RSS
Entradas
Comentarios

Ensayo sobre la lucidez

(Ver Leyendo-Ficha técnica)

Unas elecciones al ayuntamiento de la ciudad capital, sorprenden por el poco interés que despiertan entre los electores. Pocos, tarde y con resultado inesperado: una gran parte de la población ha votado en blanco.

El gobierno, enfadado, propone repetir estas elecciones, confiando en que ahora se imponga el buen criterio ciudadano y se vote “como Dios manda”.

Contra todo pronóstico el suceso se repite, aunque con alguna variación: Ahora vota muchísima gente, enormes colas de electores en espera de que el colegio electoral abra y… el voto en blanco que supera el 80 %.

Decir que el gobierno se enfada es decir poco. Está irritadísimo, muy “cabreado”, con ganas de encontrar alguien a quien dirigir toda su furia. Creo que realmente lo que les pasa es que están muy asustados: El pueblo parece que sigue sus propias directrices.

Tienen que controlarlo pero no es fácil, nada parece funcionar y no saben como actuar. Poco a poco todos los ministros, el jefe de gobierno y el presidente van perdiendo los papeles y toman todo tipo de decisiones estrafalarias, desde infiltrar espías entre la gente, hasta declarar el estado de sitio, pasando por mensajes institucionales en los medios de comunicación criminalizando a todos aquellos que votaron en blanco.

Sin ningún tipo de resultado la situación se va agravando, se intenta provocar al pueblo para poder justificar la actuación gubernamental, pero el pueblo no responde como ellos quieren.

En el estilo único y particular de Saramago, encontramos una nueva reflexión que nos conecta, a través de los protagonistas, con su Ensayo sobre la ceguera, pretendiendo ser una continuación de este o quizá una segunda parte, una segunda reflexión.

En el Ensayo sobre la lucidez, al igual que en el de la ceguera, los personajes no tienen nombre, ni las ciudades, ni los países. Un breve comentario nos indica que pudiera ser Portugal y de esta manera podríamos identificar su capital, su presidente y sus ministros, pero el autor se encarga de decirnos que “no es Portugal”. Pensé que esta práctica recurso podría ser para que cualquiera pudiera identificarse con estos personajes y estos lugares, pero ahora pienso que quizá es para evitar problemas de censura o demandas civiles o penales.

Una reflexión sobre el actual sistema democrático imperante en la mayoría de los países occidentales y el pánico que, con una revolución pacífica de desobediencia civil y resistencia pasiva, pueden ocasionar los ciudadanos en sus todopoderosos, preponderantes, supremos y prepotentes gobernantes demócratas, que a veces olvidan que lo son.

No me ha resultado tan interesante como el Ensayo sobre la ceguera, ni mucho menos. Es una crítica feroz contra los políticos de toda clase y color, muy adecuada a los tiempos “indignados” que corren, aunque este libro sea bastante anterior al movimiento 15 M, pero me ha parecido que tiene un aire muy derrotista y desalentador. En el ensayo sobre la ceguera nos advierte del peligro que podemos suponer para nosotros mismos, pero también deja espacio para la esperanza. Aquí no.

logocompra

También puede interesarte...

2 respuestas a “RESEÑA: Ensayo sobre la lucidez, de José Saramago”

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: (Ver Leyendo-Ficha técnica) Unas elecciones al ayuntamiento de la ciudad capital, sorprenden por el poco interés que despiertan entre los electores. Pocos, tarde y con resultado inesperado: una gran parte de la población h……

  2. Ale dice:

    aquí estamos por elegir presidente, y gobernador el proximo 1ero de Julio. No estoy de humor para estas lecturas (ya quiero que sea 2 de Julio y que toda esta pesadilla haya terminado)
    así que lo dejo para mejor ocasión.
    Un beso,
    Ale.