RSS
Entradas
Comentarios

LEWIS CARROLL: Biografía

Lewis Carrol, murió tal que un 14 de enero de hace bastantes años.

Lewis Carrol, murió tal que un 14 de enero de hace bastantes años.

Exactamente hace 112 años, el 14 de enero de 1898, murió Charles Lutwidge Dodgson, matemático británico que, bajo el seudónimo de Lewis Carroll, nos legó libros tan deliciosos como “Aventuras de Alicia en el País de las Maravillas” o “A través del Espejo”.

Lewis Carroll, nació en Daresbury-Lancashire (Inglaterra), el 27 de enero de 1832.  Hijo de un vicario anglicano, tuvo una infancia tranquila, feliz y quizá algo aburrida a pesar de que eran 11 hermanos: tres chicos y ocho chicas, curiosamente todos zurdos, y un poco tartamudos, incluyéndole a él, que era el mayor de todos.

Niño prodigio en el colegio, a los 18 años ingresó en la Universidad de Oxford, en la que se licenció en matemáticas y donde obtuvo una plaza como profesor de esta asignatura que impartió durante casi 50 años, enseñando a tres generaciones de jóvenes estudiantes. Además, siguiendo la trayectoria paterna, fue ordenado diácono de la Iglesia Anglicana.

Tuvo una vida tranquila. Su trabajo y su diversión favorita fueron las matemáticas, y encontró tiempo para dedicarlo a la escritura y la fotografía. Toda su vida padeció problemas de insomnio y durante las noches en vela, intentaba descifrar difíciles problemas de matemáticas.

Tímido y con pocos amigos, creó sus amistades entre los niños, especialmente entre las niñas pequeñas, con las que jugaba y a las que contaba cuentos e historias que él inventaba.

Así fue como nació el libro que le daría popularidad mundial. En 1862, mientras paseaba como era habitual con la pequeña Alice Liddell y sus hermanas, hijas del diácono del Christ Church, les contó una historia fantástica, llena de magia y fantasía, que él llamó en un principio “Las aventuras subterráneas de Alicia”.

Alicia Liddel, "protagonista" de las Aventuras en el País de las Maravillas.

Alicia Liddel, "protagonista" de las Aventuras en el País de las Maravillas.

Esta historia se publicaría en 1865, con el título de “Alicia en el país de las maravillas”. Fue lo que hoy llamaríamos “autoedición”, y fue un éxito de ventas, recibiendo no sólo elogios de los lectores, sino también el beneplácito de la crítica, lo que animó al autor a escribir, cinco o seis años más tarde, una continuación, “A través del espejo y lo que Alicia encontró allí”. Estos libros, escritos para niños, tienen junto a la fantasía y el disparate, paradojas lógicas y matemáticas, apuntes filosóficos y sátiras morales dirigidas a un público adulto entre el que tuvo también muy buena acogida.

Lewis Carroll escribió también poesía, “La caza del Snark” y el cuento “Silvia y Bruno”, ambos poco conocidos y otros libros más “serios” sobre matemáticas.

Otra de las aficiones del escritor al alcance de muy pocas personas en su época, fue la fotografía y gracias a ella han podido llegar hasta nosotros los retratos que él realizó tanto de Alicia Liddell, su pequeña musa inspiradora, como de numerosas amiguitas del escritor.

Personaje singular, introvertido, soñador de países maravillosos, de mundos de espejo, destacado matemático, mente lógica y dotada donde las hubiere, amante del teatro y aparente misógino porque nunca contrajo matrimonio ni se le conocieron amores, su amistad con Alicia Liddell, protagonista de sus famosos cuentos, no ha estado exenta de polémica: No sólo escribió una historia en la que ella era la protagonista, sino que –dicen- se “enamoró” de su heroína.

Éste es otro enigma en su vida: La curiosa costumbre que el escritor tenía de establecer lazos amistosos con niñas de corta edad, a las que le gustaba  fotografiar en las poses más variadas, vestidas con distintos disfraces y vestimentas, e incluso desnudas. A los niños los aborrecía. En internet hay muchísimas de estas fotos -no desnudos, claro-, que no he querido reproducir pues, para mi mente puritana, rayan en la pornografía infantil.

Las hermanas Liddell, posando para el escritor.

Las hermanas Liddell, posando para el escritor.

Esta predilección por las niñas ha sido objeto de diversas especulaciones sobre las tendencias sexuales de Carroll que han dado pie a muchas habladurías en las que se afirma que, esa atracción suya hacia las pequeñas no era otra cosa que un tipo de desviación sexual.

De todas maneras no son más que rumores y especulaciones pues antes de morir hizo que desaparecieran todas las fotos y documentos “comprometedores” y sus herederos tienen su diario personal, pero nunca lo han publicado y apenas ha trascendido información de lo que contiene sus páginas.

Falleció el catorce de enero 1898 de una bronquitis que degeneró en pulmonía, unos días antes de cumplir los 66 años y se llevo a la tumba los secretos que aún hoy investigan los biógrafos, especialmente ese desmedido amor por las niñas que, en cuanto crecían, “abandonaba”. Solamente su fijación por Alicia Liddell fue la excepción a la norma, ya que nunca la olvidó e incluso llegó a cartearse con ella ya en el final de su existencia.

Intentaremos quedarnos sólo con la obra literaria que nos legó, que es muy brillante, magnífica y única.

También puede interesarte...

6 respuestas a “LEWIS CARROLL: Biografía”

  1. Ale dice:

    ¡Bravo Ascen! como siempre, una entrada muy completa y entretenida. Me encanta lo que dices al final: quedémonos con la obra, que es maravillosa. Yo aún tengo que leer sus libros, pues sólo conozco las películas que Disney hizo. Quiero leerlos.
    Un beso grande,
    Ale.

  2. Barbara dice:

    Hace unos años estuve en París y pude visitar una exposición de fotos tomadas por Lewis Carrol. Casi todas eran de niñas pequeñas, algunas con disfraces de hadas o simplemente en camisón (ninguna desnuda). Eran bastante bonitas, y vistas de una en una no me hubieran sugerido nada raro, pero el conjunto era un poco… intranquilizador.
    Tal vez el buen reverendo fuera solo un amable señor al que le gustaban las niñas, sin ninguna connotación sexual, y estemos siendo injustos, o tal vez es verdad que tenía esas inclinaciones, aunque no parece haber pruebas de que nunca actuara sobre ellas. En cualquier caso, Alicia es uno de mis libros favoritos desde que tenía 7 años, y sigo disfrutándolo a los 36.

  3. @scen dice:

    Gracias Ale. Yo tampoco he leído el libro “de verdad”, solamente cuentos y adaptaciones infantiles, pero creo que le pondré remedio yo también.
    Besitos.

  4. @scen dice:

    Hola, Bárbara. Bienvenida al blog. Puede ser que estas “insinuaciones” sean injustas con él. Yo he intentado dejar claro que son sólo rumores y conjeturas no probados, pero lo cierto es que existen. Y cosas aún más fuertes se dicen aún de él, y también es verdad que las fotos que he visto de este escritor son, como bien dices, algo inquietantes.
    Pero yo como tú, me quedo con su obra. De hecho ahora mismo estoy colaborando en la puesta en escena de Alicia, en una representación teatral infantil.
    Un saludo.
    Espero volver a verte por aquí. :)

  5. Barbara dice:

    Gracias por la bienvenida, scen. Me parece que estamos de acuerdo: un gran escritor y no hay que acusar a nadie sin pruebas, pero si yo hubiera sido la madre de esas niñas, lo habría apartado con un palo.

  6. [...] Lewis Carroll, escritor y matemático británico, autor de los populares relatos “Alicia en el País de las [...]