RSS
Entradas
Comentarios

Zoombi, Alberto Bermudez.

Zoombi, Alberto Bermudez.

He terminado de leer el libro que tenía entre manos, y lo cierto es que no me ha acabado de gustar. Pensé que me iba a reir mucho más con él, pero no le he acabado de pillar el punto. Seguramente es que mi sentido del humor es muy particular, porque otras personas que lo han leído me han dicho que se han partido a carcajadas al leerlo. Yo no, desde luego. Alguna sonrisilla al principio, pero según iba pasando el tiempo dejó de hacerme gracia.

El planteamiento de la novela parte de una buena e interesante base. El prota es un tipo bastante friki, de los que se pasan el día metido en foros sobre zombies, y tomándose la cosa medio en serio, investigando sobre el tema, conversando con otros fikis como él sobre las mejores medidas a tomar en un holocausto zombie, cuales serían las armas más adecuads, etc. Vamos un tipo rarito.

El caso es que al final la infección zombi llega, y este tipejo está preparado para hacerle frente, con su super entrenamiento ninja, y sus años de preparación. Lo primero que hace es ir a ver a su vecino, que tiene un arma (es tirador olimpico) y se la intenta cambiar por unos chorizos y una morcilla de Burgos casi entera. Es rechazado sin miramientos, a pesar de que añade una jamón a la oferta, y de que ha ensayado con anterioridad el díalogo y la negociación frente al espejo. Tras su primer contratiempo, empieza a escribir un diario para dejar legado escrito de sus hazañas, como la de ir al estanco a por tabaco de pipa (que le ayuda a ir al baño, ya que sufre de problemas intestinales), que paga rigurosamente aunque el estanco esté desierto. Que le pone siglas a sus planes maetros, como PSA (Plan de Supervivencia Avanzada), PRZP (Plan de Reconstrucción de Zonas Próximas), PAAAZ (Protocolo de Actuación Ante el Ataque de un Zombie) y similares. Vamos me esperaba encontrar un Ignatius J. Reilly de los zombies.

Así me imaginaba yo al protegonista del libro.

Así me imaginaba yo al protagonista del libro.

El problema con el que me encontré, es que el tipo, según va avanzando el libro, no es tan patético como nos lo pintaban. Realmente ha estdiado artes marciales, y le sacude algún leñazo a un zombie, los planes que va tramando, dentro de lo absurdo, le van saliendo bien. Vamos que no acaba de ser gracioso por el lado patético, ya que su comportamiento es casi el normal de un prota en un libro de zombies, quizá acompañado de un lenguaje un poco grandilocuente y un carácter un tanto particular.

Lo que pasa es que tampoco es tan convencional como para que te lo tomes en serio, por lo que no acaba de ser una cosa de humor, ni una novela de terror. Como diría el vulgo, “ni chicha ni limoná”.

Acompañando al prota tenemos unos personajes pintorescos, autodenominados “La Resistencia”, un par de porreros que estan todo el rato fumados, un matrimonio de yayos que forman un peculiar tándem “blasfemo-beata”, un policía municipal y la ex-novia del prota que le dejó por friki. Para que os hagáis una idea de los planes de La Resistencia o LR, como los bautiza el prota, sus primeras acciones son ponerse nombres de guerra (Donovan, Serpiente, Trancos, El Cid, etc), y dibujar un escudo. Pintorescos, ya os digo.

En fin, puede que me tome los zombies demasiado en serio, pero lo que me gusta de una novela apocaliptica es el ambiente opresivo, la desesperación, el terror… y no acabo de encajar bien los remedos humorísticos. Por eso no me gusto la ZSG, ni le acabé de pillar el punto a los diálogos de Apocalipsis Island. Soy más tradicional. Sin embargo, si que disfruté las pelis de Fido y Shawn of the Dead, aunque nunca pude soportar otras como La divertida noche de los muertos vivientes ni todos los subproductos de los zombies punkies esos que dicen “cereeeeeebrosss”. ¿A ver si el rarito al final voy a ser yo?.

Esto si que hubiera molado.

Esto si que hubiera molado, ¿eh?.

También puede interesarte...

12 respuestas a “RESEÑA: Zoombi, de Alberto Bermúdez”

  1. Sinsentido dice:

    Vaya, pues sí que no lo entiendo. No soy muy aficionado al tema este de los zombis, pero mirando por ahí, veo que el libro cuenta con retractores totales y adeptos incondicionales. Por lo que leo de la reseña parece que se aleja de lo “normal” dentro de las novelas de zombis. Supongo que a los que les haga reir les parecerá genial, y a los que no… Claro que eso del humor en la literatura es de los más complicado. En fin, probaré a ver si se ajusta a mi sentido del humor o no.
    saludos¡
    PD: gracias por las reseñas.

  2. Mr. Romero dice:

    A mí el libro me encantó. Supongo que es complicado acertar con el sentido del humor particular de cada lector (cómo bien apuntas). En mi caso hubo pasajes del libro en el que me partía de risa yo solito.
    Creo que es un soplo de aire fresco dentro de la temática zombi. Lo recomiendo…

    saludos

  3. Homo libris dice:

    Jejeje, pues tiene muy buena pinta, la verdad. Ya Alienor, en su blog, me “picó” un poco para volver a leer sobre temática zombi, y esa entrada vuestra la verdad es que hace que me plantee conseguir el libro. Algo de lectura ligera y divertida me vendría muy, pero que muy bien en estos momentos.

    Un abrazo.

  4. César dice:

    Sí, lo de hacer reir con un libro es MUY complicado. A mi me ha pasado en muy contadas ocasiones, eso es cierto. Es más facil crear otro tipo de emociones al escribir un libro, pero la risa es harto difícil.

  5. lolita dice:

    Pues yo también lo he leído y he de confesar que me enganchó desde el principio hasta el final. La manera en que el friki del prota se las va ingeniando para cargarse a la gran cantidad de zombis que se les vienen encima (con pocos recursos y mucha imaginación, por cierto), es de lo más ingeniosa. Y, aunque me reí a carcajadas en contadas ocasiones, la sonrisilla tonta sí que la tienes en los labios todo el libro. De lo más recomendable…

  6. @scen dice:

    Todo un equipo de seguidores de Zoombi se ha reunido aquí para rebatirte, César.

    A mí, como sabes, no me gusta demasiado el tema, mas sabiéndote un gran aficionado, esperaré una recomendación tuya “algo más positiva” para repetir incursión en el género.

    ;)

  7. César dice:

    Si que son legión, si…

  8. Pedro Pomar dice:

    Lo siento César pero he de confesar que por una vez no coincido contigo, este libro y el AIsland me parecieron geniales, cierto que tienen puntos de humor, pero en el caso de AI tiene pasajes terroríficos/innovadores/originales y el de Zoombe me ha proporcionado momentos de risa como ningún otro libro, y encima es de zombies!!

  9. ¡Papá, mamá, dejad de escribir comentarios positivos sobre mi novela, que eso está feo! ;-)
    Perdonad el retraso, me acabo de enterar. Qué bajón¡¡¡ En fin, no puede gustarle a todo el mundo. Coincido, eso sí, en reconocer que el humor en la literatura es… arriesgado, pero era algo que ya sabía antes de aventurarme. Con esto no quiero decir que provocar otras sensaciones sea sencillo, cada uno llora o se cabrea con lo que puede (aunque un telediario ayuda bastante al 90% de las personas…). Deduzco que el estilo humorístico de la novela es una circunstancia que provocará sensaciones inversamente proporcionales.
    Agradezco a los lectores el tiempo invertido, y sus comentarios, sean positivos o no lo sean tanto.
    Saludos.

  10. Carlos Sisí dice:

    Es verdad lo que dice Alberto… el humor es una cosa muy personal, y por ese motivo, Zoombie tiene un nutrido grupo de seguidores (muy grande, de hecho) y otro grupo que no le tira tanto. No es como el terror, que más o menos todos tenemos claro lo que da miedo y lo que no :) Lo mejor es probar… en su página web hay un “making of” que no tiene desperdicio, y que sirve como aperitivo del libro. Yo lo leí y me encantó… aunque confieso que aún he leído el libro en sí todavía, está en mi lista de la compra del día 23, en Sant Jordi, donde espero que Alberto me lo firme ;)

  11. César dice:

    @Carlos Sisi: Si que es particular el sentido del humor, sí. Además yo soy muy “especialito”. Recuerdo haberme descojonado vivo con el chiste de la vaca de Pedro Reyes, así que fíjate…

    @Alberto Bermudez: Gracias por pasarte por aquí. Se agradece que los autores participen en el debate y comenten con nosotros sobre sus obras. En cualquier caso, no quiero que interpretes mi crítica como negativa, sino todo lo contrario. El libro me ha gustado, simplemente no me ha hecho toda la gracia que esperaba, así que de bajón, nada.

    @Pedro Pomar: Bueno, mientras sea por una vez no pasa nada ;) .

  12. @scen dice:

    El chiste de la vaca es malo, malo, malo. Malo. :(