo que deja la puerta abierta a una nueva novela que lo desarrolle más profundamente.

Los personajes, bien desarrollados y definidos, irán presentándose ante el lector a medida que van apareciendo los diferentes escenarios donde se desarrolla la acción, mostrándole poco a poco un buen retrato de su perfil psicológico.

Una novela que seguro gustará tanto a los amantes del género como al público en general. Por mi parte, intentaré leer el primer título de la serie de este inspector, El verano de los juguetes rotos, ya que me ha dejado buen sabor de boca.

.

Sobre el autor:

Toni Hill Gumbao, nació en Barcelona en el año 1966. Desde hace más de diez años se dedica a la traducción literaria y a la colaboración editorial en distintos ámbitos. Su primer libro, «El verano de los juguetes muertos», se publicó en el 2011 y se convirtió rápidamente en un auténtico best-seller, traduciéndose a diecisiete idiomas. Un año más tarde publicaría su segundo libro, «Los buenos suicidas», que, como su ópera prima, tiene como protagonista al inspector de los Mossos d’Esquadra Héctor Salgado.

logocompra