RSS
Entradas
Comentarios

Asesinos sin rostro. Henning Mankell

Asesinos sin rostro. Henning Mankell

(Ver ficha técnica)

Publicada por primera vez en el año 1991, se trata de la primera novela de una serie de once –hasta el momento-, que tienen como protagonista al Inspector de policía Kurt Wallander, un personaje de ficción creado por el novelista sueco Henning Mankell con el que ha cosechado grandes éxitos.

En “Asesinos sin rostro”, el autor, además de conducirnos por la trama principal de la novela, nos va presentando la figura de este detective. Un personaje bastante creíble, quizá porque nos muestra sus debilidades y defectos sin tapujos, y eso le hace bastante cercano al lector. Está atravesando por una etapa de su vida bastante complicada, su mujer le acaba de dejar, la relación con su única hija no se puede decir que sea precisamente fluida, y además, su padre está empezando a mostrar los primeros signos inequívocos de una decadencia senil. Todo esto le está empezando a pasar factura. Lleva una vida algo desequilibrada, se alimenta mal, bebe más de la cuenta, sufre trastornos de sueño, está ganando peso…, en fin que no se trata ni mucho menos de un superhombre, o de un “poli duro” al estilo Clint Eastwood interpretando al detective Harry en sus diferentes facetas (el sucio, el fuerte y el ejecutor). Pero, claro está, también tiene sus virtudes, como cualquier humano, y a lo largo de la lectura las iremos descubriendo.

Ahora, además de a sus problemas personales, tendrá que hacer frente a una investigación de doble asesinato. Una pareja de ancianos ha sido asesinada en su granja de una forma cruel. El marido ha muerto tras ser brutalmente torturado, pero la mujer, que ha sido estrangulada, consigue antes de morir decir a uno de los policías encargados del caso la palabra “extranjero”. Esta será la única pista con la que contará el detective Wallander y su equipo para iniciar la investigación. Como en toda novela negra que se precie irán apareciendo pistas por aquí y por allá que poco a poco irán dando forma a la historia, aunque no todas impliquen un avance en la investigación, incluso en algunos casos llegarán a suponer un retroceso (supongo que así será también en cualquier investigación policial de verdad).

En esta obra Henning Mankell aborda también el problema de la inmigración ilegal y la xenofobia, jugando ambos un papel muy importante a lo largo de toda la novela. Los prejuicios raciales latentes en la zona desencadenarán una ola de violencia fuera de lo normal, a la que nuestro detective deberá enfrentarse con sumo cuidado para no caldear aún más los ánimos de una irascible comunidad.

En definitiva, una estupenda novela del género policiaco, de lectura ágil y rápida, muy descriptiva y directa, que atrapará al lector desde sus primeras páginas. Si eres amante del género no puedes perdértela.

  • Henning Mankell nació el 3 de febrero de 1948 en Estocolmo, Suecia. En su adolescencia dejó los estudios y se trasladó a Francia donde se ganó la vida desempeñando diversos oficios. De regreso a Suecia acudió a la escuela teatral de Skara, y comenzó a trabajar en el teatro de Estocolmo dirigiendo y actuando. Sería a principios de los años 70 cuando escribiría sus primeras piezas teatrales llegando a convertirse en uno de los dramaturgos más populares de su país. Pero la fama internacional le llegará gracias a las novelas policíacas protagonizadas por el inspector Kurt Wallander, que han tenido una gran acogida entre el público, llegando a ser traducidas a treinta y siete idiomas, y de las que se han hecho adaptaciones tanto para el cine como para la televisión. Estas obras destacan no sólo por su contenido policíaco y de intriga sino porque además ponen de manifiesto determinados problemas sociales, como la inmigración, el paro, o la inseguridad ciudadana. Actualmente divide su tiempo entre Suecia y Mozambique, donde dirige el teatro nacional Avenida de Maputo.