RSS
Entradas
Comentarios

 la imaginacion descontrolada

(Ver Leyendo-Ficha técnica)

Aunque la protagonista de esta novela, Olivia Joules, pueda parecer que tiene un aire a Bridget Jones, sus historias no tienen nada que ver. La personalidad de Olivia me parece más simple, menos trabajada. Y no es que Bridget sea muy complicada, pero parece más real. Me resulta inevitable comparar ambos personajes, pues tienen muchos puntos en común, además de a su creadora. Ambas son británicas, treintañeras, ¿periodistas?, independientes, enamoradizas, … y ambas buscan centrar su vida, conseguir realizar sus deseos o ambiciones.

Olivia es periodista, pero no está suficientemente reconocida. Su nombre real es Rachel Pixley, huérfana desde temprana edad, vio cómo sus padres y su hermano murieron atropellados delante de ella en un paso de peatones.

Siempre relegada a cubrir informaciones sobre moda, cosméticos o cualquier noticia de este tipo, frivolidades típicas de mujeres –ya sabéis-, está deseando poder realizar el reportaje de su vida. Pero hay un problema: Su desbocada imaginación. Su fantasía y sus ganas de encontrar la noticia de su vida la ha llevado a chascos tremendos y situaciones embarazosas, por lo que sus jefes no confían en ella.

Todo esto cambiará cuando, cubriendo en Miami la presentación de un producto de belleza, se encuentra con un hombre del que sospecha que es Bin Laden disfrazado. Se trata de un guapísimo, atractivo y elegante, a la par que millonario, hombre de negocios por el que, a pesar de sus sospechas se siente fuertemente atraída y lo peor -o lo mejor- es que la atracción es recíproca. Es francés, pero ella quiere descubir cierto acento árabe. Yo no me imagino a nadie sintiendo atracción física por Bin Laden y, por la descripción que se hace de él en el libro, me lo imagino más como Omar Sharif de joven.

Pero vamos, ni disfrazándole mucho...
Pero vamos, ni disfrazándole mucho…

A pesar de que “su” Bin Laden es joven y atractivo, más bajo que el auténtico, estar rodeado de mujeres bellísimas, de beber alcohol, y otras muchas cosas que los mulsumanes nunca harían,  fijaos si es imaginativa que ella está segura de que “Se ha hecho la cirugía estética. Ha modificado radicalmente su aspecto. Es posible que se haya quitado unos centímetros de las piernas y retocado la cara”  Y lo peor es que se lo cree de verdad.

Dispuesta a dar el campanazo en su carrera, decide conseguir las pruebas para desvelar la identidad de Pierre Ferramo, el supuesto Bin Laden y quizá también, de paso, ayude a salvar el mundo de una terrible amenaza.

Mientras cubre otros reportajes sigue investigando “el suyo” y por este motivo se ve involucrada en una serie de avatares a cuál más increíble.

Hasta aquí todo va bastante bien, es una novela bastante absurda e imaginativa, pero lo peor llega cuando el MI6, los servicios secretos británicos, deciden contratar sus servicios. Aquí creo que el surrealismo se les escapa de las manos.

Entretenida, pero sin más pretensiones. Es estilo de la autora es fresco, sencillo y resulta agradable o simpático, pero los personajes me parece que están muy superficialmente tratados. La trama central no está mal, pero la trama secundaria, la historia de amor entre Olivia y Morton C., me parece muy cogida por los pelos.

Me gustó mucho más Bridget Jones, en cualquiera de sus dos novelas.

logocompra

También puede interesarte...

Una respuesta a “RESEÑA: La imaginación descontrolada de Olivia Joules, de Helen Fielding”

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com:   (Ver Leyendo-Ficha técnica) Aunque la protagonista de esta novela, Olivia Joules, pueda parecer que tiene un aire a Bridget Jones, sus historias no tienen nada que ver. La personalidad de Olivia me parece más simple, men……