RSS
Entradas
Comentarios

BIBLIOBULIMÍCA’S BLOG

Bibliobulimica's blog

Hoy, en este espacio inter-blogs, le toca el turno a Ale, una de nuestras primeras amigas blogueras, y a su blog, el lazo que nos une a través del océano atlántico, pues Ale escribe desde México y hace ya casi dos años que compartimos experiencias lectoras.

¿Qué puedo deciros de esta querida internauta?  Ella misma se define como una lectora compulsiva y se compara a Firmin, el personaje de Sam Savage, de quien ha tomado prestada la idea para el nombre del blog. Hemos querido incluir a ambos en la imagen que encabeza esta entrada, donde podéis ver a los dos enfrascados en la lectura de sendos libros.

Aunque no tengo el gusto de conocerla personalmente, yo definiría a Ale como una persona inteligente, cariñosa y divertida que siempre tiene una palabra amable y una sonrisa para todos. Su blog, Bibliobulimica’s blog, es de lo más simpático y variado. Encontramos principalmente reseñas de libros, de todo tipo, de todas las materias, siempre con ese estilo personal que hace que te intereses por todo lo que lleva hasta sus páginas, pero también nos cuenta cosas de su día a día, de su numerosa y asombrosa familia  (de la que se muestra amante y orgullosa), de sus actividades (incansable ella, no sólo se ocupa de sus hijos, sino que le queda tiempo para leer, estudiar y colaborar en tareas de lo más diversas), o simpáticas anécdotas, curiosidades y además, noticias e historias de su país, que gracias a ella conocemos un poco mejor. Siempre que te paseas por las páginas de su blog, vuelves con una sonrisa. Incluso cuando lee libros dramáticos, sobre graves problemas sociales o historias tristes, sabe extraer una nota positiva de la experiencia.

Cuando naveguéis por su blog y leáis sus entradas, notaréis, o al menos a mi me lo parece, que Ale es una escritora en potencia, pues su estilo es pulido, claro y elegante. Todas sus entradas están muy cuidadas, con fotos e imágenes sobre el tema del que habla, incluso en algunas ocasiones, también las acompaña de música o vídeos que complementan sus relatos. Cualquier día nos sorprende con su primera novela, de la que desde ahora mismo nos pedimos un ejemplar –dedicado por la autora, por supuesto-.

Siempre atenta, a pesar de lo muy atareada que anda, ha querido atender nuestra petición de colaboración y nos ha mandado una reseña en primicia, un libro que ha leído y reseñado especialmente para los lectores del Bibliófilo Enmascarado. Ale trae hasta este rincón la historia de una heroína de su país, Leona Vicario, una mujer valiente que luchó por la independencia de México. Os dejo con ella. Seguro que luego os apetece visitar su blog. Como ya hemos dicho anteriormente, los que aquí mostramos, no sólo son blogs amigos, son también blogs cuidadosamente escogidos.

 

LEONA, de Celia del Palacio. Editorial Suma de Letras 

Leona, de Celia del Palacio¿Quién era Leona? El título sólo tiene esta palabra. Pero se refiere a una mujer que en el siglo XIX, luchó por la Independencia Mexicana. Bautizada como María de la Soledad Leona Camila Vicario Fernández de San Salvador y Montiel, nació en el seno de una familia acomodada y no sólo aprendió lo que era usual en las damas de su tiempo (rezar, bordar, tocar el piano) sino además, amor por la literatura, historia y arte. Le gustaban especialmente la política, filosofía y ciencias. Su padre era español y su madre criolla.

A los 18 años quedó huérfana, y bajo la tutela de su tío Don Agustín Pomposo Fernández de San Salvador que era abogado. Con él trabajaba un jóven yucateco del que Leona se enamoró: Andrés de Quintana Roo. Andrés pide la mano de Leona, pero el tío la niega argumentando que no podría darle la vida a la que estaba acostumbrada.

Leona, a pesar de vivir bien, veía que sus connacionales sufrían situaciones desventajosas y estaba a favor de la independencia. Su casa se vuelve centro de correos clandestinos y comienza a vender partes de sus bienes para mandar dinero a los insurgentes. Leona tomó los nombres de sus personajes literarios favoritos para aplicarlos a los conspiradores y es quien le pone sus seudónimos a Morelos, Hidalgo, López Rayón y otros líderes insurgentes para disfrazar los correos. Sus acciones la llevan a huir cuando es descubierto un correo clandestino, y sus bienes son confiscados. Se encuentra con Andrés en Oaxaca y se casan (y así agrega a su ya larguísimo nombre “de Quintana Roo”).Leona Vicario

En 1813 se forma el Supremo Congreso del que Andrés es presidente; huyen al ser perseguidos por el ejército realista y Leona da a luz a su primera hija en un monte mientras siguen luchando y huyendo hasta la consumación de la Independencia.

Fue una mujer valiente, que luchó por aquello que creía justo y se impuso incluso a su marido cuando creyó que sus principios no eran firmes. Inclusodurante la guerra fue apresada y a pesar de que conocía la fama de torturadores de sus apresores, no dio los nombres de sus cómplices. Fue más valiente ahí que muchos otros que cayeron en sus manos.

La casa de Leona es hoy el Museo de Santo Domingo en la ciudad de México. Desde 1925 sus restos descansan en la Columna de la Independencia y desde 1945 su nombre está con letras de oro en el Palacio Legislativo de San Lázaro, sede del Congreso de la Unión. Andrés murió después que ella y uno de los estados más bellos de México lleva su nombre, Quintana Roo, cuya ciudad Cancún es conocida en el extranjero por sus bellísmas playas.

El libro te mete en la época al describir perfectamente sus costumbres, y aunque es histórico en ningún momento se hace aburrido. Yo disfruté muchísimo conociendo un poco más de la vida de esta mujer, y las aportaciones que hizo a mi país.