RSS
Entradas
Comentarios

Ladrón de novias

(Ver Leyendo-Ficha técnica) 

La acción se desarrolla en los primeros años del siglo XIX, en la Inglaterra previctoriana. Las mujeres han venido a este mundo para casarse lo mejor posible, ser buenas amas de casa, adorno de sus maridos y entretenimiento lúdico-musical en las reuniones de sociedad. Y para cultivar las mejores y más preciosas rosas.

Pero este no es el caso de Samantha Briggeham. Sammie es la mayor de tres hermanas, (también tiene un hermano pequeño), ella no es como las demás muchachas. Sus hermanas, jóvenes y bellas, ya se han casado, han hecho buenas bodas organizadas por su madre, Cordelia Briggehan. Pero Sammie, a sus 26 años, ha abandonado la esperanza de casarse. Es una muchacha poco agraciada, con un fuerte carácter, interesada por la ciencia, no le interesan los cotilleos de sociedad, ni está dispuesta a casarse con un hombre al que no ame. Sin embargo está muy interesada en los experimentos que ella y su hermano llevan a cabo en su “laboratorio”.

No obstante, el deber de una buena madre es encontrar el mejor partido para que su hija haga una buena boda. Empeñada, a pesar de la dificultad que esto entraña, en casar a su hija mayor como sea y lo mejor que pueda, concierta un matrimonio para Samantha. Ya está todo organizado.

Con lo que no cuentan los padres es con la determinación y la inteligencia de Sammie, que la hace ir al encuentro del novio, para tener una charla con él, en la que se muestra tal y como es, por lo que éste, asustado, decide cancelar la boda.

Sin tener conocimiento de esta última circunstancia, el Ladrón de Novias decide rescatar a la novia de una boda no deseada.

El ladrón de novias es una especie de caballero andante, un superhéroe al estilo de la época que, escondiendo su personalidad tras un disfraz, se encarga de secuestrar a las jóvenes sometidas a este tormento, embarcarlas hacia un país lejano y proporcionarles los recursos económicos suficientes para emprender una nueva vida. Es una especie de promesa que se ha hecho a sí mismo, acosado por un gran sentimiento de culpa al no haber sido capaz de salvar a su querida hermana de un matrimonio horrible, infernal, que fue concertado por su padre por motivos meramente económicos y de posición social.

Pero en el caso de Samantha todo sale mal. Después de una intervención espectacular, queda totalmente desconcertado al comprobar su error. Ella, con carácter suficiente para resolver sus propios problemas, ha resuelto de manera airosa la situación. Este hombre, que corre un gran riesgo en sus intervenciones, buscado por la justicia, acusado de secuestros y amenazado con la horca. Tiene que devolver a la joven de nuevo a su hogar, con lo que el riesgo se multiplica.

Pero este encuentro no deja indiferentes a ninguno de los dos. Ella verá en el ladrón de novias al ideal de hombre, valiente, justo, bueno… y él quedará prendado por la fortaleza de su carácter y su inteligencia. Confundido por los sentimientos que Sammie le provoca, se acercará a ella bajo su otra personalidad, la real, la del joven conde de Wesley, uno de los hombres más importantes y más ricos de la comarca.

Una historia típicamente romántica, muy tierna, con alguna pincelada de humor, en la que los personajes se te hacen simpáticos, los quieres y llegas a disfrutar con su romance, con sus peripecias y con su final feliz (como toda novela rosa que se precie).

Los dos personajes principales me resultaron un poco extraños para la época. Él es un hombre de la alta sociedad defensor de los derechos de las mujeres, en particular el de elegir su propio destino; ella, una mujer interesada en la ciencia, con los conocimientos necesarios para inventar o crear cosas como una crema para la artritis, y con nociones de astronomía suficientes para entablar conversaciones sobre constelaciones y, lo que es más sorprendente, discernir sobre la calidad de los distintos telescopios, según sus fabricantes.

Pero supongo que era una licencia necesaria para que la novela tuviera sentido, y debo decir que es una historia muy bonita, que me hizo leerla de corrido e incluso, al acabarla, volver sus páginas para releer ciertos pasajes.

Al que le guste la novela romántica, le gustara este libro y yo lo recomiendo encarecidamente. Entiéndase, no es Cumbres Borrascosas, ni Jane Eyre, ni nada parecido. No es una obra maestra de la literatura universal. Es una historia entretenida y divertida que os hará pasar un buen rato.

También puede interesarte...

7 respuestas a “RESEÑA: El ladrón de novias, de Jacquie D’Alessandro”

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: (Ver Leyendo-Ficha técnica)  La acción se desarrolla en los primeros años del siglo XIX, en la Inglaterra previctoriana. Las mujeres han venido a este mundo para casarse lo mejor posible, ser buenas amas de casa, adorno d……

  2. Laura Cid dice:

    Yo creo que paso, porque la novela romantica no me da mucho mas, y la epoca en la que esta ambientado, peor todavia xD. Un besito

  3. @scen dice:

    Lo sé, Laura. Hay quien sólo de pensar en los trajes que llevaban, le echan para atrás los libros o películas ambientados en aquella época.
    Pero es que a mí me gusta el romanticismo y, ambientado en aquella época, parece todo más romántico aún.
    Un beso.

  4. Ale dice:

    oye, pues debe estar muy bueno pues le has dado 4 antifaces. Estaré al tanto por si lo veo en algún lado.
    Un beso,
    Ale.

  5. @scen dice:

    Bueno, Ale, es una novela romántica al uso, pero es que yo soy muy romántica y me gustan estas historias.
    Eso sí, no esperes una obra maestra de la literatura.
    Un besote.

  6. anastasia dice:

    Me costo empezar a leerlo pero ahora estoy enganchada. Tiene una retirada erotica a “Cincuenta sombras de Grey” pero de la epoca. Ideal para evadirse despues del trabajo o en la piscina. Besos

  7. Ascen dice:

    Celebro que te guste, anastasia