RSS
Entradas
Comentarios

La madre. Pearl S.Buck

La madre. Pearl S.Buck

(Ver ficha técnica)

Esta novela, la sexta de la autora, publicada por primera vez en el año 1934, nos relata con todo detalle y sin ningún tipo de tapujos, las miserias y la incultura de la China campesina precomunista. Aunque no recuerdo ahora que la autora cite expresamente la época en que se desarrolla, por su contenido no resulta difícil situar la historia más o menos en los años en que fue escrita, es decir, en el marco histórico de principios de los años 30.

Es una novela triste, muy triste, sobrecogedora, de esas que te dejan con el corazón encogido, o por lo menos a mi me lo ha dejado. Escrita desde el conocimiento y la cercanía (hay que tener en cuenta que la autora vivió gran parte de su vida en China adonde la llevaron sus padres misioneros con tan sólo tres meses de edad), la historia recoge la dura y penosa vida que llevan los campesinos de la época, contada desde la mirada de una de tantas madres trabajadoras de esa China rural. El amor y la solidaridad, pero también la soledad, la tragedia, la injusticia, el orgullo, la ignorancia, y la muerte, son los ingredientes básicos que nos encontramos en este relato.

Sorprende que deliberadamente la autora no haya puesto nombre a ninguno de los personajes, llamándolos por su parentesco o por algún mote ocasional (el esposo, el hijo menor, la vieja madre, la esposa del primo, la vieja chismosa…), lo que provoca que durante la lectura se intensifique la sensación de dramatismo. Supongo que sería éste el efecto que la autora quería causar al omitirlos.

También me ha resultado muy llamativo el que, utilizando un lenguaje claro y directo, a veces tienda a usar en exceso la conjunción o el nexo “y” para expresar una sucesión de enunciados:  “…cuando pensaba en sus vestidos, y en los pasteles, y en el incienso quemado, y en las insidiosas miradas, y en sus susurradas insinuaciones…”, por lo que a veces el lenguaje me ha llegado a parecer incluso algo infantil. Igualmente, utiliza con bastante frecuencia la posposición del pronombre al verbo: “díjole al primo”, “sintióse afligida”, “alisóse el pelo”…. . Imagino que ambas estructuras serán recursos que ha utilizado como “efecto intensificador”, aunque tengo mis dudas sobre si dicha utilización ha sido obra de la autora o del traductor.

Como es la primera obra que leo de esta escritora no tengo ninguna base para comparar, pero comentándolo con Ascen, que además de colaboradora de este blog es amante de la literatura de Pearl S. Buck, me indicó que en ninguna de las novelas que había leído de ella, entre las que no se encuentra “La madre”, había observado la utilización de este tipo de recursos que he citado anteriormente. ¿Será una libertad que se ha tomado el traductor?.

En fin, que no puedo decir que el libro no me haya gustado, porque no sería cierto, pero sí que su lectura me ha decepcionado un poco, fundamentalmente porque me esperaba otra cosa de ella después de los elogios que había oído de esta autora, tanto en éste, como en otros blogs. Quizás haya hecho una mala elección para iniciarme con ella. Habrá que darla una segunda oportunidad para poder juzgar con mayor conocimiento.

También puede interesarte...

12 respuestas a “RESEÑA: La madre, de Pearl S. Buck”

  1. Carlos dice:

    El utilizar la conjunción Y la utiliza mucho también Cormarc McCarthy en su novela “La carretera” y aunque no estoy muy a favor del abuso de este estilo, lo utilizan muchos escritores contemporáneos, no sé porqué.
    Saludos.

  2. Ale dice:

    pues lo tendré en cuenta para iniciarme con la lectura de alguna otra obra suya cuando quiera conocerla como escritora ;)
    muchas gracias por la reseña, Jesús.

  3. Jesús dice:

    Hola Carlos. Yo me imagino que son recursos que utilizan, tal y como digo en la reseña, como “efecto intensificador”, es decir, para dar mayor énfasis a algo. Pero cuando se abusa de ello, tanto que llega a llamar la atención, puede hasta quedar feo, o al menos a mi me lo parece.
    Un saludo.

    Hola Ale. Casi mejor, la autora tiene un gran repertorio donde elegir.
    Saludos.

  4. @scen dice:

    Tengo intención de leer “la carretera” en breve, Carlos, así que ya os diré si me resulta tan molesto como parece que le ha resultado a Jesús.
    Un saludo.

  5. Jesús dice:

    No es que me haya resultado molesto, sólo que me ha llamado la atención. Y sí que es cierto que esa forma de expresarse me ha resultado “algo infantil”, pero ¡tanto como molesto …!, tampoco hay que exagerar. Ya sé que eres una fiel seguidora de la obra de esta autora y que no estarás de acuerdo con mis comentarios, pero por favor ¡¡no te enfades conmigo!!. ;)
    Besotes Ascen.

  6. César dice:

    La carretera es un buenisimo libro, Ascen. Aunque es de los que dejan mal sabor de boca, eso sí. La película (aunque de mi gusto), no le hace justicia. Eso sí, no la veas antes de leer el libro, porque te privará de disfrutarlo en gran medida.

  7. Alicia dice:

    La conjunción copulativa “y” sirve para unir elementos similares. Cuando son más de dos, se convierte en una serie y se suele evitar la repetición excesiva de la conjunción, excepto en un texto literario, siempre que el escritor quiera marcar algo en concreto, como puede ser un exceso de objetos, de acciónes, de adjetivos calificativos: “Estaba rodeado de cuanto podía desear: amigos y familiares y conocidos y vecinos y …”, “Estaba cansado de subir y bajar y correr y nadar y saltar y…”, “Lo tenía todo: belleza y amor y trabajo y dinero y…”. El fin de este uso es que llegue a ser un “abuso”, “tiene” que llamar la atención porque para eso está concebido. Es un recurso literario que se llama polisíndeton.
    Saludos a todo el mundo.

  8. @scen dice:

    No me enfado, Jesús, (al menos no mucho) porque para los gustos se han creado los colores. En fin, tú te la pierdes. :( Hum!

  9. @scen dice:

    Espero poder aguantar, César, pues el libro aún no lo tengo (se lo pedí a Círculo) y la película ya está en cartelera.

  10. @scen dice:

    Es una broma, claro que aguanto.

  11. Jesús dice:

    Conozco el recurso y entiendo que el autor lo utilice si considera necesario dar enfásis a alguna frase o quiere reclamar nuestra atención sobre algún pasaje, Alicia . Lo que yo quiero decir es que abusa del recurso de manera exagerada a lo largo de todo el libro.

  12. william garcia dice:

    es una novela intensamente femenina, la madre que debe ahogar sus impulsos naturales por el temor al rechazo de la sociedad, al ser abandonada por su marido y tener que hacerse cargo de su familia, a mi me parecio conmovedora, sensible, donde muestra como la mujer estaba tan marginada en la sociedad de la china antigua, si bien es inferior a estirpe del dragon, tambien es una obra excelente, donde retrata el alma femenina de una campesina china y al igual que viento del este,viento del oeste, lo hace con una sensibilidad y una delicadeza cautivante.

Dejar un comentario