RSS
Entradas
Comentarios

Y tal día hizo un año…

Si hay alguien ahí fuera, queremos decirle que acabamos de nacer.

Con estas palabras salimos al aire el 24 de noviembre de 2008. Hace ya un año de esto. Muchas cosas han pasado desde entonces… Hagamos un pequeño repaso de este año que vivimos.

En este año hemos conseguido varios de los objetivos que nos habíamos propuesto. Hemos mantenido continuidad en los artículos, un ritmo de publicación constante, hemos leído mucho (con todo lo positivo que ello nos aporta) hemos aumentado el número de visitas al blog, y hemos aprendido mucho de todo esto.

Además, un valor añadido que nos hemos encontrado ha sido la constitución de una comunidad de gente con intereses literarios como nosotros, con muchas cosas que decir, y a los que consideramos ya amigos. A todos vosotros (no voy a dar nombres, porque estaría muy feo olvidarme de alguien, pero ya sabéis quienes sois), muchisimas gracias. Sois gente estupenda. Sin vosotros, esto perdería gran parte de su sentido.

El mejor y el peor:

A lo largo del año hemos leído muchos libros. Algunos buenos y algunos malos. Estos son nuestros Best/Worst del año.

Apocalipsis Z vs. Cuentos maravillosos

Apocalipsis Z vs. Cuentos maravillosos

Para @scen estos son el mejor y el peor del año:

El mejor:

Hay muchos. No sabría decir cual es el que me ha gustado más, pero si tengo que elegir uno diría Apocalipsis Z justo por lo contrario que el de Hesse. Lo leí rápidamente. Me enganchó y lo leí de un tirón. Cuando no lo tenía a mano, lo continuaba leyendo on line. La verdad es que no esperaba que me gustara, pues el tema no es para nada de mi gusto. Y además está firmado por un escritor novel o novato y no todas las operas primas son buenas (la gran mayoría como mucho promenten).  Resultó ser una grata sorpresa.

El peor:

Cuentos maravillosos, de Herman Hesse. Es el único que no he podido terminar. No tiene pies ni cabeza. Es decepcionante, pues está firmado por una persona considerada un escritor de renombre y categoría y esperaba bastante más de su lectura. Pero lo que ha conseguido en mi caso, es que deseche a Hesse para siempre jamás y no lo tenga nunca, nunca entre mis lecturas.

Rebeca vs. Justine

Rebeca vs. Justine

Para Jesús estos son el mejor y el peor del año:

El mejor:

He tenido serios problemas para decidirme. Al final me he inclinado por Rebeca, de Daphne du Murier Me pareció sencillamente genial.

El peor:

Aunque hay algún que otro candidato, no he tenido muchas dudas para inclinarme por Justine, o los infortunios de la virtud, del Marqués de Sade. El por qué creo que lo dejé bastante claro en la reseña que hice en su día, aunque ésta me costó algún que otro comentario tachándome de onanista, frustrado sexual, y cosas similares.

El juego de Ender vs. El círculo mágico

El juego de Ender vs. El círculo mágico

Para César estos son el mejor y el peor del año:

El mejor:

Sin duda la sorpresa del año me la dio El juego de Ender, de Orson Scott Card. No esperaba que me gustase tanto, y el libro me enredo en su lectura. Luego he leído más cosas de Card, y aunque me han gustado, no he tenido el elemento sorpresa de la primera aproximación a su obra. Un soplo de aire fresco.

El peor:

Tampoco hay duda. El circulo Mágico, de Katherine Neville ha sido lo más coñazo que he leído en el año. Ya la puse a caer de un burro en la reseña de la novela, así que no me voy a extender más. Truño gordo.

Algunos datos irrelevantes:

– El primer libro que comenzamos a leer en el blog fue Mensajero del Futuro, de David Brin, y el último que hemos reseñado ha sido El Cazador de barcos, de Justin Scott.

– En este año, hemos reseñado libros de 86 autores distintos, y leído 115 libros en total.

– Hemos escrito 351 entradas, y habéis comentado 2.364 veces.

– Tenemos una media de 20.000 visitas mensuales. En este año hemos alcanzado la cifra de 150.000 visitas.

– Durante todo este año hemos logrado mantener el ritmo de escribir una entrada diaria, excepto el 9 de febrero, que no publicamos nada.

Y poco más. Tampoco vamos a excedernos con el post endogámico. Que el año que viene haremos dos años. A por ellos.