RSS
Entradas
Comentarios

La danza del cementerio

(Ver Leyendo-Ficha Técnica)

Un periodista y su mujer, William Smithback y Nora Kelly, están celebrando su primer aniversario cuando, mientras ella baja momentáneamente a la calle, alguien entra y mata al marido. Todos oyen el jaleo y los vecinos, que salen a la escalera ven perfectamente al asesino, un vecino del inmueble. Las cámaras de seguridad del edificio lo han grabado. Parece que este crimen va a tener una fácil resolución, si no fuera porque la policía comprueba que ya lleva un tiempo asesinado. Entonces, ¿qué ocurre? Se le ha realizado la autopsia y su hermana ha identificado el cadáver. No hay duda: estaba muerto en el momento del crimen.

Fácil: ¡Era un zombi!. O eso cree al menos todo el mundo.

Al llegar a este punto no me lo podía creer ¿otro libro de zombis?. La verdad es que me desinflé un poquito, pero al continuar leyendo, vi que este zombi no era de los que ahora están tan de moda. No era un zombi contagiado en una epidemia ni por el mordisco de otro zombi. En este caso, el muerto viviente procedía de otra fuente: el Vudú.

Sí, el Vudú (o Voodoo) se cuela entre las páginas del libro. El teniente Vincent D’Agosta, encargado de la investigación, se niega a creerlo pero el agente especial Pendergast, que colabora con él, no lo tiene tan claro. Él se ha criado en Nueva Orleans y su tutor, monsieur Berin, es un experto en Vudú y en religiones africanas, por lo que desde niño está familiarizado con el tema.

En plena investigación se repiten los asesinatos cometidos por zombis. Todas las pistas conducen a una sociedad secreta que vive en una comunidad al norte de Manhattan, una zona aislada y de difícil acceso, en un viejo templo abandonado, un edificio tétrico.

casa terror2

Esta secta, de rituales algo salvajes, es sospechosa de realizar prácticas Vudú.

La original trama cuenta con el aliciente añadido de los e curiosos ritos Voodoo y Obeah (religión de rituales muy parecidos a los Voodoo), muy bien explicados y detallados. Y con los zombis que te puedes encontrar en el mismísimo corazón de Manhattan. También se agradece que estos zombis sean algo diferentes a los que tan de moda se han puesto. Lo digo por aquello de variar, vaya.

zombi

Los capítulos son cortos, lo que imprime una gran velocidad al relato que no deja que la intensidad decaiga. La trama se va complicando poco a poco, aunque sin llegar a que pierdas el hilo de la acción. No tiene paja: ni una palabra de más, ni de menos. Todo lo que ocurre tiene relación con las historia.

Los dos personajes investigadores, Pendergast y D’Agosta, hacen un tandem perfecto. El primero es elegante, metódico, con recursos intelectuales y financieros, vive en un piso caro, con chofer, tiene contactos en los sitios más peregrinos… No parece que tenga novia o esposa. O novio o esposo. Un hombre un “pelín” extravagante. Me recordaba, salvando las distancias, a Sherlock Holmes.

El segundo no tiene nada que ver con el Dr. Watson, compañero pasivo de Holmes. Es impetuoso, nervioso, apasionado y de convicciones firmes. Este apasionamiento y esta entrega a su trabajo, le han jugado más de una mala pasada tiempo atrás, pero lo compensa con su abnegada disposición. Da la sensación de que vive para su trabajo. Sabe que Pendergast le supera en conocimientos, inteligencia y valía y, aunque no siempre comparte sus opiniones, le respeta.

Decididamente me parece un libro totalmente recomendable a los lectores de este género. Mi puntuación sería de 4,5 antifaces, pero redondeo a la baja para poder dejarme el 5 a nuevas historias de este agente especial que pienso seguir leyendo.

Os dejo un enlace a la página oficial de estos dos simpáticos escritores: http://www.prestonchild.com/

También puede interesarte...

7 respuestas a “RESEÑA: La danza del cementerio, de Douglas Preston y Lincoln Child”

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Un periodista y su mujer, William Smithback y a Nora Kelly, están celebrando su primer aniversario cuando, mientras ella baja momentáneamente a la calle, alguien entra y mata al marido. Todos oyen el jaleo y los vecinos, qu……

  2. Mientrasleo dice:

    Me enganché no tengo claro el motivo a los libros de Pendergast hace tiempo y, aún hoy, los sigo comprando religiosamente. Algún vicio secreto tenía que tener.

  3. Bookworm dice:

    Pues me alegro de que te lo hayas pasado tan bien con el libro. Aunque no todos son igual de buenos, no te voy a engañar, seguro que disfrutas con el resto de aventuras de Pendergast. Ya te veo convertida en “fan” como Mientrasleo y yo ¡je,je!
    Un abrazo

  4. Deigar dice:

    Pues pinta muy bien, yo tengo muchas ganas de leer a estos dos autores aunque preferiría comenzar por el principio, ¿o independientemente también es posible?

    Buena reseña.

  5. @scen dice:

    Espero seguir leyendo las historias de este personaje,Mientrasleo, me ha gustado mucho. Es candidato a que yo también me enganche con sus novelas.
    Un saludo.

  6. @scen dice:

    Supongo que debo empezar por los primeros, que seguro que son los mejores Bookworm. Así comienza la fama de algunos personajes, a través de buenos libros.
    Besos.

  7. @scen dice:

    Creo es es mejor empezar por el principio, Deigar. Yo empecé por este pero, según me dicen quienes han leído más libros de estos autores, te pierdes bastantes e interesantes detalles que salen en libros anteriores.
    Un saludo.