RSS
Entradas
Comentarios

Margaret Mitchell cumple años.

Margaret Mitchell cumple años.

Sé que habrá mucha gente que piense que esta escritora no merece una mención especial, ya que escribió un único libro en toda su vida: “Lo que el viento se llevó” (Gone Whit The Wind). Pero tengo que hacerlo por motivos personales, pues es un libro que marcó mi juventud literaria. Un libro que leí una y otra vez, consiguiendo diferentes lecturas en cada ocasión. Un libro que recomendé hasta la saciedad y que, para que otros lo leyeran, incluso inicié audiciones con la confianza de que así “engancharía” a posibles lectores de esta maravillosa historia.

Un libro completo. Un libro bien escrito. Un libro épico. Un libro que nos habla de historia: la de una época y sus costumbres, la de una ciudad y sus gentes, la de un país en formación que crecería económica y socialmente de manera exponencial, la de una guerra que primero dividió de manera sangrante, para luego unir vigorosamente a ese país hasta hacerle uno de los más grandes, la de la esclavitud y emancipación de una raza que fue una de las vergüenzas más tremendas y penosas de ese mismo país. Un libro que nos cuenta todo esto envuelto en una historia de amor tan maravillosa, que hizo que leyéramos este libro “bebiéndonos” las páginas y que cuando lo acabáramos, lamentáramos haber llegado al final. Un libro que mereció el premio Pulitzer en 1937 y del que cuentan que, su enorme y, en un principio, impensado éxito, impidió a su autora seguir escribiendo. Un libro que consigue narrar con un gran rigor histórico la historia de la Guerra de Secesión de Estados Unidos y la época de la posguerra, y el derrumbe de lo que fue la sociedad sureña y su estilo de vida, aunque no pueda evitar teñirlo de una nostalgia idílica.

Pero dejaré de hablar de este libro, aunque me cueste, pues lo que hoy toca es hablar de su autora: Margaret Mitchell

Margaret Mitchell nació el 8 de noviembre de 1900, por lo que hoy cumpliría 109 años. Esta novelista estadounidense, nació en Atlanta, la ciudad en la que se desarrolla la historia de su libro, y murió, también en Atlanta, el 16 de agosto de 1949 atropellada, junto con su marido, por un taxi que circulaba a gran velocidad.

Hija de una sufragista y un prominente abogado, desde pequeña estuvo interesada en la historia de su país, sobre todo por la Guerra de Secesión. Su padre era presidente de la Sociedad de Historia de Atlanta y su madre y su hermano también estaban interesados por los estudios históricos. No obstante, Margaret decidió estudiar la carrera de Medicina.

Pero la prematura muerte de su madre, cuando Margaret apenas contaba 19 años, hizo que abandonara sus estudios y regresara a su casa para ocuparse de su padre y su hermano. Poco después inició su carrera como periodista trabajando para el Atlanta Journal y el Sunday Magazine, para los que escribiría entrevista, artículos e incluso reseñas de libros. Firmaba Peggy Mitchell y tuvo un éxito moderado.

Por esa época, 1922, se casaría con su primer marido, pero fue tan desastroso y terrible que tras muchas penalidades, una violación conyugal hizo que éste matrimonio fuera anulado dos años después. En 1925 se casó con John R. March, director de publicidad de la Georgia Power Company. Más tarde, cuando una lesión de tobillo la mantuviera en casa durante un largo periodo, sería quien la animaría a escribir el que sería uno de los libros más populares y más vendidos de todos los tiempos.

Éste libro tardaría más de 10 años en terminarse. Fue escrito de manera caótica y desordenada. Los episodios se acumulaban uno tras otro según llegaba a sus manos nuevos documentos y nueva información, lo que sucedía con gran frecuencia.

Mientras tanto iba creando y desarrollando el carácter de sus protagonistas, se identificaba con ellos y vivía sus vidas. Esto fue así durante 9 años, hasta 1935, año en que el vicepresidente de la Editorial Macmillan, tuvo ocasión de conocer el trabajo y a pesar del desorden y el caos acumulado, se interesó por el libro y le impuso a la autora un tiempo límite para su terminación. Un año más tarde vería la luz su novela. Su éxito fue fulminante: se vendieron millones de ejemplares y se tradujo a 30 idiomas. Incluso hubo una edición en braille.

Este éxito, su popularidad y el dinero que ganó,  no cambiaron el carácter y la forma de vida de Margaret Mitchell, que siguió viviendo en su misma casa y manteniendo sus costumbres. No le gustaba ser fotografiada ni aparecer en público y mantenía una vida lo más sencilla y normal que podía mientras contestaba personalmente a todas las cartas que recibía.

El director de cine Víctor Fleming llevaría esta historia a la gran pantalla en el año 1939. Protagonizada por Vivien Leigh, Clark Gable y Olivia de Havilland, fue nominada para 13 Óscar de los que consiguió “solamente” 8. Su enorme éxito contribuiría al de la propia novela, haciendo que fuera rápidamente conocida en el mundo entero. Fue entonces cuando Margaret se presentó en sociedad, ya que más de una persona intentó suplantar su personalidad para poder llevarse la gloria, aunque fuera de manera efímera.

Rhett Butler y Escarlata O'Hara, o lo que es lo mismo, Clark Gable y Vivien Leigh.

Rhett Butler y Escarlata O'Hara, o lo que es lo mismo, Clark Gable y Vivien Leigh.

Margaret Mitchell murió atropellada el 16 de agosto de 1949, a la temprana edad de 49 años (escasos), lo que fue tratado como una gran tragedia en todos los medios de comunicación de entonces.

Puede que esto no corresponda decirlo aquí, pero después de leer esta novela, o ver su película, nadie debería leer la novela ni ver la película de la que se pretendió fuera continuación de “Lo que el viento se llevó”, pero que no fue ni escrito por su autora y ni siquiera tenía previsto escribirlo. La novela, “Scarlett”, intentó vivir a la sombra del éxito de la obra que creó Mitchell y beneficiarse de ella. Utilizó sus personajes, sus vidas y sus historias para crear un libro que, además de considerarlo un plagio, creo que destroza toda la magia del libro del que pretendía aprovecharse. Y en cuanto a la película, más o menos lo mismo.

Los nuevos Rhett y Scarlett: Timothy Dalton y Joanne Whalley.

Los nuevos Rhett y Scarlett: Timothy Dalton y Joanne Whalley.

Incluso el actor, Timothy Dalton, un gran actor, en su intento de emular a Clark Gable, dejó de ser él mismo en lo que fue una pobre interpretación que, supongo, aún estará lamentando.

¿Rhett o Rhett?. Yo me quedo con Gable.

¿Rhett o Rhett?. Yo me quedo con Gable.

OTRAS EFEMÉRIDES DE LA SEMANA

NACIMIENTOS:

Marcelino Menéndez y Pelayo (3 de noviembre de 1856), erudito español, traductor, poeta y filósofo, que escribió sobre temáticas diversas, aunque se consagró fundamentalmente a la historia de las ideas y de la literatura española e hispanoamericana en general. La Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP)  le debe su nombre.

Sam Shepard (5 de noviembre de 1943), considerado uno de los dramaturgos contemporáneos más importantes de Estados Unidos. Ganó el premio Pulitzer en 1979 por su obra “Buried Child” y estuvo nominado a este premio en otras dos ocasiones.

Albert Camus (7 de noviembre de 1913), escritor y filósofo francés. Premio Nobel de literatura en 1957. Entre sus principales obras se encuentra “El extranjero”.

Ibn Hazm (7 de noviembre de 994), escritor hispanoárabe. Realizó una intensa actividad política como visir de Abderramán V. Abandonó la política y escribió obras históricas que sólo fueron superadas en occidente en el siglo XIX

Bram Stoker (8 de noviembre de 1847), escritor irlandés que se halla  indisolublemente ligado a su obra Drácula”, el más famoso de los vampiros humanos y una de las más célebres obras de la literatura gótica, construida en base a cartas y documentos apócrifos.

FALLECIMIENTOS:

George Bernard Shaw (2 de noviembre de 1950), dramaturgo irlandés. Única persona en ganar el premio Nobel de Literatura (1925) y un Óscar (en la categoría de mejor guión, por Pigmalión en 1938).

Francisco Ayala García-Duarte (3 de noviembre de 2009), jurista, sociólogo y brillante creador, fue uno de los escritores españoles más longevos, prolíficos y premiados.

Luis Cernuda (5 de noviembre de 1963), destacado poeta y crítico español de Generación del 27.

John Milton (8 de noviembre de 1674), poeta y ensayista inglés, conocido especialmente por su poema épico “El paraíso perdido”.

Manuel Bretón de los Herreros (8 de noviembre de 1873), escritor y crítico literario español.

También puede interesarte...

14 respuestas a “MARGARET MITCHELL: Biografía”

  1. César dice:

    A mi también me gusto mucho esta novela. De hecho, tengo entendido que aparte del Pulitzer estuvo a punto de concedérsele el Nobel de Literatura, pero finalmente no se lo dieron puesto que una sóla obra, aunque sea esta, no justifica un galardón de este calibre, que se suele dar como premio a una carrera.
    En cuanto a la película, difiero, a pesar de ir contracorriente. No he sido capaz de aguantarla. Además, no soporto a Gable ni me creo su papel.
    Para seguir llevándote la contraria, a mi sí que me gustó “Scarlett”, la continuación de la obra, aunque desde luego no llega a su nivel ni de lejos.
    Este segundo libro está envuelto en muchismia polémica. Mitchell nunca quiso una continuación, aunque sus agentes la presionaron muchisimo al respecto. Tras su muerte, y viendo la ingente cantidad de ingresos que se producían por derechos de autor, sus herederos quisierons resucitar el tema. Primero lo intentarón con la película, pero entraron en litigios con la productorta. Luego pensaron en el libro, y abrieron un concurso para elegir a la escritora que debía continuar la obra. Alexandra Ripley fue la elegida.
    Ya de antemano, Ripley comentaba: “Estoy intentando prepararme para el odio universal contra lo que voy a hacer. Sí, Margaret Mitchel escribía mejor que yo, pero está muerta”.
    Creo que el libro tuvo demasiado lastre por su original, y tras ser despedazado por la crítica y los fans, quedó relegado al nivel de un serie Z. No obstante, vendió más de un millón de ejemplares, e hizo millonaria a su autora.
    Lo que el viento se llevó, por su parte, ha sido traducido a 27 idiomas y ha vendido más de 28 millones de ejemplares, siendo el segundo libro más vendido, después de la Biblia.

  2. @scen dice:

    Tú no soportas a Gable y yo siempre he estado enamorada de él. :D
    Pero diferencias aparte (sexo y edad) entre tú y yo, la película quizá sea demasiado larga (casi 4 horas) para algunas personas que, o no sean muy amantes del género o detesten a su protagonista.
    No obstante hizo bien Alexandra Ripley en prepararse para el odio universal. Yo no la odio, pero la considero una oportunista. Y a los herederos de Mitchell mucho más. ¡Que malo es el dinero! Nos vuelve extremada y perversamente codiciosos.
    De todas maneras, yo compré y leí el libro y si no hubiera querido ser una continuación del original, quizá hasta me habría gustado. Pero debería haber sido la historia de otros protagonistas, debería haber creado sus propios personajes con su propio pasado.
    También pudiera ser que mis expectativas fueran demasiado elevadas, pero de eso la culpable también es Ripley.
    Lo siento: Alexandra Ripley ha intentado profanar uno de los libros más importantes de mi biblioteca personal y de mi bagaje lector.
    ¡Ah! Y lo digo sin acritud.

  3. Bookworm dice:

    A mi también me marcó mucho la novela. Me encantó. Y por supuesto que esta mujer merece una mención especial. ¡Cuántos escritores con más novelas no dejarán una huella ni parecida!
    Es que este libro lo tiene todo. Yo soy de las que también disfrutó con la película un montón. De hecho la tengo en casa y estoy esperando que se de el día en que no tenga que salir de casa, ni ocuparme de marido e hijo para pegarme la gran sentada y disfrutarla yo solita.
    Tengo que decir que también me leí Scarlett y sí me gustó, pero la adaptación al cine ya no tanto, pero no creo que ni uno ni otro pasen a la historia como buenas continuaciones. Siempre hay quien intenta aprovecharse del tirón de un libro que tuvo éxito. Que recuerde ahora por ejemplo, una segunda parte de “Rebeca” titulada “La señora de Winter” que no fui capaz de terminar y ayer mismo vi en la casa del libro “Drácula el no muerto”, firmado por algún descendiente desde luego, un tal Drake Stoker (un sobrino biznieto). De este no puedo hablar pero como no lea por ahí críticas maravillosas, dudo mucho que acabe en mi estantería. Me quedo con los originales.
    No sé si habrás leído “Rhett Butler. Más allá de lo que el viento se llevó. La leyenda continúa”. Te adentra en la historia personal de Rhet, pero la verdad es que tampoco acabó de convencerme mucho.
    Espero que no hagan otra peli.

    Un saludo

  4. S. Cid dice:

    Pues yo (espero que no me echéis a los perros por la confesión que voy a hacer..) ;-) no he leído ninguno de los dos libros. Aunque sí muchas críticas al segundo de ellos (la de “oportunismo” era de las más suaves). Sin embargo, me habéis picado la curiosidad. Voy a ponerla en mi lista de libros pendientes (me refiero a “Lo que el viento se llevó”), aunque tal vez…, una vez leída, me anime después a leer la “supuesta” continuación para hacerme una idea.

    En cualquier caso, buen comentario. Me ha gustado mucho.

    Saludos.

    S. Cid

  5. Bravo bravo y bravo por esta magnífica entrada!!!

  6. @scen dice:

    Hola, Bookworm, me alegro de que te guste la novela tanto como a mí. Es un placer coincidir. Yo he leído el libro seis o siete veces y la película la he visto otras tantas. Es por lo mucho que me gustó por lo que no puede resistirme a leer la segunda parte pues me hubiera gustado muchísimo que Rhett y Escarlata acabaran juntos, pero me resultó totalmente frustrante. Como le digo a César, el libro no estaría mal si los protagonistas fueran otros y vivieran sus propias vidas. Sé que existe la “continuación” de Rebeca, pero la verdad es que no me atrevo ni a acercarme a ella, pues éste es otro de mis libros míticos. Sé que resulto un poco radical, pero no podría soportar otra decepción como ésta. La que no conocía es la que tú me dices Rhett Butler. Más allá de lo que el viento se llevó. La leyenda continúa , pero “excuso decirte” y más si me dices que no te convenció.
    Besos.

  7. @scen dice:

    Hola, S.Cid. Muchas gracias por tus palabras y te diré que no te voy a echar los perros, ni porque no te la hayas leído, ni porque (si la hubieras leído) se diera el extraño-y-casi-imposible caso de que no te gustara. :) :)
    Todo el fanatismo que ves en mis palabras es totalmente inofensivo y respeto plenamente el gusto de los demás. Ya puedes ver que lo que a mí me pareció malo, a César y a Bookworm les gustó. Para los gustos se han hecho los colores y hay colores, tonos y matices para todos. Pero vamos, después de esta perorata que te he largado, te diré que si tienes ocasión, si lo tienes a mano, léelo. Si no has visto la peli, mejor, pues así disfrutarás más del libro sin conocer nada de la historia, y si la has visto es igual: Con las cosas que no han podido contar en la peli, se podrían hacer otras seis.
    Un beso.

  8. @scen dice:

    Gracias, Ismael, eres muy amable.
    Un saludo.

  9. Ale dice:

    Ascen:
    ¡Pero cómo podría no merecerse la entrada Margaret Mitchell! ¡Es una de mis escritoras favoritas! yo soy de las que disfrutó muchísimo su libro, lo leí muchas veces, lloraba cuando leía la suerte de Melany, y cuando Scarlett se daba cuenta de que entonces no amaba a Ashley y lo buena que había sido su mujer.
    También disfruté muchísimo la película, que recuerdo haber visto en VHS y dividida en dos partes. Rentamos una y casi nos da el ataque cuando se terminó y estábamos a la mitad. Mi mamá como que se acordaba que así no terminaba la película (…pero no estaba segura) ¡Que nervios! en lo que abrían al otro día y sacábamos la continuación….
    La continuación me gustó, pero no era para tirar cohetes. Me pareció que los personajes crecieron, que tuvieron que cambiar, me gustó la nueva Scarlett pero la película no me gustó.
    Yo he visto el libro que menciona Mertxe, pero la verdad es que no se me antojó nadita leerlo. Si Ripley era oportunista, el autor de Reth le dice “quítate que ahí te voyyyyyy”
    Coincido con Ismael :D maravillosa entrada
    Un abrazo,
    Ale.

  10. @scen dice:

    Bueno, Ale, muchas gracias por tus palabras y me alegro de que en algo estemos todos de acuerdo: Margaret Mitchell se merece una mención especial.
    Besos.

  11. MÓNICA dice:

    La novela es increible, yo la leí por primra vez con 13 años y hoy con 35 aun me vuelve loca. La pelicula también es memorable. El personaje que no me creo es el de Leslie Howard, no era el Ashley que yo me imaginaba. No me he leido la segunda parte aunque si que ví la pelicula y me decepciono. Me ha picad la curiosidadcon el libro de Rethett Butler.

  12. @scen dice:

    Hola, Mónica. Bienvenida al blog y a este foro tan apasionado.
    A mí también me sigue gustando mucho el libro, aún hoy, muchísimos años después de mi primera lectura.
    El otro día nos comentaba Alberto Vázquez Figueroa, que es el único libro que conoce al que supera la película, en lo que yo, humildemente, discrepo:
    La pelicula es maravillosa, pero el libro excepcional.
    Un saludo.

  13. Nane dice:

    Soy otra gran admiradora de Margaret Mitchell y su libro, y es que es un libro tan maravillosamente escrito: sus personajes, el contexto, la trama, ¡todo! es tan maravilloso que la película no logra captar toda la magia del libro y llevarla a la pantalla. La película además hace ver a Rhett como débil cuando realmente nunca se mostró así aunque su debilidad era Scarlett; no logra plasmar toda la rudeza de él ni toda la descarez de Scarlett, sin embargo es una buena película, pese a que no le llega ni a los talones al libro.
    En cuanto al libro “Scarlett”, si pienso en él como un libro aparte, que no tenga que ver con “lo que el viento se llevó”, es un libro bastante entretenido, más parecido a una novela de Corín Tellado. Si lo veo como lo que es, la continuación de la obra maestra de la Mitchell, tengo que decir que la destroza. Es un insulto a “lo que el viento se llevó”.
    Respecto al libro “Rhett”, que también ya leí, es todavía más absurdo, pues cambia por completo el personaje de Melanie revelándola como una mujer que ama tanto a su marido que hace de la vista gorda ante los engaños de él y su mejor amiga, cuando realmente Melanie nunca fue así, ella creía sinceramente en la bondad de sus seres amados y en su cabeza la idea de que ellos la engañaran era simplemente inconcebible.
    En resumen que la película de “Lo que el viento se llevó”, aunque buena, no supera el libro. Las otras dos novelas que se derivaron de este éxito son un asco como parte de la obra maestra de la Mitchell, pero entretenidas si se les ve como novelas aparte.

  14. Ascen dice:

    Totalmente de acuerdo contigo, Nane. Creo que ni Scarlett ni Rhett tendrían que haber visto la luz.