RSS
Entradas
Comentarios

Maigret se enfada

Maigret se enfada

(Ver Leyendo-Ficha técnica)

El comisario Maigret investiga la muerte de una joven. Las indagaciones apuntan a una acaudalada familia que maneja Ernest Malik, un antiguo compañero suyo de clase. Cuando Malik le tacha de palurdo y le ofrece dinero para que deje de investigar, el comisario decide llegar hasta el final. Ya nada podrá echarle atrás.

Maigret lleva tres años retirado en su tranquila casa de campo, cuidando de su huerta, sesteando al sol y charlando con su amada esposa, viendo los días pasar sin más preocupación que vigilar que los bichos no se coman las lechugas.

Un día recibe una extraña visita: Una dama de cierta edad que les confunde a él y a su mujer con el servicio y, debido a ello, les trata con cierta altivez.

Esa señora viene a solicitar exigir la ayuda del famoso comisario para investigar un caso que la policía ya ha cerrado a pesar de ella: Su nieta ha muerto. La han encontrado en una presa cerca del lugar donde vivía y todo apunta a que ha sido un suicido. Pero la abuela duda: su nieta no era de esa clase de chicas y si remotamente se le hubiera ocurrido, ella lo sabría.

Le da instrucciones a Maigret sobre como ponerse en marcha con la investigación: Ya le ha comprado el billete de tren y le informa de cuando debe salir, dónde debe alojarse cuando llegue y cuales serán los primeros pasos que debe dar.

Cuando todos pensamos que la va a mandar con su propuesta a algún sitio bastante lejano, contra todo pronóstico, Maigret acepta y se pone en marcha.

Al llegar allí se encuentra con la sorpresa de que el padre y el tío de la fallecida, yernos de la dama que se molestó en ir a buscarle para contratarle, han sido compañeros suyos de escuela. Pero de esos compañeros de los que mejor no acordarse. Estos amigos (sobre todo el tío, que era al que más conocía) le tratan con una superioridad humillante. Le tachan de ignorante y paleto y le abruman con una hospitalidad que no tiene otra intención que herir su orgullo y su sensibilidad.

Lo peor llega cuando Maigret avanza un poco en su investigación y los dos hermanos se esfuerzan lo indecible para que la abandone. Intentan convencerle desde con palabras hasta con dinero. Y esto ya no lo puede consentir Maigret. Ahora su intención de seguir con la investigación y averiguar lo ocurrido, es mas firme que nunca. Maigret está molesto, se ha enfadado y esto puede ser peligroso para los malos.