RSS
Entradas
Comentarios

Los renglones torcidos de Dios. Torcuato Luca de Tena

Los renglones torcidos de Dios. Torcuato Luca de Tena

Con ese estilo tan pulcro, formal y refinado, aunque quizás algo arcaico, característico del autor, y sobre todo con una gran maestría, Torcuato Luca de Tena nos “transporta” al mundo de la psiquiatría y la salud enfermedad mental, combinándolo con suma habilidad con una trama de intriga y suspense. El resultado final es, sin lugar a dudas, una excelente novela.

Alice Gould, la protagonista principal, detective privado de profesión, una mujer de gran inteligencia y carisma, ingresa voluntariamente como paciente en un sanatorio psiquiátrico fingiendo una paranoia, con la complicidad de su marido, su médico particular, y el director del Centro, con el único objetivo de resolver el misterioso asesinato del padre de su nuevo cliente, el doctor Raimundo García del Olmo. Durante la primera parte de la novela, mientras Alice se dedica a la investigación que la ha llevado hasta ese encierro, desfilarán por nuestros ojos una gran cantidad de personajes de los llamados “episódicos”, la gran mayoría internos del Centro psiquiátrico, con sus fobias, paranoias, esquizofrenias … a los que el autor trata con sumo respeto, dignidad, e incluso con cariño. Durante esta primera parte, se irá cerniendo la duda sobre la protagonista, llegando a pensar si lo que ella cuenta es realmente verdad, o por el contrario ha sido ingresada porque sufre una grave paranoia con una personalidad imaginada y precisa tratamiento médico.

En la segunda parte, el lector se encontrará con una protagonista que obligada por las circunstancias, deja su investigación en un segundo plano, volcándose en la necesidad de demostrar que es una persona mentalmente sana. Para ello se verá obligada, entre otras cosas, a urdir una venganza contra quien la retiene allí a la fuerza.

Nos veremos envueltos en los continuos e inesperados vuelcos por los que gira la trama, que nos harán ir cambiando nuestra posición respecto al verdadero papel que juega la protagonista, manteniendo la duda hasta el mismo final. Esta circunstancia hará que su lectura se vuelva adictiva.

Una trama muy lograda, contada como ya he dicho con un refinado lenguaje, que deja un buen sabor de boca. Lectura, por tanto, totalmente recomendada desde mi punto de vista.

Ya comenté cuando comencé a leer la novela, que para documentarse sobre el tema el autor se internó en una institución psiquiátrica durante 18 largos días, conviviendo directamente con los enfermos mentales ingresados en el Centro. De esta forma ha sabido presentarnos con todo lujo de detalles lo que es la vida en un psiquiátrico, o al menos lo que era, ya que hay que tener en cuenta que la novela a cumplido ya treinta y tres largos años. Lo que es muy cierto es lo que el propio Luca de Tena dice al inicio de la dedicatoria de esta novela, «Los renglones torcidos de Dios son, en verdad, muy torcidos…”

Existe una versión cinematográfica basada en esta novela, que bajo el mismo título fue estrenada en México en el año 1983, dirigida por el ya fallecido Tulio Demicheli, protagonizada en su papel principal por Lucía Mendez, y con la actuación de Gonzalo Vega, Mónica Prado y Alejandro Camacho. En la adaptación del guión participó el propio Torcuato Luca de Tena.  

 

Fotograma de la pelicula

Fotograma de la pelicula

 Sobre el autor: 

Torcuato Luca de Tena y Brunet, nació en Madrid el 9 de junio de 1923, y fue el tercer marqués Luca de Tena. Cursó tres años de Derecho en Santiago de Chile (donde residía al ser su padre embajador de España en ese país), licenciándose en la Universidad de Madrid. Inició su vida laboral en el periodismo y siempre de manera próxima al diario ABC, periódico que había sido fundado por su abuelo, y del que su padre fue director durante varios años. Llegó a ser corresponsal en Londres, Washington, Oriente Medio y México, y ocupó la dirección del periódico durante varios años. Bajo el mandato de Franco, ejerció el cargo de Procurador de las Cortes y fue miembro del Consejo Nacional. Era uno de los llamados evolucionistas del régimen, al admitir la necesidad de realizar cambios en el futuro.

Escribió poesía, ensayos, teatro, pero posiblemente donde ganó más notoriedad fue como novelista. Su primera novela, “La otra vida del capitán Contreras”, fue publicada en el año 1953. “Edad prohibida” (1958), “La mujer de otro” (1961), “Pepa Niebla” (1970), “Los renglones torcidos de Dios” (1979), “Las tribulaciones de una chica decente” (1995), y “Mercedes, Mercedes” (1999), son algunas de las novelas que este autor escribió a lo largo de su vida. En teatro caben destacar las obras “Hay una luz sobre la cama” (1969), y “El triunfador” (1971). Su brillante y variada labor literaria le valió el ingreso en la Real Academia Española en el año 1973.

Murió en Madrid, el 1 de junio de 1999, cuando estaba a punto de cumplir 76 años de edad.

 

logocompra