RSS
Entradas
Comentarios

Entrevista

Asunción Ramírez nació en Mondragón (Guipúzcoa), como ella misma dice, fruto del azar, pues desde los tres años vive en Madrid. Sus dos pasiones, las matemáticas y la literatura, han tenido que dar paso a la Ingeniería Informática, su profesión actual, elegida de manera más pragmática. Es Ingeniero Técnico Informático por la Universidad Politécnica de Madrid.  Su trayectoria profesional se ha centrado en el sector de las Tecnologías de la Información.  Actualmente trabaja como Directora Comercial de una empresa del sector, aunque quizá lo que a ella la gustaría es dedicar su tiempo a escribir. De momento, sólo “gracias” a un accidente que la mantuvo seis meses en cama, ha podido plasmar su imaginación, sus ideas, sus historias, todo aquello que la gustaría contarnos, en su primer libro “La vida no vivida”.

Asunción ha tenido la amabilidad de dedicarnos unos minutos de su tiempo para hablarnos de ella y de su novela. Aquí os dejo los frutos de esta entrevista.

EBE.- Asunción, dices que una de tus pasiones ha sido la literatura, ¿Te refieres a pasión como lectora o también te ha gustado siempre escribir?

Asunción Ramírez.- Desde jovencita la lectura ha ocupado gran parte de mi tiempo libre, convirtiéndose en una pasión. Sin embargo, la escritura, hasta ahora sólo había sido el refugio al que acudir cuando afloran esos momentos nostálgicos que a veces se adueñan de nosotros, y te da por garabatear un poema, una reflexión o un pensamiento, pero nunca nada que haya ocupado más allá de un par de páginas.

EBE.- ¿Qué autores o libros te gusta leer? ¿Tienes algún escritor de referencia, alguno que te inspire o te haya influido especialmente?

AR.- Hay autores como Isabel Allende o Ángeles Caso que siempre consiguen cautivarme, y que quizá hayan influido en el hecho de haberme decidido a relatar una historia que no tiene un desarrollo lineal. De todas formas, de vez en cuando me gusta sumergirme en la lectura de un escritor totalmente desconocido para mí. Así me sucedió por ejemplo con Markus Zusak, le tenía encasillado como escritor de novela infantil pero su dura y a la vez tierna narración de “La ladrona de libros” consiguió conmoverme.

En cuanto a la temática, con el paso de los años he ido ampliando el abanico. Inicialmente me centraba principalmente en la novela psicológica y de sentimientos, pero desde hace algún tiempo navego entre la intriga, la novela histórica y la filosófica.

EBE.- ¿Qué lectura te gustó tanto hasta el punto de querer haberla escrito tú?

AR.- ¿Qué novela me hubiera encantado escribir?, pues, hay una novela que me cautivó desde la primera página y que fui incapaz de dejar de leer hasta que no devoré el último párrafo: “La fiesta del Chivo”. Creo que la capacidad de Mario Vargas Llosa de relatar unos hechos de tanto calado histórico mezclándolos con una trama trepidante y una descripción tan extraordinaria de todos sus personajes, es digno de admiración.

EBE.- Tu primera novela publicada, “La vida no vivida”, nació de un parón en tu actividad habitual que te concedió el tiempo necesario para poder escribirla. No obstante, seis meses no es demasiado ¿Crees que escribir es una cuestión de inspiración o de disciplina?

AR.- Creo que la disciplina, por desgracia, no conlleva inspiración, si fuera así estaríamos salvados. De todas formas sí es cierto que para escribir, al menos en mi caso, lo que necesito además de la inspiración es tiempo y una atmósfera especial. Necesito que el silencio sea mi único compañero y a ser posible, que ninguna preocupación ronde por mi cabeza.

EBE.- ¿Cómo nació esta novela? ¿Tenías esbozado todo el texto, todo el argumento en tu cabeza antes de escribirla o ha ido variando la trama, la acción según ibas escribiendo?

008

AR.- El argumento de la novela rondaba por mi cabeza desde hacía mucho tiempo pero nunca me había parado a darle forma. Su escritura ha sido muy anárquica, de hecho, lo primero que escribí fue el título y a continuación el pasaje final. Tenía claro qué quería contar, pero cuando me enfrenté al papel en blanco surgieron las primeras dudas, cuestiones que jamás me había planteado: ¿la escribo en primera persona?, ¿en tercera persona?, ¿incluyo diálogos? Una vez superado este primer escollo, la novela fue surgiendo de forma espontánea y algunos de los personajes fueron apareciendo sobre la marcha, la novela los fue creando, los fue haciendo necesarios. También mi estado anímico, dependiendo de si tenía un día más o menos optimista era el que determinaba sobre qué personaje escribir.

EBE.- ¿Has escrito varios borradores antes de decidirte a darla por terminada?

AR.- Escribí una primera versión que leyeron los más allegados y con sus opiniones y sugerencias la retoqué en algunos párrafos, no muchos, porque soy bastante cabezota, y así la convertí en la versión definitiva que es la que está en mano de los lectores.

EBE.- ¿Por qué elegiste una temporalidad no lineal para tu historia? La alternancia entre dos –a veces tres- historias diferentes quizá no sea el tipo de lectura más fácil para un lector ¿Crees que escribirlo de otra manera le hubiera restado interés o emoción?

AR.- Cuando me enfrento a la lectura de una novela me encanta que capture mi atención desde el principio. Ese juego temporal obliga al lector a estar muy pendiente del desarrollo de la historia, a no perder detalle. Reconozco que hay momentos en los que puede sentirse un poco perdido, pero bajo mi punto de vista, esto no es un problema, al contrario, tener que retroceder varias páginas en la lectura para confirmar que la conclusión que has sacado es cierta te hace partícipe de la novela, te convierte en un lector activo. Creo que con la temporalidad no lineal exijo al lector una atención adicional que finalmente agradece cuando cierra la última página y ve que es capaz de armar el rompecabezas y reconstruir la historia.

EBE.- El interés, la ternura y la crudeza de la historia, el ritmo que le imprimen los capítulos cortos, un lenguaje sencillo y pulido a un tiempo, una trama bien elaborada, un texto en el que no parece haya palabras de más ni de menos… no parece propio de una Opera Prima ¿Tienes escritas más historias que aún no has podido publicar y que te hayan podido servir de rodaje para adquirir la experiencia necesaria para crear ésta?

AR.- Desde muy pequeña contar historias es algo que siempre me ha encantado, éste ha sido mi único rodaje. Recuerdo los veranos en el pueblo de “El hornillo”, el que menciono en la novela, contando a mis amigos los sueños de la noche anterior, sueños que por supuesto siempre inventaba pero que nos mantenían entretenidos durante horas. Después cuando nacieron mis hijos, inventar historias donde ellos eran los protagonistas me entretenía a mí y les entretenía a ellos, y de ahí …, he pasado a escribir “La vida no vivida” mi primera historia trasladada al papel.

EBE.- Cuando hablas de tu novela, comentas que el título lo tenías elegido desde el principio, antes incluso de empezar a escribirla. ¿Nunca ha surgido un título alternativo? ¿No has dudado después de terminarla, pensando que quizá algún otro le fuera mejor, o resultara más llamativo y comercial?

AR.- Sí, es cierto, la novela nació con el título impreso, las primeras palabras fueron: “La vida no vivida”. En ningún momento he pensado en otro título alternativo, es más, si el editor hubiera hecho alguna recomendación por ser más comercial o llamativa, ya me habría encargado yo de convencerle de lo contrario, ¡menos mal que no lo sugirió!

“La vida no vivida” lleva implícito un mensaje que para mí tiene un significado muy especial y que en estos momentos no sería prudente que lo comentara porque desvelaría la trama principal del libro.

010

EBE.- Todas las protagonistas son, o en su momento fueron, jóvenes adolescentes enfrentadas a su primer amor, a las alegrías y las desdichas que éste conlleva ¿Consideras que es un libro juvenil?

AR.- Creo que “la vida no vivida” es un libro para adultos: adultos jóvenes y adultos no tan jóvenes. La novela no es una novela para adolescentes, y es quizá su sinopsis la que pueda acercarnos a comprender por qué el público objetivo debe ser un público maduro.

De las distintas sinopsis que se han distribuido de la novela hay una con la que me siento bastante identificada, porque entre otras cosas no desvela su contenido, tan sólo lo sugiere:

“La vida no vivida” es un relato a varias voces. Una sinfonía relatada con la emoción y la conciencia con que nos marca lo autobiográfico.
Tres mujeres en busca de respuestas. Tres épocas de la historia de España: los años cincuenta, los ochenta y los primeros del siglo XXI.
Un secreto que tensa la acción y que sobrevuela la peripecia vital de sus protagonistas, entre el fracaso, la resignación y la esperanza” Cult Project.

EBE.- Las protagonistas y tú compartís algunas cosas como el gusto por las matemáticas, los estudios de informática, el respaldo familiar, la ciudad en que viven, el pueblo materno…, esto que conozcamos ¿Hay más retazos de tu vida prendidos entre las páginas del libro?

AR.- Bueno, para mí no ha sido complicado escribir la novela porque ha brotado del corazón. Tan sólo he tenido que mirar en mi interior y relatar aquello que una vez sentí o viví. Todos los personajes están salpicados con retazos de una vida vivida, y también es cierto que hay alguno que se ha adueñado de una parte de la mía.

EBE.- Dicen que los escritores escriben sobre todo para ellos mismos, que construyen su historia para disfrutar mientras la escriben, aunque luego quieran compartirla con nosotros. Una vez terminada, después de escribirla, pulirla, luchar por verla editada, una vez en manos de tus lectores ¿Qué esperas de esta novela?

AR.- Cuando empecé a escribir esta historia en ningún momento pensé en compartirla con nadie. La escribí porque necesitaba contarla y lo de desahogarme con el papel siempre ha sido para mí una buena terapia. Ahora que la he compartido con vosotros y que está en manos de los lectores, no puedo negar que estoy muy ilusionada con la aceptación que ha tenido y los comentarios de los que la han leído, me reconforta.

De la novela espero que produzca en los lectores lo mismo que le pido a una novela cuando me decido a leerla: que les entretenga, que disfruten con su lectura, que les remueva un poquito por dentro y que cuando se vaya acercando su final hagan lo que yo hago cuando una novela me cautiva, ralentizar la lectura para así conseguir alargarla un poquito más.

EBE.- ¿Cuáles son tus perspectivas? ¿Qué te gustaría que aún te aportara?

AR.- Mis perspectivas, puestos a soñar, son que la novela tenga ese “éxito” inicial que se necesita para que su distribución se extienda y pueda estar en esos lugares de referencia donde todo el mundo que busca una novela acude.

En relación a la pregunta de qué me gustaría que aún me aportara, creo que ya no le puedo pedir más, me ha aportado tranquilidad interior y me ha permitido reencontrarme con personas de distintas etapas de mi vida que me acompañaron y apoyaron con su presencia en la presentación de la novela ¡qué más puedo pedir!.

009

EBE.- ¿Te fue difícil conseguir que una editorial confiara en ti y en tu novela?

AR.- La verdad es que el proceso ha sido bastante rápido y en mi caso no ha sido complejo. Desde que me puse en contacto con las editoriales hasta que llegó el momento en el que alguna mostrara interés, tan sólo pasó un mes. Recibí varios informes de los Comités de lectura de algunas editoriales que me animaron y finalmente me decidí por la editorial Nostrum.

EBE.- ¿Qué datos nos puedes dar sobre difusión, ventas, número de ediciones…, en definitiva, sobre el éxito de “La vida no vivida”?

AR.- Hablar de éxito de momento es demasiado pronto, la presentación fue el día 28 de Octubre y la novela acaba de llegar a las librerías. En principio está en “La Casa del Libro” de las distintas provincias de España y en el caso que tenga éxito espero que se llegue a distribuir tanto en la librería pequeñita de la esquina como en las grandes superficies. Vamos a ser cautos y esperar a ver qué pasa.

EBE.- Creo que ya tienes esbozado, al menos mentalmente, el proyecto de tu segunda novela. A pesar de que sabemos que robar tiempo del día a día es complicado ¿Lo veremos, en un mañana no muy lejano, plasmado en un nuevo libro?

AR.- Me encantaría poder robar al día el tiempo de calidad que se necesita para poder escribir esa otra historia que me ronda por la cabeza y que al igual que ocurre con “La vida no vivida” va a nacer con el título puesto. Soy de naturaleza optimista, por lo que espero que ese mañana en que podamos verla no sea muy lejano.

EBE.- Háblanos de tus planes en un futuro lejano o próximo ¿Te gustaría dedicarte en exclusiva a la literatura, o prefieres que sea una actividad para alternar con tu ocupación habitual? Quizá convertirlo en una profesión haga que deje de ser un placer para transformarse en una obligación y ya no sea tan satisfactorio …

AR.- En un futuro me encantaría dedicarme de forma exclusiva a la literatura, pero claro, sin convertirlo en una profesión. Así podría seguir disfrutando del placer de escribir sin la presión que conlleva el saber que tu salario depende del éxito de tu novela.
Me temo que en este momento estoy soñando, voy a tener que despertar.

Portada2

EBE.- ¿Que crees que podrías decirnos sobre “La vida no vivida” y que no hayamos dicho para animar a su lectura, para interesar en ella a todo el que lea esta entrevista?

AR.- Pues, para animaros a su lectura os voy a invitar a que visitéis el blog de “La vida no vivida” y en la entrada “El beso” escuchéis un pasaje muy cortito de la novela narrado con la voz de ensueño de Esperanza Ramírez.

http://asuncionramirez.blogspot.com/

EBE.- Te agradecemos, Asunción, el tiempo que nos has dedicado para poder acercarnos un poco a ti y a tu obra.

AR.- Gracias a vosotros por brindarme la oportunidad de dar a conocer la novela y poder hablaros un poquito de mí.

.

También puede interesarte...

3 respuestas a “Entrevista a Asunción Ramírez, autora de La vida no vivida”

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Asunción Ramírez nació en Mondragón (Guipúzcoa), como ella misma dice, fruto del azar, pues desde los tres años vive en Madrid. Sus dos pasiones, las matemáticas y la literatura, han tenido que dar paso a la Ingenierí……

  2. Elisa de la Torre dice:

    Cuando anunciásteis la presentación de “La vida no vivida” me llamó la atención por el título que me pareció muy sugerente. Después de leer la entrevista, no me queda ninguna duda, voy a leerlo. De momento me gusta su autora, parece una mujer directa y clara, me ha caído bien. Cuando lo termine ya os contaré qué me ha parecido.
    Aprovecho para deciros que me encanta vuestro blog.

  3. César dice:

    ¡Gracias Elisa!. Un saludo, y visítanos a menudo…