RSS
Entradas
Comentarios

Michel Houellebecq. Premio Goncourt 2010.

Como ya os habíamos adelantado hace unos días, hoy se ha fallado el premio Goncourt 2010 y el ganador ha sido el polémico escritor Michel Houellebecq y la obra, su novela “La carte et le territoire (El mapa y el territorio)”.

Parece ser que era un claro favorito que se ha visto confirmado por las votaciones de los miembros de la academia, ya que ha ganado por siete votos contra dos. Como el premio se otorga a una novela publicada el año anterior al de la concesión del galardón, el gran público ya conocía la historia y la consideraba de gran calidad y con grandes posibilidades.

Michel Houellebecq, ingeniero agrónomo e informático de formación, cuyo verdadero nombre es Michel Tomas, nació el 26 de Febrero de 1958. Criado por su abuela paterna (de quien adoptó el apellido para su faceta de escritor), no tuvo unos padres demasiado atentos con él, lo que le afectó de manera que se refleja en sus escritos.

Polifacético y prolífico, Michel Houellebecq, ha explorado otras ramas artísticas además de la novela, como la poesía o el ensayo, la canción, la dirección películas de cortometraje o la publicación de escritos periodísticos en calidad de columnista. Este escritor en uno de los de mayor proyección internacional y más populares de Francia, que no quiere decir de los más queridos, pues las pasiones que levanta son encontradas.

Acusado de misógino, decadente y reaccionario, sus declaraciones han levantado ampollas en muchas ocasiones, como cuando arremetió contra el movimiento popular de Mayo del 68 o cuando opinó que “los judíos son más inteligentes y más interesantes que la media” de los hombres, o cuando dijo que el Islam era “la religión más idiota del mundo”, con lo que consiguió ser denunciado por varias agrupaciones islámicas y de derechos humanos por “injuria racial” e “incitación al odio religioso”. Absuelto de todos los cargos por ser lícitas las opiniones contrarias a la religión en un estado laico como el francés, sin embargo le supuso un empuje en la venta de libros.

Michel Houellebecq

Michel Houellebecq

“L’enfant terrible” de la literatura francesa ha sido finalista del Goncourt en dos ocasiones, por sus novelas “Las partículas elementales” – galardonada con el Prix Novembre- y “La posibilidad de una isla”, ambas de gran calidad literaria y que le han supuesto el reconocimiento internacional, pero que también fueron la causa de los más encendidos debates entre partidarios y detractores.

Actualmente es el autor vivo más traducido de Francia y en sus obras encuentran cabida las reflexiones sobre el arte contemporáneo, el turismo sexual, las compañías aéreas de bajo coste, la clonación o la asexualidad.

Otras obras suyas son, de narrativa, “Ampliación del campo de batalla”, “Lanzarote” y “Plataforma”, y de poesía “La piel”, “La ciudad”, “El sentido del combate”, “Renacimiento”, “Poesías”, y “La búsqueda de la felicidad”.

Tiene también dos recopilaciones de artículos periodísticos, “El mundo como supermercado” e “Intervenciones 2”, y una biografía de HP Lovecraft: “H.P. Lovecraft. Contra el mundo, contra la vida”.

Igualmente ha publicado algún ensayo y un libro con los correos electrónicos intercambiados con Bernard-Henri Lévy.

Se ha declarado como “profundamente contento”, por haber recibido este premio, que hace que se interesen por los libros quienes no lo hacen normalmente.

Actualmente vive en España, en el Cabo de Gata (Almería).

El mapa y el territorio

El mapa y el territorio

En cuanto a esta novela, no se ha librado de la polémica y también se ha visto salpicada por el escándalo, al haber sido acusado de plagio ya que, nada más ver la luz, algunos críticos le acusaron de haber copiado algunos pasajes –casi literalmente- de la Wikipedia, a pesar de lo cual está considerada por casi todos, como la mejor obra de este escritor, que ya lleva bastante tiempo entre los libros más leídos en Francia y ha vendido más de 200.000 copias en dos meses.

“La carte et le territoire” es una apasionante novela de ficción, de humor oscuro y despiadada con ciertas posturas de la Francia contemporánea. Tiene un tono menos desesperado que el de algunas novelas anteriores suyas, y su factura es más clásica y la primera en no escandalizar a nadie por su contenido. Es un relato variopinto donde intervienen, a modo de cameos, muchos personajes reales, incluido el propio autor, con su nombre real.

La acción se sitúa en un futuro próximo, el año 2015, y nos cuenta la vida de un fotógrafo y pintor francés, Jed Martin, solitario, cínico y no siempre demasiado afable, que se hace famoso por fotografiar los mapas de Michelín y que se enamora de una ejecutiva de la delegación rusa de Michelín. El protagonista conoce al propio Houellebecq durante un viaje a Irlanda, y le pide que le escriba un texto para el catálogo de una exposición de su obra, pues quiere que este trabajo lo haga un “autor famoso, mundialmente famoso”. A cambio se ofrece para pintarle un retrato. Unos meses más tarde, Houellebecq es horriblemente asesinado.  La historia se convierte aquí en un thriller psicológico y se adentra por sendas autobiográficas.

Totalmente irreverente consigo mismo, no sólo se “hace” asesinar brutalmente en la novela, sino que, además, en la descripción que hace de él mismo, de su personalidad, deja mucho que desear como persona.

 

También puede interesarte...

5 respuestas a “MICHEL HOUELLEBECQ, Premio Goncourt 2010”

  1. Eva dice:

    He lçíedo por ahí, además de aquí, que es un poco raro el personaje. Bueno, no creo que lo lea, aunque nunca se sabe.

  2. @scen dice:

    Pues yo no lo sé. Buscarlo expresamente quizá no lo haga, pero si cae en mis manos seguramente que me pueda la curiosidad por la polémica.

  3. Ale dice:

    aún no leo nada suyo…no estoy segura de si quiero hacerlo o no. Lo que si, ha sido interesante conocerlo (ni había leído sobre él ni sobre sus opiniones que lo han metido en problemas)
    un beso,
    Ale

  4. @scen dice:

    Un tipo extraño este hombre, Ale. Yo tampoco sé si me gustará leerlo, pero, como le digo a Eva, siento curiosidad.
    Besos.

  5. Javier dice:

    Me alegro que por fin le hayan dado el premio de las letras francesas, hace años que se lo merece.Pertenece a los francotiradores de la literatura y solo quedan cuatro en el mundo (Ian, Paul y Haruki) y no solo tiene mis respetos sino que le debo horas magnificas de risas y sorpresas. Nada es previsible en sus obras.
    Felicidades Michael, no le debes nada a nadie y menos a la France conservadora. Duro y a la yugular