RSS
Entradas
Comentarios

Una humilde propuesta

(Ver Leyendo-Ficha Técnica)

Esta obra es tan breve, que no he tardado ni siquiera una hora en leerla, lo que ocurre es que he tenido que esperar mi turno en el blog para subir la reseña.  ;)

Con una irónica carta, intensamente satírica, de enérgica crítica social, Jonathan Swift pretende dar un fuerte vapuleo a la sociedad de su época.

El prólogo, tan interesante como el libro, esta escrito por el propio traductor del libro, Federico Villalobos y en él se nos presenta el marco histórico y social en el que se escribió el libro. Imprescindible para comprender la narración de Swift.

En Irlanda, los protestantes eran una minoría, pero ocupaban los estamentos más poderosos de la sociedad. Eran –por decreto del gobierno de Inglaterra- dueños de todas las tierras de Irlanda, pero muy pocos vivían allí. En el siglo XVIII, en medio de una crisis económica más dramática que la actual, producida por la primera “burbuja” financiera de la historia, el fraude de la Compañía de los Mares del Sur, Irlanda sólo podía subsistir de una agricultura pobre y poco desarrollada. Los católicos irlandeses trabajaban estas tierras, pero el poco dinero que producían era, en su mayor parte enviado a Inglaterra, por lo que Irlanda se empobrecía más y más y los campesinos se morían literalmente de hambre. Los más afortunados consiguieron emigrar a América.

A pesar de llegar a ser Dean de la Iglesia Anglicana en Irlanda, Jonathan Swift se sentía desterrado en este país. Eso no le impidió denunciar el abuso de poder que los ingleses ejercían sobre los irlandeses, a quienes lanzaba amargas arengas por no ser capaces de tomar las riendas de su vida para evitar el dominio inglés.

Durante muchos años había presentado propuestas y consejos para solucionar los problemas de sus compatriotas y, harto, frustrado y dolido, finalmente escribió este librito, que no deja de ser un panfleto subversivo.

En él, con su afilada e irónica pluma, Jonathan Swift presenta la solución definitiva a la crisis de su país: Los hijos de los pobres deben servir de alimentos de los ricos. Esto es una fantástica solución, pues, además de ser un plato exquisito, por el que pagarían una buena cantidad chelines los más adinerados, dejarían de costarle al Estado, el dinero que se gasta en mal alimentarlos y en harapos.

También se limpiaría la ciudad de molestos mendigos, al tiempo que se eliminaba un gran numero de individuos católicos, con la consiguiente tranquilidad que esto reportaría para los protestantes al dejar de ser una mayoría inquietante.

En un proyecto perfectamente estudiado, el autor propone una especie de granja de niños. Al igual que ocurre con otros animales destinados al consumo humano, debería reservarse una parte para la reproducción y al resto se le cebaría para mayor degustación de su carne.

A su vez, las familias pobres estarían contentas con esta solución, ya que ganarían un dinero al vender a sus hijos en el mercado, a los que a su vez, cuidarían más y mejor, para poder sacar mayor beneficio.

Una frase de este libro me ha parecido el dardo más envenenado de todos los que se lanzan en este libro:

“Por supuesto, este manjar resultará bastante caro, y por eso mismo, muy apropiado para los terratenientes, quienes, dado que han devorado ya a la mayoría de los madres, parecen tener más derecho que nadie a los hijos.”

La fama que a este autor le ha dado sus Viajes de Gulliver, hace que eclipse cualquier otra obra que haya podido escribir. Una humilde propuesta, no obstante, no tiene nada que ver con Gulliver, a pesar de que la crítica social, más o menos velada (más bien menos), aparece en ambos textos.

A pesar de que me ha gustado mucho, tengo que decir que el precio que he pagado por él me ha parecido abusivo: 11 €, después de realizado el descuento correspondiente a La Feria del Libro. Su precio original eran 12 €

No voy a decir tanto como que ha sido un robo, pero es un librito muy pequeño, al que, si le descontamos el prólogo, nos quedan apenas 20 páginas para leer (y muy pequeñitas). Le calculo no más de 5000 palabras. Muy interesante el libro, sí, pero ¡tan breve!

Cierto que la encuadernación, a pesar de ser en rústica, es de buena calidad, hojas de bastante gramaje y con ilustraciones muy elaboradas, de un famoso y a su vez controvertido ilustrador gráfico. Por cierto, ilustraciones que no muestro en esta entrada pues me han parecido muy desagradables. Supongo que esa era la intención.

Parece ser que Ediciones Traspiés tenía una oferta en esta colección, de tal manera que si te comprabas 3 ejemplares sólo te cobraba 2. Creo que ese ha sido mi error: He comprado sólo 1 y me ha tocado pagar 1 y ½.

En definitiva, os recomiendo la lectura del libro, pero creo que quizá otra edición menos “lujosa”, más baratita, un ebook, o algo así, sería más recomendable. Haberlas, haylas, como la que tiene la Casa del Libro, por ejemplo, y que podéis ver si pincháis en el enlace bajo esta entrada.

Aunque esto es una opinión personal e intransferible.

También puede interesarte...

6 respuestas a “RESEÑA: Una humilde propuesta, de Jonathan Swift”

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: (Ver Leyendo-Ficha Técnica) Esta obra es tan breve, que no he tardado ni siquiera una hora en leerla, lo que ocurre es que he tenido que esperar mi turno en el blog para subir la reseña.  Con una irónica carta, intensamen……

  2. Ale dice:

    ¡que interesante! como dices en tu reseña, la fama de los viajes de Guliver habían hecho que yo no conociera de este otro libro. Me pondré a ver si lo encuentro para leerlo :D ¡gracias por la recomendación Ascen! y si tiene 4 antifaces tiene que ser bueno.
    Un beso,
    Ale.

  3. @scen dice:

    Es, cuando menos, curioso, Ale. Espero que te guste.

  4. Vagamundos dice:

    Buena reseña, pero….
    Si recomiendas a tus lectores que descarguen los libros de internet, aunque sea legalmente, ¿de qué vamos a vivir los editores? Y lo que es peor ¿Quien rescatará obras como “Una humilde propuesta”?
    De otro bibliófilo.

  5. César dice:

    Vagamundos, ¿acaso los editores no editan los ebooks?.

  6. Dani dice:

    jajajja