RSS
Entradas
Comentarios

La tierra de las cuevas pintadas

(Ver Leyendo-Ficha Técnica)

La protagonista de esta saga, Ayla, está plenamente integrada en su nuevo hogar, la Novena Caverna. Su Zelandoni (autoridad espiritual de la Caverna), la Primera Entre Quienes Sirven a la Madre, la ha tomado bajo su protección como acólita, para enseñarla a ser una Zelandoni. Sus dotes y conocimientos como curandera, aprendidas de Iza, su madre adoptiva neardental, y las enseñanzas de la Primera, auguran un gran porvenir como dirigente espiritual de su pueblo.

Para completar sus enseñanzas deberá consumar la llamada Gira de la Donier, en la que visitará todos los lugares sagrados, Las Cuevas Pintadas, lugares en los que las voces de los miembros de la Zelandonia, entonando las canciones sagradas, resuenan de manera especial. En esos lugares los Antiguos pintaron las cuevas, casi siempre animales, pero también humanos, o símbolos, o huellas. Todas las pinturas representan algo, aunque no siempre se sepa qué.

cuevas 3

En su recorrido, acompañada siempre por su pareja, Jondalar, su hija, Jonayla y, por supuesto por sus animales, encontrará y vivirá las aventuras a las que nos tiene habituados.

Por último, y antes de recibir la Llamada de la Madre, deberá pasar un año entero, en este caso ella sola, observando y anotando los movimientos diarios de la Luna y el Sol, el lugar de su salida y su puesta en el cielo, equinoccios, solsticios…etc. Esto la ocupará mucho tiempo y hará que su relación con Jondalar se resienta “un poco”, pero si añadimos, algún error de actuación y otros tantos malentendidos, ese “poco” se convertirá en graves problemas.

Detalle de la bóveda de Altamira

Detalle de la bóveda de Altamira

Un libro muy ameno, en el que podemos conocer un poco más de nuestra prehistoria. Los seis libros de esta colección tienen temática común y siguen un esquema parecido. En sus páginas volvemos a encontrarnos con una descripción detallada de la vida del Hombre de Cromagnon, de su agrupación social, de su relación con otros grupos y con su entorno, sus costumbres, diferencias e interrelación entre neardentales y cromañones, sus descubrimientos, inventos, avances, desarrollo…

¿Ayla -cromañón- y su madre Iza -neardental-?

¿Ayla -cromañón- y su madre Iza -neardental-?

Pero en cada libro, Jean M. Auel se centra en un tema. En el primero, la vida y costumbres del Hombre de Neardental a través de la adopción de una tribu de neardentales de la niña cromañón que protagoniza la historia, con los problema sociales que esto acarrea; en el segundo, la semi-domesticación de los animales, el encuentro de la pareja protagonista y la reinserción de Ayla con su verdadera gente, los cromañones; en el tercero, nos cuenta la estructura y costumbres de una sociedad cromañón, sus peculiaridades y la caza grupal. Ayla aprende a convivir con los suyos; en la cuarta, un libro de viaje, nos va mostrando a lo largo del camino distintas sociedades del hombre cromañón y sus similitudes y sus radicales diferencias; en la quinta, por fin, Ayla se asienta, se incorpora a su definitiva tribu y se inicia en su formación mística, afianzando, al mismo tiempo, sus conocimientos médicos, nos cuenta como se estructura el grupo, como es la vida en las cavernas, sus normas, las profesiones, como se relacionan con otros grupos similares…

En este libro, el sexto, además de explicarnos cómo se forma un líder espiritual, un curandero, nos cuenta con detalle como son las pinturas rupestres y su posible significado. Quizá con demasiado detalle.

cuevas 2

Lo que menos me ha gustado de este libro ha sido precisamente esta parte, la de las cuevas. Después de leer detenidamente como es la primera cueva, sus pasadizos, recovecos, sus pinturas, los diferentes trazos, las representaciones de animales, personas y otros símbolos, y su relevancia mística para las tribus prehistóricas…, la segunda ya no me impresiona tanto. La tercera se me hizo un poco aburrida y a partir de ahí, las siguientes descripciones las he leído en diagonal.

Este -para mí- abuso y exceso de descripciones lo encontré también en el cuarto libro, “Las Llanuras del Tránsito”, en el que, entre episodio y aventura, te detallaba todos los parajes por los que iban pasando. Con todo lujo de detalle. Pues eso, que cuando ya llevaba tres o cuatro, me cansaban y lo leía más deprisa, para llegar cuanto antes a lo interesante.

pinturas

Pero de lo que no me canso es de los personajes de Auel, creados todos con gran habilidad. Buenos, malos, tontos, listos… todos están tan bien elaborados, la vida diaria de cada uno tan bien contada, tan interesantes los detalles, tan curiosas sus costumbres, que parece que te encuentres conviviendo entre ellos. Ya sé que tiene mucho de ficción, ya sé que nuestra protagonista parece una superheroína que todo lo sabe y todo lo puede y todo lo inventa, pero ¿Qué podemos esperar?. A lo largo de la vida de un personaje, nos tiene que –o quiere- contar cosas que realmente ocurrieron durante miles de años. ¿Fantasía? Pues sí, ¡Faltaría más! . Para conocer con detalle la vida de los cavernícolas, hay que echarle bastante imaginación, pues no nos han dejado demasiados datos escritos: si acaso algunos dibujados.

Y además me encanta la historia romántica entre los dos protagonistas, Ayla y Jondalar, que espero que no acabe nunca. Por cierto, no descartaría yo una continuación… la puerta ha quedado entreabierta.

cuevas

Aunque los libros son mucho mejores que la película (que yo sepa la única que se ha hecho hasta ahora sobre estos libros), esta también está muy bien, o quizá debería decir sólo que a mí me gustó. Os dejo un vídeo de cómo empezó la historia…

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=NkJm4U2GSGg[/youtube]