RSS
Entradas
Comentarios

Muerte en La Fenice, de Donna Leon

Muerte en La Fenice, de Donna Leon

 (Ver Leyendo-Ficha técnica)

Una historia muy interesante que realmente me he leído en tres ratos, pues la acción me impedía apartar los ojos de sus páginas. Solamente otras obligaciones veraniegas (playa, excursiones, dormir…) me hacían dejar la lectura.

Como os dije, esta es la primera aventura del comisario Brunetti. Un importante director de orquesta muere envenenado por cianuro en el descanso de una representación de la Traviatta. Es encontrado sentado en un sillón de su camerino con una taza de café a medio tomar.

Una doctora que estaba en la sala acude al llamamiento del director del teatro (“¿Hay algún médico en la sala?”) y tras un breve vistazo, toma de pulso y percepción del olor a almendras dulces en el aire, recomienda llamar a la policía.

Aquí es donde entra en acción nuestro comisario. Un hombre sereno, tranquilo, perspicaz y amable pero enérgico. Tiene una memoria extraordinaria, de hecho nunca anota nada en su libreta de policía. La suele abrir en los interrogatorios como parte de la puesta en escena: El interrogado se sabe observado atentamente, cree que todo quedará anotado, todas sus palabras y hasta el más mínimo gesto y además cuando la cierra, está mandando al susodicho el mensaje de “fin del interrogatorio”. Realmente no escribe casi nada. Alguna dirección, nombre o algún dibujito. Muy teatral.

Su superior, Il Cavalieri Patta, como en casi todas las novelas de detectives de este estilo, es un poco ridículo, prepotente, ineficaz y patoso. Sólo le interesa la política, quedar bien con sus superiores y con la prensa, echar la culpa de los fracasos a los demás y apuntarse él los logros.

Pero Brunetti tiene una paciencia infinita con él. Algo irónica, pues el nivel del intelecto de su jefe se lo permite, pero paciencia al fin y al cabo. No le importa que los méritos se los lleve Patta, pues a él lo que le importa es resolver los casos, no el reconocimiento popular.

En la resolución de este mediático caso, Brunetti es presionado por Patta hasta la saciedad, pero nuestro detective le deja hacer y decir y sigue su ritmo de resolución que luego se demuestra que es el bueno. En una ocasión le amenaza con retirarle de la investigación y Brunetti mismo le propone un par de nombres para su sustituto. Incluso le ofrece que coja él mismo las riendas pues seguro que lo hace mejor. Evidentemente Patta tiene que desdecirse pues era nada más que un farol. Sabe que Brunetti es el mejor.

Me ha gustado como transcurre la acción, como aparecen sospechosos por doquier, tan sospechosos como improbables. Cómo la acción se va liando y liando, y cómo, poco a poco, Brunetti la desenreda.

No me esperaba el final, aunque debo decir a mi favor que un par de detalles, de indicios, que pretendía la autora que pasaran desapercibidos, que sólo los colocaba ahí para luego retomarlos a la hora de resolver el caso, me resultaron un punto sospechosos, extraños. Por algo soy experta lectora de novelas de detectives (que no experta detective).

Sólo hubo un detalle que no me gustó y no forma parte de la acción de la novela. Es un párrafo que incluye la autora y que me ofendió un “poquito” y que os explico a continuación.

Uno de los personajes, es una mujer italiana divorciada de un importante empresario español. En su investigación exhaustiva de todos y cada uno de los sospechosos (y sospechosos son todos), Brunetti descubre que el marido la pegaba y añade el siguiente párrafo:

No le dejó hasta que tuvieron que llevarla al hospital a consecuencia de una paliza. Incluso en España, hay gente que no transige con eso” (página 233)

¿Cómo que INCLUSO en España?. Como en cualquier país, en España se cometen delitos, pero eso no quiere decir que se transija con ellos. Me parece insultante, doloroso y frívolo ese comentario. Doloroso para tantas mujeres españolas que sufren es su persona este delito y un insulto para todos los que, “incluso en España”, no transigimos con él. Está enviando un mensaje diametralmente erróneo y terrible.

De todas maneras es una muy buena novela, que se merece, desde mi punto de vista, cuatro antifaces y medio. Y no le voy a bajar la nota por este comentario, aunque debería.

 

 

También puede interesarte...

5 respuestas a “RESEÑA: Muerte en La Fenice, de Donna León”

  1. Kozmicbooks dice:

    Pasaba por aquí y veo que además del gusto por leer compartimos tema de Wrodpress.com

    ¡Felicidades por el blog!

  2. Eva dice:

    Yo no he leído nada del inspector Brunetti, pero veo que tú vas a repetir. Será por algo y habrá que tenerlo en cuenta. Soñaremos mañana de nuevo Ascen?

  3. @scen dice:

    No sé yo, Eva. Eso quisiéramos, pero demasiada felicidad me parece. No creo que pudieramos soportarlo.
    :D

  4. Ale dice:

    Ascen:
    me encanta que sigas en rebeldía y pongas medios antifaces ;) jajaja. Me tomo en cuenta autora y libro.
    Un beso,
    Ale.

  5. @scen dice:

    ¡Ay! Ale, ya me lo decía mi madre desde que yo era pequeña. Y es que soy una cabezota (aunque al final termino cediendo).
    Un beso. :D