RSS
Entradas
Comentarios

Las tribulaciones de Wilt. Tom Sharpe.

Las tribulaciones de Wilt. Tom Sharpe.

(Ver ficha técnica)

Publicado por primera vez en el año 1979, es la segunda entrega de las cuatro existentes protagonizadas por este emblemático personaje creado por Tom Sharpe, que se iniciaron con Wilt, y que continúan con ¡Ánimo Wilt!, y Wilt no se aclara, éste último escrito 28 años después de la primera publicación.

Aunque su lectura puede ser independiente puesto que son historias diferentes, es conveniente haber leído primero Wilt, ya que a lo largo del libro hace alusiones al mismo.

En Las tribulaciones de Wilt nos hallamos ante una nueva comedia de enredo con un punto de sutil ironía, donde se somete nuevamente a la sociedad y estereotipos británicos a la crítica del lector. En ella nos reencontraremos con el pobre e incomprendido Henry Wilt, su insólita esposa Eva, y cómo no, con el incalificable inspector de policía Flint, que junto con otros nuevos personajes protagonizarán un argumento totalmente rocambolesco.

La vida de Wilt ha cambiado. A nivel profesional ha conseguido ascender en su trabajo, ahora es Jefe del Departamento de Artes Liberales del decadente Centro politécnico donde da clases a un extravagante grupo de indomables alumnos, y donde comparte claustro con un grupo de variopintos profesores. En su vida personal las cosas no le van mucho mejor, tras ser arrastrado a un nada deseado cambio de domicilio, vive en una enorme casa de un barrio elegante y distinguido, y es padre de cuatrillizas. Eva, su excéntrica esposa, se consagra, además de a la particular educación de sus hijas, a sus numerosos “proyectos de vida alternativa” entre los que se encuentra el “water órganico”, a través del cual pretende conseguir energía suficiente para el consumo casero. A todo esto se sumará una estudiante alemana a la que Eva decide alquilar el ático de la casa, y por la que Wilt comenzará a padecer los tormentos de un amor imposible, y con la que hará volar sus locas fantasías.

Todo este cóctel se irá complicando poco a poco dando lugar a situaciones inverosímiles, lo que provocará la aparición en escena de Flint, el inspector de policía. Y ¡para qué queremos más!, con él llego la catástrofe.

Divertidísima comedia que sin duda os hará pasar un rato entretenido, y con la que os garantizo una sonrisa permanente, a la vez que alguna que otra espontánea carcajada.