RSS
Entradas
Comentarios

Este pasado fin de semana he hecho una escapada relámpago a la costa valenciana, y dando una vuelta por el paseo marítimo me he topado con una interesante propuesta. Se trata de Biblioplayas, una forma de acercar la lectura en este tiempo veraniego.

En este caso, es una caseta de libros de las típicas que nos encontramos por mercadillos, ferias, e incluso en este mismo paseo en otras ocasiones, cargada de libros infantiles, cuentos, novelas de consumo, best-sellers, libros nuevos y libros viejos, donde puedes adquirir lectura a buen precio si es que no te has llevado nada para leer es tus vacaciones.

La particularidad es que al adquirir los libros, accedes a una modalidad de «préstamo» gratuito por un día. Eliges el libro, lo pagas (los precios oscilan entre uno y quince euros, aproximadamente), te lo llevas, y puedes devolverlo a lo largo del día, con lo que te devolverán el importe del libro. Si decides no devolverlo, los libreros se quedan con tu «fianza», que es el importe íntegro del libro.

A pesar de no servirte para leer un libro entero en un día (a no ser que seáis muy compulsivos), es de mucha utilidad para «catarlos». Compro uno, leo cincuenta o cien páginas. Si me gusta me lo quedo y sigo leyendo, y si no lo devuelvo, me reintegran el dinero y compro otro. También vale para cogerle a los niños un cuento o un libro corto, para tenerlos entretenidos un día. Eso sí, hay que devolverlos en perfecto estado, que si no te los cobran.

Yo no hice uso del servicio, porque como buen amante de la lectura, siempre llevo en mi maleta un par de novelas, aunque sea nada más que para dos días. De hecho, desde que tengo mi Papyre, llevo siempre conmigo un arsenal completo de lectura…

¿Y a vosotros?. ¿Qué os parece la propuesta de Biblioplayas?…