RSS
Entradas
Comentarios

 

Os traemos una nueva colaboración. En este caso se trata del más joven de nuestros redactores, Diego, que se inicia reseñando en el blog El Robinson de doce años, de Madame de Beaulieu. Os dejamos que se presente, y confiamos en que le coja el gustillo a esto de bloguear, y no sea la última vez que le véis por aqui. Recibamos con un aplauso a Diego – César

———————————————————-

Tengo 12 años y ya hace varios que leo muchos más libros que cualquier compañero de mi clase (y probablemente más que todos juntos). No siempre estoy leyendo, paso mucho tiempo en otras actividades como el deporte y el «tuenti», pero cuando un libro me engancha no hay forma de pararme hasta que lo acabo.

Los que más me gustan son los de aventuras, fantásticos (la magia es mágica, cuando tenía 8 años leí la colección completa de Harry Potter) y desde que leí «Robinson Crusoe» ando como loco buscando libros de náufragos. He leído casi todos los libros de los Cinco, los Hollister, los 7 Secretos, Kika superbruja…

Título: El Robinson de doce años
Autor: Madame de Beaulieu
Título original: Le Robinson de douze ans
Traductor: José-Benito Alique
Tema: Aventuras
Editorial: José  J. de Olañeta, editor.
Colección: Los Jóvenes Bibliófilos nº 9
ISBN: 84-85354-27-2
Páginas: 237
Encuadernación:  Tapa blanda
Año de edición: 1989

Este es un libro de aventuras que trata sobre un chico llamado Félix, que con solo doce años decide ser marinero en el barco de su tío, ya que le da mucho apoyo. Como es nuevo en este oficio, su tío solo le puede poner en calidad de grumete.

Camino de su destino el barco sufre una inesperada tormenta que les hace naufragar. Gracias a la ayuda de su fiel perro, Félix consigue llegar a tierra pero la tristeza le invadió al ver que la isla estaba desierta.

Una vez superada la tristeza se puso a trabajar fabricando una casa, buscando alimentos y también cazó una cabra que para su sorpresa estaba preñada y tuvo siete cabritillos.

Paso cuatro largos años solo, sin ninguna compañía humana, en la isla, al quinto llego un bebe al que adopto y lo cuido como si fuera su propio hijo, se llamaba Tomy. Trascurrido otro año mas, pasó cerca de la isla un barco pero nuevamente una tormenta también les hico naufragar. Solo se salvo una mujer que mas adelante descubrieron que eran madre e hijo.

Si queréis descubrir como escaparon de la isla yo no os lo puedo contar tendréis que leeros el libro.

Me ha gustado puesto que a mí me gustan los libros de aventuras. Es uno de los libros que mas me ha gustado ya que me lo leí en un visto y no visto.

Diego