RSS
Entradas
Comentarios

El ejército perdido, Valerio Massimo Manfredi.

El ejército perdido, Valerio Massimo Manfredi.

Comienzo la lectura de mi primer libro de Manfredi. Mea culpa. No leí Alexandros cuando se editó, y es una tarea que tengo pendiente desde entonces. Lo cierto es que no sé por qué no me he aventurado antes con este escritor, ya que el tema helénico me gusta bastante, y Manfredi, por lo que he oído, es un gran conocedor del mismo. En fin, nunca es tarde si la dicha es buena, así que vamos a ir enmendando la deuda para con la Helade en general, y con Manfredi en particular, y comenzamos la lectura de El ejército perdido.

El libro nos cuentan una historia novelada de la Anábasis jenofontiana. Este es una de las historias helénicas que más me ha gustado. Soy bastante aficionado al rollo épico, y las gestas de estos guerreros siempre me acaban poniendo los pelos de punta. Creo que, junto con la batalla de las Termópilas, es uno de los episodios de la historia antigua de Grecia más memorables. Ambos, protagonizados por espartanos. A ver si va a ser cierto que los de Esparta estan hechos de un material especial.

Jenofonte (431 aC - 354 aC).

Jenofonte (431 aC - 354 aC).

Mi primer contacto con la Anábasis fue en tercero de BUP, y en versión original, en la asignatura de Griego. Jenofonte es uno de los autores clásicos más utilizados para el estudio de la lengua helénica clásica orientada a los principiantes, por su lenguaje fluído y su sencilla sintaxis. En aquel momento ya me encantó la historia, y me quedaron claras dos cosas, que los griegos molaban cantidad, y que Jenofonte era un gilipollas. Posteriormente, he tenido ocasión de leer algunos estudios sobre el tema, a lo largo de la carrera, y aunque matizando mis conocimientos sobre ambos aspectos, no tuve más remedio que reafirmarme en las dos cosas.

La Anábasis (literalmente «expedición hacia el interior»), también conocida como la «Expedición de los Diez Mil», es el relato de viaje de Jenofonte sobre una expedición militar liderada por Ciro el Joven, en la cual Jenofonte había sido enrolado como «reportero de guerra», para que llevara a cabo la toma de datos y la redacción del viaje de cara a dejar el dato para la posteridad.

La Anábasis, o la Expedición de los Diez Mil.

La Anábasis, o la Expedición de los Diez Mil.

Ciro el Joven decide levantarse en armas contra su hermano Artajerjes, para lo que enrola bajo su bandera a unos cuantos miles de mercenarios griegos y los lleva tierra adentro por Persia para enfrentarse a su rival. Una vez que llegan a su destino, en la batalla, a pesar de la superioridad militar griega, Ciro resulta muerto, y el ejército mercenario queda sin líder, sin objetivos y sin una idea muy clara de lo que hacer, a mil quinientos kilómetros de su casa, en territorio enemigo.

La Anábasis nos cuenta el regreso de los diez mil supervivientes del combate (probablemente fueron más, porque ya se sabe el hábito de los griegos por los números redondos, como puede verse en los 300 de las Termópilas, que en realidad eran más de 6.000 según Herodoto) a sus casas, pasando muchísimas penalidades siendo hostigados frecuentemente por el enemigo, por las tribus bárbaras del interior, sucumbiendo a enfermedades o al hambre y al frío, hasta llegar finalmente a su patria, dejando muchas vidas por el camino.

Ficha técnica:

Título: EL EJÉRCIRTO PERDIDO
Autor: MANFREDI, VALERIO MASSIMO
Título original: L’armata perduta
Tema: Ficción histórica
Editorial: Debolsillo
ISBN: 978-84-9908-062-8
Páginas: 460
Encuadernación: Tapa dura
Año de edición: 2009
Edición original: 2007

Comenzamos a leer en tres, dos, uno…

El viento. Sopla sin descanso a tavés de los pasos angostos del monte Amanos como por las fauces de un dragón y se abate violentamente sobre nuestra llanura secando la hierba y los campos. Durante todo el verano. A veces también durante la mayor parte de la primavera y del otoño.