RSS
Entradas
Comentarios

La canción de Dorotea. Rosa Regàs

La canción de Dorotea. Rosa Regàs

Como ya dije en su momento cuando comencé a leer este libro, se trata de la obra ganadora del Premio Planeta 2001.

La protagonista, Aurelia Fontana, una mujer con recursos económicos y profesora de Universidad en Madrid, se ve en la necesidad de contratar a Adelita, una mujer de aspecto muy peculiar, para que cuide de su padre que se encuentra enfermo e impedido en su aislada casa de campo en una zona rural de Gerona, y de paso, para que haga de guarda de la finca. Tras el fallecimiento del padre, Aurelia, convencida del comportamiento ejemplar que hasta ese momento ha llevado Adelita en el cuidado del anciano y de la propia casa, decide dejarla al cargo de la finca como guardesa.

La desaparición de una joya, unas insistentes llamadas telefónicas preguntando por Dorotea, el progresivo cambio en el comportamiento de Adelita, y la aparición de un enigmático caballero con sombrero negro que da la sensación de vigilarla, provocarán toda una serie de acontecimientos que harán dar al traste con la tranquila y rutinaria vida de Aurelia, buscando solución al misterioso e intrigante entorno que se va formando a su alrededor.

Me llamó la atención la descripción física tan detallada y mordaz que hace de Adelita nada más comenzar el libro:

… lo más peculiar de su figura era, sin lugar a dudas, la estructura de su cuerpo reducido. Reducido pero no débil. Era un cuerpo robusto, fuerte, de anchas espaldas, de cuello breve y sólido, pero de caderas estrechas en comparación con la magnificencia de sus hombros y de sus muslos recios y potentes. Los brazos, cortos y fornidos, disparados hacia el exterior por el tórax extremadamente vigoroso punteado por unos pechos leves que se perdían en él, remataban su aspecto de aborigen en proceso de extinción…”,

“…circulaba de la finca al pueblo en una mobilette cuyo manillar le llegaba a la barbilla y en la que la corpulencia de su cuerpo se desvanecía al sentarse y su cara ancha y su cabeza aplastaba sobre ese cuello potente bailaban dentro de un casco que parecía sostenerse sobre el sillín…”

Un libro que se lee con fluidez, salvo en aquellos momentos en los que la autora se recrea en describirnos con cierta prosa poética los pensamientos y sentimientos por los que va atravesando la protagonista, provocando con ello un pequeño frenazo en su rápida lectura.

Según te vas sumergiendo en la historia, vas compartiendo con la protagonista esa necesidad que tiene de dar solución a los misterios e incertidumbres que van apareciendo, y a averiguar el por qué del extraño comportamiento de Adelita. Lo malo es que el final es de esos que deja volar la imaginación del lector, es decir, que no nos dice nada en concreto y que te deja con un extraño sabor de boca por la ambigüedad del desenlace, y quizás, por qué no decirlo, un poco decepcionado.

Rosa Regàs nació en 1933 en Barcelona. Al iniciarse la guerra civil fue exiliada a Francia donde residió hasta los 6 años. A su regreso a España estudió como interna en un colegio de monjas.

Poco después de finalizar el bachillerato contrajo matrimonio, y a los 22 años, ya con dos hijos, se matriculó “furtivamente” en la carrera de Filosofía y Letras en la Universidad de Barcelona. Una vez licenciada, y siendo madre de cinco hijos, comenzó a trabajar en la editorial Seix y Barral, donde permaneció hasta el año 1970. Abandonó esta Editorial para fundar la suya propia, La Gaya Ciencia, a la que se dedicó durante los siguientes trece años de su vida. Posteriormente, y dando un importante vuelco a su vida, se incorporó como traductora en la Organización Mundial de la Salud, en Ginebra. En el año 2004 fue nombrada Directora General de la Biblioteca Nacional de España, cargo que ocupó durante los siguientes tres años.

Su inicio en el mundo literario se produjo de forma tardía, en el año 1987 con el ensayo titulado Ginebra. Cuatro años más tarde, en el año 1991, publicaría su primera novela, Memoria de Almator. Cuatro años más tarde, su obra Azul, una historia de amor y pasión, sería galardonada con el premio Nadal 1994. Desde entonces la lista de títulos ha ido engrosándose poco a poco hasta un total de 19 novelas publicados. Además de la que hoy reseñamos aquí, La Canción de Dorotea, Premio Planeta 2001, caben destacar otros títulos como Sangre de mi sangre (1998), o Luna, lunera (1999) que fue galardonado con el Premio Ciudad de Barcelona de Narrativa. Su última obra hasta el momento, Viento armado, un libro de viajes, se publicaba en el año 2005.

También puede interesarte...

Una respuesta a “RESEÑA: La canción de Dorotea, de Rosa Regàs”

  1. No sé, simplemente con ese párrafo me dan ganas de leerlo mañana. Eso sí, lo del final abierto no me gusta, me suele dejar con la misma sensación agridulce…

    Creo que lo leeré antes o después.

    saludos!