RSS
Entradas
Comentarios

Egidio

(Ver Leyendo-Ficha técnica)

El cuento nos narra la historia de un granjero de una época remota sin definir, quizá el medievo, en el Pequeño Reino, que luego formaría parte del Reino Unido.

Un ogro gigantesco, pero un poco tonto, llega al pueblo de Egidio, Ham, en la región central de Bretaña. Por pura casualidad, Egidio le dispara y el ogro se va, aunque piensa que le ha picado algún bicho en la nariz, ya que mucho daño, lo que se dice mucho, no le hace.

El pueblo lo celebra como si Egidio fuese un héroe y él, como no podía ser de otra forma, se viene arriba. Su fama llega a oídos del rey, que decide nombrarle caballero.

Por otro lado, el ogro ha llegado en su caminar hasta el lugar donde habitan los dragones y les cuenta una historia fantástica acerca de la cantidad de comida que hay en Ham, que sólo hay que cogerla según paseas.

Uno de ellos decide probar suerte, ya que el alimento escasea por sus lares. Una vez en Ham, la población aterrorizada pide ayuda a Egidio, pero claro, él no contaba con tener que repetir su hazaña.

Poco más os puedo contar, porque es muy pequeñito. Es un cuento entretenido, pero nada más. He intentado buscar algún paralelismo, alguna similitud con sus Frodo o Bilbo, algunos de los personajes sencillos que Tolkien convirtió en héroes, pero me ha resultado más parecido al cuento del sastrecillo valiente.

Parece ser que escribió este libro antes de terminar El Señor de los Anillos, pero las musas no estaban de su lado cuando se dedicaba a pensar en las aventuras de Egidio. Supongo que pretende ser una parodia del mundo épico, medieval, de reyes y caballeros, de héroes y villanos, que en LOTR tiene un tratamiento muy diferente.

Esta historia de dragones, ogros y caballeros, tiene una vis cómica que no sé si termina de gustarme. Un perro que habla; un ogro simple y cegatón; un dragón que a veces es bueno, a veces malo; unos caballeros cobardes y unos villanos valientes… En definitiva un cuento simpático, pero sólo eso.

Le he dado 3 antifaces porque no está mal, pero he estado tentada de darle menos. Un hombre capaz de escribir El Señor de los Anillos podía haber hecho algo mejor.

Estoy un poco decepcionada con este autor. No creo que vuelva a intentarlo con ningún otro libro suyo, pues veo que terminaré por dejar de tenerlo en tan alta estima. Ni siquiera me atrevo a releer las aventuras de Frodo, por si acaso.

logocompra