RSS
Entradas
Comentarios

El señor de los esclavos, Catherine Coulter.

El señor de los esclavos, Catherine Coulter.

Chorra. Si tuviera que definir el libro diría que es un poco chorra. No es que esperase gran cosa de él, pero la verdad es que te deja bastante insatisfecho después de la lectura. Es como leer un catálogo del Carrefour… lees algo, pero con poca chicha.

En fin, vamos allá:  jóven noble vikingo de amplio pecho y fornidos hombros, que enamora y seduce a esclava altiva y de turgentes pechos, que acabará convirtiéndose en la señora vikinga. Pequeña intriga con un asesinato de por medio y varias cópulas entre los protagonistas. Fin.

Bueeeno, venga. Os lo cuento bien. Que no se diga.

Merrik Haraldsson, hijo segundón de un noble rural vikingo, va en viaje comercial con su drakkar (¿noir?) para compra-vender multiples cosas… entre ellas un par de esclavos. Viendo la mercancía en el mercado «se queda prendado» de los ojos de un chiquillo de corta edad, que viaja con su sucio y desaliñado hermano mayor adolescente.

Tras algunos incidentes menores, al final se queda con los dos, y se los lleva a su tierra. En el viaje de vuelta descubrirá que en altivo y harapiento jóven, es en realidad una chica (ohhh, que original) flacucha y sucia, pero con firmes senos (que hasta ese momento no estaban) y ondulantes caderas (que habían pasado desapercibidos a todo el mundo hasta entonces).

Para mí esto es una buena moza vikinga, y no la flacucha que me pintan en el libro.

Para mí esto es una buena moza vikinga, y no la flacucha que me pintan en el libro.

Cuando ya pensaba que el vikingo iba a violar a ambos hermanos antes de pasárselos al resto de su tripulación, resulta que no… que quiere «como un hermano mayor» al niño, y con la hermana empieza un jueguecito de «tu-no-me-importas-y-tu-a-mi-tampoco», «eres-un-rudo-bárbaro-y-tu-una-mocosa-engreida», hasta que claro está, se enamoran perdidamente.

Laren, la mocosa engreída, es en realidad una noble dama mandada secuestrar de su palacio por unas hermanas envidiosas (ohhh, que original, again) que en vez de ser asesinada junto con el jóven heredero, fueron vendidos como esclavos por un piadoso bandido (joder con el piadoso).

Una vez en la tierra de Merrik, Laren causará problemas, puesto que Erik, hermano mayor de Merrik y señor de la casa quiere beneficiársela, pero Merrik defenderá su honor (¿?) y la protegerá de su libidinoso hermano con mútiples estratagemas (está con la regla; esta noche me la cepillo yo; etc, etc)

Bueno, no os cuento más de la trama, aunque realmente no importe demasiado. Intrigas palaciegas, envidias, un asesinato misterioso del que no se sabe quien es responsable, el retorno de Laren a su país natal, en busca de su posición perdida, y toneladas de amor entre los tórtolos.

Yo pensaba encontrarme esto...

Yo pensaba encontrarme esto...

...y me topé con esto.

...y me topé con esto.