RSS
Entradas
Comentarios

La Galaxia en llamas, de Ben Counter

La Galaxia en llamas, de Ben Counter

Ante todo quiero decir, que me va a ser muy difícil (visto lo visto) poder hacer reseñas del resto de los libros de la saga, sin hacer algo de spoiler, así que, para todo aquel que me lea, quiero avisar que,  aunque intentaré ocultar detalles clave, me va a ser inevitable hacer algo de spoiler.

Antes de entrar en materia, me gustaría comentar con mucho agrado y tal como dije en «Falsos Dioses» que no se nota el cambio de autor. Sigue manteniendo la misma línea. Poco trabada y muy, muy conspiratoria. Aparte de ciencia ficción (marines espaciales modificados genéticamente, telita), encontramos una trama por detrás bastante importante. Cada uno actúa por motivos personales, pero que tienen un mismo fin: devolver a la humanidad el líder que necesita. ¿Y qué mejor líder para una sociedad basada en el belicismo que el mismísimo Señor de la Guerra?

En general es una historia, que tal y como hacen los libros anteriores, te engancha de principio a fin, dejándote con ganas de leer más al final de cada capítulo… incluso al final de cada párrafo sientes la tentación de acabarte el libro de una sola tirada.

La historia nos vuelve a situar en la legión de los Hijos de Horus. Ahora, al parecer, Horus quiere acabar con algunos herejes que van quedando atrás, en los planetas sometidos al Imperio de la Humanidad.

Esta vez (ya que no es la primera que tienen que acabar con traidores), algo «raro» parece ocurrir, ya que varias legiones se han concentrado para la tarea. A saber: Los Hijos de Horus, los Hijos del Emperador, Los devoradores de mundos, y La Guardia de la Muerte (Horus, Fulgrim, Angron y Mortarion. Sus primarcas respectivamente). Algunos de los grandes capitanes de los Hijos de Horus y de Los Hijos del Emperador, ven esto bastante raro. Una legión de marines espaciales es casi imposible detener, ¿qué necesidad hay de utilizar las 4?

Sin embargo Horus tiene algo preparado para ellos. El Señor de la Guerra quiere acabar de un plumazo con todos los capitanes y soldados que sabe que no se unirán a él en su intento de rebelión, y bombardear el planeta con todos los leales al Emperador.

Pero todavía queda esperanza para los fieles al Emperador, pues Saúl Tarvitz, miembro de Los Hijos del Emperador, ha conseguido darse cuenta antes de que el terrible acto de traición ocurra, y viaja al planeta para avisar a sus hermanos del bombardeo que puede convertir Istvaan en un genocidio de Marines Espaciales.

Horus mueve ficha. La herejía se extiende, y parece que algunos de sus hermanos primarcas apoyan el movimiento del Señor de la Guerra. ¿Está la galaxia condenada a arder a manos del antaño paladín de la Luz Imperial?