RSS
Entradas
Comentarios

PIERRE BOULLE: Biografía

Pierre Boulle

Pierre Boulle

El día 30 de enero de 1994, falleció Pierre Boulle, novelisa francés de ciencia-ficción, autor de, entre otros, los libros “El puente sobre el río Kwai” y “El planeta de los simios”.

Pierre François Marie Luis Boulle, nació en Avignon el 20 de febrero de 1912, de padres de ferviente catolicismo, terminaría siendo agnóstico.

Estudió ingeniería en París, pero su ansía de vida aventurera y de acción, le llevó a desplazarse a Malasia, donde trabajó en plantaciones de caucho.
Allí se enamoró de una mujer francesa divorciada, pero este amor, el amor de su vida, no fructificó, pues ella volvió con su marido y se marcharon de Malasia. Con el tiempo volvería a contactar con ella y disfrutaría de una amistad sincera.

Después de unos años en Malasia se fue a vivir a Indochina, dónde le sorprendió la II Guerra Mundial. Se alistó en el ejército, y trabajó como agente secreto con el nombre de Pedro Juan Regla. Luchó primero en Indochina y luego en Birmania, dónde es hecho prisionero. Fue condecorado con la Cruz de Guerra, la Medalla de la Resistencia y la Legión de Honor. Sus experiencias en el campo de prisioneros le servirían para escribir su libro “El puente sobre el río Kwai”. Durante toda su vida mantuvo contacto con sus compañeros de guerra.

Una vez finalizada la contienda, vuelve a trabajar en la industria del caucho, pero al poco tiempo se va a París y empieza a escribir. Sin dinero para costearse un piso, termina viviendo con su hermana viuda. Su hermana y su sobrina serían lo más parecido a una familia que conseguiría formar.

Fue un escritor tardío. Se ha dicho de él que, sólo cuando no tuvo otra salida, cuando la muerte se le presentó como único futuro, pensó en escribir. Pero lo hizo con tanto empeño y dedicación que sería un prolífico y aplaudido escritor. Su primera novela, «El sacrilegio malayo», apareció en 1951, cuando contaba 39 años de edad. Después narraría las tribulaciones de una tropa de soldados ingleses, prisioneros de los japoneses, en la célebra novela “El puente sobre el río Kwai”. Fue uno de los libros más vendidos en todo el mundo.

Escribiría muchos escritos de temática asiática, pues la conocía a fondo, pero quizá el éxito rotundo se lo deba a la ciencia-ficción, quizá la obra maestra de este autor sea la popular y mundialmente conocida y celebrada distopía “El planeta de los simios”, que ha sido llevada por dos veces a la gran pantalla. Aquí nos cuenta la historia de un grupo de astronautas que en el año 2500, viajan a un desconocido planeta en el sistema de la estrella de Betelgeuse, donde decubrirán un mundo extraño, donde los simios inteligentes son la raza superior y los seres humanos se reducen a seres salvajes. Una irónica parábola sobre la ciencia, la evolución y la relación entre el hombre y los animales.

Ninguna de sus otras obras, a pesar de ser muy numerosas, llegaron a alcanzar la cotas de popularidad de estas dos.

Cartel cinematográfico de "El Puente sobre el rio Kwai"

Cartel cinematográfico de "El Puente sobre el rio Kwai"

La adaptación cinematográfica de “El puente sobre el río Kwai” ganó varios Óscar, incluido el de mejor guión para Peter Boulle, a pesar de no ser el auténtico guionista, pero es que los dos verdaderos autores de la adaptación estaban en la “lista negra” y hasta muchos años después no fueron rehabilitados y reconocido su trabajo.

Al recoger el premio pronunció el discurso más breve de toda la historia de la Academia de Cine Americana. Simplemente dijo “Merçi”.

Cartel cinematográfico de "El planeta de los simios"

Cartel cinematográfico de "El planeta de los simios"

También El planeta de los simios fue adaptado al cine con gran éxito y también fue laureada por la Academia con la concesión del Óscar. No sólo tendría una segunda adaptación cinematográfica, sino que también sería llevada a la televisión, en forma de serie y de dibujos animados.

La película y todas sus posteriores secuelas (creo que hubo otras tres) hizo de la historia de Boulle, una novela de culto.

Pierre Boulle murió en París, el 30 de enero de 1994, cuando contaba con 82 años.