RSS
Entradas
Comentarios

El Exorcista, William Peter Blatty.

El Exorcista, William Peter Blatty.

Terminado. Me ha gustado bastante, pero no me ha dado miedo ninguno. Buah. Supongo que haber visto la película influye bastante, y estar lejos de la impresionable pubertad tambien ayuda. Desde luego, la primera vez que vi la película me acojono BASTANTE más que la novela. Aún así, le doy un 4 sobre 5, que no está nada mal.

Blatty nos cuenta una historia basada en un exorcismo real del que tuvo conocimiento cuando estudiaba con los jesuitas, cambiando algunas cosas, y dramatizando bastante otras.

El Exorcista es la historia de una lucha, pero de una lucha perdida desde el principio, puesto que el final nunca puede ser bueno. Eso es algo que se ve desde el principio. Es lo jodido de luchar contra el demonio…. que no se puede ganar.

Las historia se centra en Regan, una niña que empieza a hacer cosas raritas, hasta el punto de asustar a su madre y que tras ver a psicologos, médicos y mediums, empiece a pensar en curas. Curiosamente anda por el barrio el padre Karras, un sacerdote irlandés con ciertas dudas existenciales, que le echará un ojo a la enana ver si puede ayudar a la madre a pasar el trance.

Una imagen de la niña, especial para Isi.

Una imagen de la niña, especial para Isi.

El problema es que cuando el padre Karras ve a la criatura (y lo digo con doble sentido), empieza a sospechar que algo va VERDADERAMENTE mal, y que igual la niña no es esquizofrénica, sino que está poseída de verdad por el Maligno. Pide ayuda a la archidiócesis (o algun estamento similar), y le mandan al padre Merrin, un viejo exorcista curtido en mil batallas que acaba de llegar del misterioso continente africano.

Entre ambos, emprenderán una encarnizada lucha contra lo que sea que habite en Regan… Pero el ser es muy hábil, y les atacará donde más les duele. A veces físicamente, a veces psicológicamente… ¿Podrán los exorcistas expulsar al demonio del cuerpo de la niña, sin que ello acabe a la vez con su vida?.

Tendréis que leerlo… o al menos ver la peli.