RSS
Entradas
Comentarios

Javier Reverte, Premio Fernando Lara de novela 2010

El escritor y periodista Javier Reverte, ha ganado la 15 edición del Premio de Novela Fernando Lara con la novela “Barrio Cero”. El fallo del galardón se dio a conocer durante una cena en el Real Alcázar de Sevilla.

Nuevamente un escritor de renombre consigue este galardón tan importante de las letras españolas. Autor y novela se presentaron bajo seudónimos: La novela como “Cerro Misericordia” y el autor con el nombre de Ulises.

Convocado por la Fundación José Manuel Lara y por Editorial Planeta, el jurado ha estado compuesto por Ángeles Caso, Fernando Delgado, Antonio Prieto, Ana María Ruiz-Tagle y Carlos Pujol. En esta edición se ha presentado 227 novelas, de las que casi la mitad eran de España.

Javier Reverte, es sobre todo y primero un gran periodista que lleva consigo un gran bagage de 30 años de buen hacer periodístico. Como escritor ha realizado desde guiones para radio y televisión, hasta libros de poemas o novelas y se ha convertido en uno de los mejores escritores de libros de viajes, como “La aventura de viajar. Historias de viajes extraordinarios”, “ La Trilogía de África” o “La Trilogía de Centroamérica”. Otras obras importantes de este escritor madrileño son “Muerte a destiempo” “La noche detenida”, o “Venga a nosotros tu reino” .

Es este caso, la obra ganadora del premio Fernando Lara, es una novela de carácter social, inspirada en un hecho real, en el que una madre quemó al violador de su hija. La obra, que el escritor ha intentado presentar desde el punto de vista de una mujer, retrata a otra madre, en este caso a una que mata al hombre que le vende a su hijo las drogas, cuando ve que éste cae en ese mundo destructivo sin retorno. La necesidad de venganza, de su justicia particular, hace que el personaje se revista de una violencia extrema.

La protagonista una “madre coraje”, es una mujer humilde y luchadora, una gitana nacida en un pueblo de Extremadura, de clase social baja, infancia dura y matrimonio más duro aún, una mujer que a pesar de los muchos, grandes y duros problemas que la rodean, no se amilana y lucha a brazo partido con la vida. Es una mujer como tantas otras que estemos acostumbrados a ver o podamos conocer. Su realidad es una realidad cotidiana, sus inquietudes y sus contradicciones son las de cualquier ser humano y su dolor bien pudiera ser el nuestro. Esto hace que seamos capaces de sumergirnos en los problemas de esta madre y podamos meternos en su piel.

El autor intenta indagar, o mejor dicho, nos invita a que indaguemos, a través de sus páginas, sobre este sentimiento común entre los humanos que nos pide, nos exige y a la vez nos reviste del derecho a exigir venganza. Lo que en principio nos parece un acto de justicia y que es reconocido así por todos, de manera tal que la protagonista se convierte en la heroína de su barrio, cuando llega el momento del juicio, ella misma se enfrenta el dilema de enfrentar la naturaleza humana, los sentimientos que hacen que clamemos venganza y la justifiquemos como un hecho justo y razonable, con la justicia más racional, con la de las leyes que nos rigen a todos.

No es una novela que tenga un final resolutivo, Ni bueno, ni malo. Es una historia que nos plantea preguntas, nos presenta problemas y hace que nos impliquemos en el debate de los mismos, buscando una respuesta satisfactoria al menos para nosotros mismos.

También puede interesarte...

3 respuestas a “JAVIER REVERTE, Premio Fernando Lara de novela 2010”

  1. Alicia dice:

    Me parece muy interesante el tema que trata esta novela; el de la venganza. La venganza es justa para el que se venga, pero creo que sería tremendo que nos permitieran vengarnos a todos. Entraríamos en un círculo de matanzas que acabarían con la raza humana antes que cualquier agujero de ozono o calentamiento global. Yo me vengo del que ha matado a uno de los míos, pero la familia del muerto clamará venganza sobre mí. ¿Dónde acabaría todo eso?
    Reconozco que el tema de la venganza es llamativo y a todos nos provoca un sentimiento especial, eso de decir: “si me hacen eso, yo lo mato”. Lo pensamos y lo decimos aunque, afortunadamente, casi nadie lo hace. ¿Tenemos derecho a matar a alguien que ha matado a uno de los nuestros?, ¿Sabemos, acaso, si el nuestro ha hecho algo antes que invite al otro a vengarse?
    En cualquier caso, como he dicho antes, me parece un tema apasionante.
    Un saludo.

  2. @scen dice:

    Sabemos que nuestra vara de medir varía en función de qué o a quién midamos: Yo sí tengo derecho a la venganza. Yo soy justa. Yo hago lo que tengo que hacer. Yo NECESITO satisfacer una ofensa inmensa.
    Pero a su vez, mis acciones, aquellas que puedan ofender a los demás, siempre tienen alguna justificación que atenúa mi culpa.
    Afortunadamente hemos establecido un sistema de justicia externo a nuestros sentimiento e igual para todos.
    Siempre y cuando, el que juzgue no tenga ninguna implicación emocional con el hecho o los causantes, claro, que de todo hay en la viña del Señor.
    Un beso.

  3. Ale dice:

    Ascen:
    ¡que interesante el dilema moral que propone la trama! ¿qué madre no siente que haría todo en su poder para proteger/defender/cuidar a un hijo? ¿qué otra pesadilla tenemos los padres que nuestros hijos mueran primero que nosotros?
    Yo amo a mis hijos, espero que me entierren a mí; y sin duda, si algo les sucediera y el culpable estuviera a mi alcance, Dios tendría que detenerme para no matarlos. Mi fe me dice que tengo que perdonar, justo como espero que me perdonen a mí. Pero ¿podría detenerme…? no lo se, en verdad. Recuerdo una película en que Sally Field escucha por el teléfono a su hija ser violada y muerta por un jóven que entró al departamento donde vivía. Y como toda la película lo busca para matarlo….
    Un beso,
    Ale.