RSS
Entradas
Comentarios

Presentación y firma de libros en la FNAC.

Como ya os anunciamos en su día, Línea Z de Dolmen ha organizado un par de sesiones de presentación en Madrid de sus libros insignia. Ayer martes en la FNAC de Callao, y hoy miércoles en La Casa del Libro de Gran Vía. Como no, El Bibliófilo Enmascarado estuvo allí apoyando a ambos autores, y realizando la crónica de la jornada para traérosla fresquita hasta vuestras pantallas. Si sois de Madrid y no habéis podido ir a la de la FNAC, todavía estáis a tiempo de pasaros esta tarde por la otra. Merece la pena ir a ver a estos chicos, que tienen cosas muy interesantes que decir.

Presentación y firma de libros en la FNAC.

Mesa de los ponentes.

Juanto a Carlos Sisi y Vicente García, autores de Los Caminantes y Apocalipsis Island respectivamente, estuvieron en la mesa de ponentes acompañando a los autores, Alvaro Fuentes, director de la Línea Z de Dolmen; Rafa Martínez, director del corto “Zombies and Cigarretes”, y Rubén Serrano, de la asociación de escritores de terror “Nocte”.

Preguntando cositas en el turno de preguntas.

Preguntando cositas en el turno de preguntas.

También conocimos personalmente a Alicia Pulido, responsable de comunicación de Dolmen, con la que habíamos hablado por mail en varias ocasiones pero no habíamos coincidido antes en persona. Charlamos un rato con ella, y le pedimos que nos prestara a los ponentes para hacerles una entrevista, a lo que accedió gentilmente, por lo que le agradecemos infinito a ella y a los afectados el que se sometieran a nuestro interrogatorio.

Con Alicia Pulido.

Con Alicia Pulido, responsable de comunicacion de Dolmen.

ENTREVISTA TRIBANDA A CARLOS SISI, VICENTE GARCÍA Y ALVARO FUENTES:

Comenzamos la entrevista lanzándole unas preguntas a Carlos Sisi, autor de Los Caminantes.

EL BIBLIOFILO ENMASCARADO: ¿Qué hace un diseñador web escribiendo novelas sobre zombies?. ¿Cómo empezó todo?.

CARLOS SISI: Siempre me gustó escribir. Me pasaba lo mismo con los videojuegos… cuando algo me gusta, intento emularlo de alguna manera, y supongo que al intentar escribir mis propios cuentos desde que tenía quizá 14 años, fui mejorando con el tiempo. Mi sueño era ser escritor, pero la vida te lleva de un trabajo a otro y al final ese aspecto quedó aparcado. Fue recientemente cuando retomé el gusto por contar historias, una necesidad imperiosa que surgió un día y me puse delante del procesador de textos. No tenía ni idea de qué  iba a escribir, sólo quería hacerlo. Le dije a mi mujer que iba a escribir sobre zombis y se rió… “¿porqué no?”. Por entonces parecía una idea novedosa… desconocía lo que Max Brooks y Loureiro aquí en España estaban tejiendo. Y de ahí surgieron 14 páginas, luego 80… que acabaron en manos de familiares y amigos y me animaron no solo a continuar la historia, sino a mandarla a alguna editorial. Funcionó.

EBE: ¿Sitúas la acción en Málaga porque es tu ciudad o por algún motivo concreto?. ¿Crees que la situación de Málaga sería diferente a otras ciudades de la península en un brote zombie?.

CS: Stephen King escribe sobre Maine, donde vive. Yo hice lo mismo, con el objeto de poder ser lo más fiel a la realidad posible. Me gusta, y a los lectores también, que los escenarios existan realmente y que todo esté descrito como es en realidad. Es posible coger Google Maps y “pasear” por las calles, visitar Carranque e imaginarse a las hordas zombi acechando tras la verja, o ir hacia el sur y ver la comisaría de policía donde el Escuadrón de la Muerte intenta un rescate. Todo eso añade un punto de “chispa” a la novela, que los malagueños en especial celebran con entusiasmo.

EBE: ¿Tienes previsto en breve publicar la continuación de la novela, completando algunas tramas de Los Caminantes, o estás centrado de momento en otros proyectos?.

CS: La continuación de Los Caminantes, que se llamará Necrópolis, está a punto de terminarse. De hecho es posible que el manuscrito esté listo cuando se publiquen estas líneas. Si todo va bien, Dolmen la publicará en algún momento entre Septiembre y Diciembre, porque hay procesos como la corrección que pueden tardar una cantidad de tiempo demasiado indeterminada para garantizar algo. Es un proceso muy creativo, y es mejor dejar que madure convenientemente que precipitar las cosas. Tengo que confesar que Los Caminantes salió de mi cabeza como está escrita… nunca me interesó volver atrás a releer porque pensaba que reescribir es traicionar los pensamientos originales. Ahora, tras mi experiencia en NOCTE (la Asociación de Escritores de Terror), pienso de otra manera. Hay mucho que trabajar en el proceso de lectura correctiva y corrección de estilo. Miro Necrópolis y veo los rasponazos en la carrocería, cosas que con algunos ajustes podrían tener más fuerza, o ser todavía más directos. Creo que Necrópolis se beneficiará de toda esta experiencia adquirida. Y después… tengo unas ganas enormes de probarme como escritor de terror, contar una historia… de terror, sí, pero sin zombis.

EBE: ¿Hay alguna posibilidad de adaptación cinematográfica o televisiva de la novela?. Si así fuera, ¿te gustaría encargarte tu mismo de la redacción del guión?.

CS: Algo hay. Hay gente interesada que están dando pequeños pasos en la dirección correcta, pero todo esto involucra a muchísima gente, y el proceso es aún más complicado por la situación económica que sufrimos los españoles. Soy muy excéptico en esto, pero definitivamente, ciertos engranajes giran en silencio tras los bastidores. Ya veremos. Pero definitivamente no tengo ninguna intención de hacer yo el guión… son dos cosas muy diferentes, y es una tarea que no sabría llevar a cabo. El director tiene que dar su versión del libro, hacer efectivamente una adaptación, y ahí pueden surgir ideas nuevas o desechar escenas que aparecen en el libro. Lo dicen muchos escritores cuando se hace una película de sus obras: “zero control”.

EBE: ¿Por qué un sicópata como el Padre Isidro?. ¿Qué papel juega?. ¿No es suficientemente terrible el hecho de que los muertos nos quieran comer para que encima un cura chiflado nos persiga?

CS: El Padre Isidro es el punto original de la novela. Plantea situaciones nuevas, y aparta a Los Caminantes de otros libros de zombis, que a su vez aportan sus propios elementos distintivos. No es usual ver inmunes a la pandemia zombi que además malinterpretan lo que está ocurriendo con el advenimiento del Juicio Final y la resurrección de los muertos. Es además un personaje muy divertido a la hora de ponerlo en movimiento y hacerle hablar. Sus capítulos son los que más disfruté mientras lo escribía, porque sin duda da mucho juego. De hecho, el libro comienza con historias anónimas de supervivencia, pero este personaje les empuja a tomar decisiones que acaban afectando gravemente sus vidas, y de ahí se entreteje toda la trama. El final del libro es honesto, y termina esta trama de una forma satisfactoria, pero a su vez plantea grandes incógnitas sobre cómo aprovecharán los supervivientes la nueva situación, y de ahí arranca Necrópolis.

Continuamos la entrevista dirigiéndonos a Vicente García, autor de Apocalipsis Island:

EL BIBLIOFILO ENMASCARADO: Eres editor jefe de Dolmen Editorial y habitualmente te las ves con escritores. ¿Cómo se ve este mundo desde el otro lado de la barrera?. ¿Cuál de los dos roles te gusta más?.

VICENTE GARCÍA: Se ve de una forma mucho menos romántica de lo que puede parecer desde fuera, coordinando a la gente, pagando las facturas, revisando presupuestos, repasando maquetas… te da la sensación al final del día (o de la madrugada) de no haber hecho absolutamente nada, simplemente mover trabajo de un sitio a otro y contestar mails.

Evidentemente lo que más me gusta es escribir, como me imagino que le sucede a Carlos. Es mucho más creativo, puedes hacer simplemente una cosa y no estar pendiente de mil cosas y con todos los teléfonos sonando… por no hablar de que me encanta escribir.

EBE: ¿Cómo comenzaste a escribir?. ¿Esta es tu primera incursión literaria o tienes alguna obra más publicada?

VG: Me recuerdo escribiendo relatos, novelas y cuentos desde que tengo uso de razón, en primeros cursos de lo que era la EGB ya recuerdo escribir relatos que todavía conservo, y estaban incluso maquetado y grapados, como pequeños fanzines. A los 15-16 años, durante tres veranos, escribí dos novelas de fantasía heroica que tengo por ahí guardados, y hace unos 3 años comencé a escribir dos novelas que tengo acabadas y aprobadas (son dos novelas de fantasía protagonizadas por una chica llamada Sarah), pero que por desgracia no es el momento de publicar; es lo malo de ser editor, que ves las cosas de otra forma… y es una lástima, porque modestia aparte, creo que están bastante bien; debería de ofrecérselas a Plaza & Janes (risas).

Al margen de eso, llevo escribiendo artículos, guiones y miles de cosas dentro de la editorial desde hace unos 17-18 años.

EBE: He visto al final de la novela, que Apocalipsis Island está pensado como una pentalogía, entre secuelas y precuelas. ¿Tienes la historia desarrollada de antemano, o se trata de un guiño hacia el futuro, pero sin nada concreto?.

VG: Está totalmente definido y pensado. Mi gran problema es que no puedo evitar el, a partir de una pequeña idea, formar un universo. Y sin darme cuenta, tenía planteados cinco libros. No era la idea inicial, pero lo fue a partir del primer tercio de la novela, cuando veía que no sería capaz de cerrarlo todo en sus 300 páginas, y que surgían ideas para historias situadas antes, durante y después de la trama.

EBE: Hay una cosa que me está dando vueltas por la cabeza desde que leí la novela, y es el tema de la pértiga. ¿No sería más fácil apilar unas cajas para saltar un muro que ir a buscar una tienda de deportes, robar una pértiga, cruzar media ciudad con ella, y saltar el muro como Sergéi Bubka?. Además, ¿no crees que es muy difícil saltar con pértiga si el personaje no tiene un entrenamiento previo?. A mi me parece francamente imposible.

VG: La adrenalina hace milagros que siempre ayuda para el que tiene los nervios largos (es que también soy poeta –risas). El ser editor hace que uno suela tener respuestas para todo, de modo que te lo puedo intentar explicar. ¿No te ha sucedido en ocasiones que te encuentras haciendo una cosa revesada cuando hay una más sencilla pero que no la haces por haber perdido la perspectiva?, aquello de que el arbol no te deja ver el bosque. Pues imagínate corriendo por la calle rodeado por zombies y con un 2-3% de posibilidades de sobrevivir.

Además, te garantizo que no es tan complicado lo de usar una pértiga, estuve haciendo prácticas precisamente para documentarme y ver si era posible, y efectivamente es sencillo (y broma, no sea que alguien se lo crea). No, sucede que Tony era saltador de pértiga en su juventud, puedes preguntar a mi editor (risas, claro).

Lo que sí va en serio es que la tienda (que existe) está a dos manzanas de la casa de Marc, por lo que simplemente cruza dos calles. Además, ponte a buscar cajas por la calle, yo al menos no suelo encontrarlas, los barrenderos en Mallorca hacen muy bien su trabajo.

En fin, hay cosas más complicadas de creer como el que un hombre pueda volar, y ahí tienes a Superman. Si resulta que un sol amarillo en contraposición a uno rojo te permite hacer todo lo que hace Superman, la adrenalina te da alas.

EBE: Resulta muy original el que la novela comience años después de la epidemia zombie, y el tema de los zombies en el zoo o paseando por las calles mientras la gente los mira entronca con el final de algunas películas como Shaun of the Dead o Fido, donde tienen zombies domesticados. ¿Es un guiño a estas obras cómicas o realmente crees que nos acostumbraríamos hasta ese extremo?.

VG: Es más una especie de crítica velada a nuestra sociedad (lo que suelen ser los zombies en muchas ocasiones). El ser humano por suerte o por desgracia, se acostumbra a todo, desde a ver a la gente morirse de hambre sin inmutarse en lugares como África, a considerar trivial toda una serie de cosas. En lo bueno está el que nos adaptamos también a lo malo, somos miserables supervivientes natos, y nuestro cerebro en muchas ocasiones tiende a encontrar excusas para hacer la más miserable de las cosas (los donativos a causas benéficas son en cierto un modo un ejemplo, donamos una cantidad mísera y ya nos sentimos los mejores seres humanos del planeta).

EBE: Zombies en Mallorca, y no sale ningún alemán. ¿Acaso los zombies los exterminaron a todos en la pasada infección?

VG: Uhm… no se me había ocurrido pensar en ello! Más bien se fueron tras la primera plaga, dejó de ser una isla interesante para convertirse en una ratonera en potencia (lo dicho, no puede evitar el editor salir y encontrar respuestas para todo).

Proseguimos con Alvaro Fuentes, el director de la recien creada Línea Z de Dolmen Editorial:

EL BIBLIOFILO ENMASCARADO: ¿El auge de la literatura zombi es tan importante como para que una editorial de la categoría de Dolmen, les dediquen toda una línea editorial?.

ALVARO FUENTES: Sí lo es. Lo bueno es que hemos sido los primeros en darnos cuenta de ello. Era un género prácticamente inexistente en nuestro país, ninguna editorial se atrevía a sacar una línea así. Ahora, una vez levantada la liebre, todas quieren zombis.

EBE: ¿Por qué esta explosión del género zombie?. ¿A que se debe tanto tirón?.

AF: Realmente no ha sido algo que ha sucedido de la noche a la mañana, ha llevado todo un proceso. El género existía, pero permaneció en letargo hasta que Dani Boyle le dio por hacer una película de zombis que no eran zombis, sino que eran infectados. La película funcionó muy bien en taquilla y esto hizo que el maestro Romero despertara y se decidiera a darnos una nueva historia de sus zombis, los lentos de toda la vida. Después Snyder sacó Amanecer de los muertos y la rueda comenzó a girar y por ahora es imparable. Esto hizo que los zombis se pusieran otra vez de moda y llegaron muchas cosas: Los muertos vivientes de Kirkman, el Apocalipsis Z de Dolmen, la Guía de supervivencia zombi y el Guerra Mundial Z de Brooks, [REC] de Balaguero y Plaza y un largo etcétera. El tirón es porque antes no había nada de ellos y nadie cometía la locura de sacar algo porque lo más seguro es que fracasara. También existía el problema que todo lo relacionado con zombis era automáticamente catalogado como malo, gracias a las obras que he citado antes esto ha cambiado y se ha demostrado que los podridos pueden dar obras de gran calidad ¿Alguien imagina una línea Z hace 10 años?, nadie habría apostado por ella. De ahí que diga que ha sido un proceso largo y que ha llevado su tiempo desde que Romero planto la semilla hace más de treinta años.

EBE: ¿Cuáles son los planes de futuro de laLínea Z de Dolmen?.

AF: Principalmente seguiremos apostando por los autores nacionales, pero siempre sin dejar de mirar de reojo al otro lado del charco donde aparecen cosas muy interesantes. De todas formas, nuestra intención es consolidar la línea para ser punto de referencia en el género a nivel nacional y quién sabe si también fuera. Y ya puestos a soñar, porque no pensar en  un salto a la gran pantalla.

EBE: ¿Puedes darnos algunos títulos de futuras publicaciones que no debamos perdernos?

AF: Todos. Jajajaja Ahora en serio, es complicado que te los que considero indispensables, más cuando el OK siempre ha sido mío. Mi recomendación es que se lean todos ya que cada uno dentro del género son completamente diferentes y sorprendentes.

EBE: Aparte de la moda internacional, fundamentalmente estadounidense, parece que tenemos un grupo de escritores nacionales que están trabajando el género. ¿Crees que se convertirá en un género tradicional del país, o este fenómeno se producirá en otros países europeos?

AF: En el cine el género zombi está siendo tocado, con mayor o menor acierto, en casi todos los países del mundo. Respecto a la literatura, quitando EEUU, creo que lo que están haciendo aquí nuestros escritores no tiene comparación. Yo me he quedado gratamente sorprendido por la calidad de escritos que me llegan y que no tienen nada que envidiar a los de fuera. Sólo hay que ver el porcentaje de novelas de autores españoles y las que sacamos de autores extranjeros… los de aquí ganan por goleada.

Vamos con algunas preguntas para que las contesten los dos autores al compás:

EBE: Los dos comenzasteis publicando en un blog, como Loureiro o  Korvec, por poner algunos ejemplos nacionales y otros autores internacionales, como David Wellington. ¿Internet es un campo de pruebas para el género zombie antes de lanzarse al papel?.

CS: Internet es fantástico para darse a conocer y dejar que otros examinen tu trabajo sin tener que ser “aprobados” por los filtros editoriales. Cualquiera puede crear un blog o una página web y empezar a volcar contenidos. El hábil uso de las redes sociales y los foros especializados hacen el resto. Cuando contacté con Dolmen, ya había una buena parte de la novela colgada en un foro, tenía mi propia página y bastantes preguntas sobre cuándo se pondría el libro a la venta, incluyendo librerías y algún reportero de El País. No sé si eso influyó en la decisión de la editorial, lo tendría que decir Vicente (risas) pero cuanto menos estoy seguro de que Internet está haciendo mucho por el mundo artístico y de expresión, no sólo la literatura.

VG: Lo es para cualquier cosa, tiene una audiencia ilimitada. Lo bueno que tiene es que si tu producto es bueno no tarda en ser lanzado al massmedia.

EBE: ¿Las novelas estaban concebidas como un libro desde sus orígenes o pensaban simplemente quedarse como un blog?.

VG: Estaba planteada desde siempre con la idea de que fuera un libro. De hecho, en el caso del blog narra aventuras pretéritas al libro.

CS: Una vez me decidí a publicar una parte en Internet, estaba convencido de que sería una novela. Mi plan “B”, en caso de que fuera rechazada por la editorial, hubiera sido publicarla en sitios de auto-edición como lulu.com. Creo que hubiera funcionado bien.

EBE: ¿Qué relación tenéis con Internet?. ¿Sois asiduos visitantes de blogs, foros y redes sociales?

CS: En mi caso estoy bastante involucrado, por mi trabajo, en todo lo que tenga que ver con eso. El club de fans de Facebook tiene ya más de 550 suscriptores, y el boca a boca en los foros está funcionando bastante bien. Hacer una web de Los Caminantes fue un acierto, ya que recibe diariamente entre 20 y 80 visitas. No parece mucho, pero para ser una web exclusivamente de promoción de un libro las cifras son muy buenas; allí se pueden descargar los primeros capítulos para ayudar a los lectores a decidir si el libro puede tener algo para ellos.

VG: Yo por desgracia no puedo dedicarle todo el tiempo ya que siempre estoy atareado con las cosas editoriales. Pero por suerte cuento con gente que siempre que sale algo interesante me escribe para que lo lea.

EBE: ¿Os resulta complicado compaginar vuestro papel como escritores con vuestros trabajos anteriores?

VG: En mi caso no ya que se complementa perfectamente. Suelo escribir a las tantas de la madrugada, en la tranquilidad de la noche y una vez finiquitado el resto del trabajo (así quedó el libro)

CS: No es difícil compaginarlo, es sólo que el trabajo real te deja muy poco tiempo al día para dedicar a escribir o a mejorar la promoción. Afortunadamente tengo mi propia empresa y dispongo de flexibilidad a la hora de coger tiempo para presentaciones y firmas, de lo contrario mi jefe estaría ya bastante cansado de los días libres que tendría que tomarme. La segunda parte de Los Caminantes se escribe poco a poco, cada día, cuando las niñas duermen y la casa está en silencio. Son horas que dedicaba a mil cosas diferentes, y que ahora han sido absorbidas y reclamadas por los zombis. Sería precioso poder dedicar más tiempo a escribir y leer, pero hoy por hoy es sólo un bonito sueño.

EBE: ¿Alguno de los personajes está basado en personas reales?.

CS: Es inevitable que las vivencias propias se reflejen en lo que escribes. Mi familia reconoce un montón de frases y expresiones que son muy de casa, incluyendo algunas anécdotas y reflexiones que hacen los personajes en distintos momentos. Ocurre lo mismo con los personajes. En particular el personaje de Juan Aranda está inspirado, en el físico y en ciertas cosas que hace y conoce, en un primo de mi mujer. Los demás son un batiburrillo de elementos que he tomado de unos y de otros. Soy una esponja para esas cosas.

VG: Ejem… sí, bastantes, es más divertido e interesante. Conozco demasiada gente por mi trabajo y no puedes evitar el incorporarlos a tus libros.

Por último, lanzamos algunas preguntas al aire para que las contesten los tres:

EBE: ¿Cuáles son vuestros autores favoritos de terror?. ¿Y de no terror?.

VG: Es complicado responder a estas preguntas, me gustan autores de todo tipo, desde Verne y Salgari, a Heilen, Asimov, Stephen King, Tolkien, Doyle, Baker…

CS: Para mí, sin duda, Stephen King es el que ha conseguido motivarme más a la hora de decidirme a escribir. Muchos de mis libros favoritos (It, Salems Lot, Danza Macabra) los ha escrito él. También Richard Matheson, Koontz… y de no terror sin duda Tolkien… él lo inventó todo. Luego Robert Sheckley, Asimov y sus fantásticos cuentos cortos de robots, Pratchett, que es un buen cambio cuando lees demasiado terror o ciencia ficción… ¿y sabes cual es uno de mis grandes favoritos? El maestro Benito Pérez Galdos.

AF: De terror para mí siempre será Stephen King. De zombis nadie puede competir a día de hoy con esos Muertos vivientes de Kirkman o el WWZ de Brooks, aunque hay por ahí un tal Carlos Sisí que promete mucho.

EBE: Elegid una película sobre zombies.

AF: Zombi de Romero es para mí la mejor película del género.

VG: Curiosamente, depende del momento. Dejando al margen la obra maestra que es La noche de los muertos vivientes, y aunque a mucha gente no les gustó, me encantan las dos películas de 28 días/semanas, y puestos a ser originales, me gustó mucho en su día La Noche del Cometa; no la he vuelto a ver en 20 años, pero casi mejor…

Una batería rápida de preguntas:

EBE: ¿Romero o Fulci?:

VG: Romero

AF: Romero, el de antes, no el de estos último años.

CS: La filmografía de Fulci es alucinante, pero Romero es Romero :)

EBE: ¿Lentos o rápidos?:

AF: Lentos, los rápidos no dan posibilidad a sobrevivir.

VG: Lentos

CS: ¡Rápidos! Como se vio en el remake de La Noche de 1985, las nuevas generaciones no entienden ya el terror de un zombi lento, ¡están curados de espanto!

EBE: ¿Zombis o infectados?:

CS: Zombis. Es mucho más difícil de entender que un muerto vuelva a la vida… portan un terror sobrenatural que rompe con el miedo ancestral del hombre a la muerte. El miedo a la muerte es mayor que el miedo a una enfermedad.

AF: Zombis, los infectados no están muertos.

VG: Zombis

EBE: ¿Max Brooks o David Wellington?:

VG: Max Brooks

AF: Brooks, se merienda a Wellington con patatas.

CS: No creo ni que sean comparables (risas). Max Brooks. Su padre era genial, por cierto.

EBE: ¿Zombis listos o tontos?:

CS: Para mí, tontos. Más bien como bestias privadas de todo raciocinio.

VG: Tontos

AF: Tontos y eso que tengo mucho cariño a Bub el zombi y a Fido.

EBE: ¿Pistola o machete?:

VG: Pistola

CS: Pistola… las armas blancas me sublevan. Qué tontería, ¿no?

AF: Machete sin lugar a dudas. Es silencioso, fácil de llevar y es un símbolo para todos los zombi fans desde que Romero hizo Zombi.

EBE: ¿Night of the living dead 1968 o 1990?:

VG: La de 1968

AF: La original, pero eso no quiere decir que el remake sea malo.

CS: Esa es una pregunta capciosa (risas) Creo que cada una tuvo su momento, aunque en la versión de 1990 hay cosas que me chirrían, y siempre tiene más mérito haber esgrimido la primera lanza que repintarla, así que 1968.

EBE: ¿Dawn of the dead 1978 o 2004?:

CS: En este caso, en mi opinión, ambas son películas muy buenas. La versión de 1978 no ha envejecido tan mal… y la de 2004 es lo bastante diferente como tener entidad propia. Sin embargo, de nuevo, la original es la que se lleva el mérito, claro.

VG: La de 1978

AF: La de Romero, es mi película de zombis favorita.

Y para terminar, no les dejamos escaparse sin que nos autografiaran nuestros libros, cosa que amablemente hicieron, con sendas dedicatorias para nuestras bibliotecas.

Carlos y Vicente firmando nuestros ejemplares.

Carlos y Vicente firmando nuestros ejemplares.

La dedicatoria de Vicente.

La dedicatoria de Vicente.

La dedicatoria de Carlos.

La dedicatoria de Carlos.

Antes de irnos, los autores posaron junto a César, de El Bibliófilo Enmascarado, para una foto de familia.

Una vez fuera, y de regreso a casa, descubrimos una curiosa librería que nos llamó la atención, pero esa es otra historia…

¿Una librería para nosotros?. Habrá que echarle un ojo.

¿Una librería para nosotros?. Habrá que echarle un ojo.

También puede interesarte...

9 respuestas a “Presentación de Los Caminantes y Apocalipsis Island”

  1. [...] Entrevista a Carlos Sisi y Vicente García http://www.bibliofiloenmascarado.com/2010/04/14/presentacion-de-los…  por barritando hace 3 segundos [...]

  2. Ale dice:

    ¡Guau, bibliófilos! que excelente trabajo han realizado. Me he leído toditita la entrada y nada está de más. Agradezco mucho las fotos, aunque debo decir César que en la de familia con los autores, tu saliste muy serio ¡una sonrisa para la cámara la siguiente vez!
    Me ha enternecido leer que la esposa de Carlos Sisi le respondió ¿por qué no? cuando le platicó sobre qué escribiría. ¡Eso es amor! :D
    o que Vicente García ahora no publique sus libros por no ser “el momento adecuado” ¡es lo que tiene ser editor! ;) y leer a Alvaro Fuentes como un gran fan de los zombies. Muy buenas entrevistas. ¡Felicidades!

  3. César dice:

    Ahi donde me ves, Ale, eso es mi rictus de sonrisa.

  4. Carlos Sisí dice:

    Una vez, los Bibliófilos demuestran una profesionalidad y un buen hacer sin parangón… muchísimas gracias, César, por tan excelente trabajo :) Ya sabéis que me tenéis rendido a vuestros pies, y desde hace ya mucho tiempo :)

  5. Julia dice:

    Estupenda tertulia, si me lo permites pongo un enlace el Suforo de Terror de ¡¡Abrete Libro!!

  6. oi dice:

    ¿A que espera Dolmen a vender Ebooks? Cuando lo quiera hacer sera tarde porque todos nos habremos bajado los libros antes.
    Si los comercializan ahora, habra alguien que pague por ellos.De la otra forma cuando mas tarde peor.

  7. Carlos Sisí dice:

    Estoy 100% de acuerdo contigo, Oi.

  8. Eva dice:

    Madre mía, qué bien que os rodeáis ¿no?

  9. Romi dice:

    Oh,¡ yo quiero esos libros! Me gustan mucho los zombies y algún día espero escribir también de ellos, claro encontrando esa idea que haga la diferencia entre tantos libros de zombies, me gutaron las enyrevistas Saludos