RSS
Entradas
Comentarios

El embrujo de Shanghai, de Juan Marsé

El embrujo de Shanghai, de Juan Marsé

He terminado de leer El embrujo de Shanghai, y no era lo que me esperaba. No se trata de un libro de aventuras por el exótico oriente, sino algo distinto. Como me ocurrió con Rabos de Lagartija, el libro no me acaba de encajar del todo. Son ese tipo de libro en los que no termina de pasar nada, que nos muestran situaciones cotidianas, de la vida en el barrio, sus gentes, sus costumbres. Éste, sin embargo, tiene una parte un poco distinta, pues si bien comienza de ese modo, a través de las narraciones de uno de los protagonistas  nos transportará a la magia de Shanghai y de sus misterios.

El libro nos sitúa en la Barcelona de posguerra, donde Daniel, un joven huérfano de guerra que recorre el barrio sin mucho que hacer, acompañando a un viejo borrachin un tanto alocado, descubrirá a Susana, una jovencita tuberculosa que vive recluída por su madre protegiéndola del exterior. Daniel y Susana se harán amigos, y compartirán todas las tardes de juegos e historias con la excusa de que el joven haga un retrato de ella.

Susana es la hija de “el Kim”, un maqui legendario que puso tierra de por medio cuando la guerra civil llegó a su fin. Es una figura conocida en el barrio, protagonista de historias singulares, muchas reales y otras no tanto.

Un día, llegará al barrio Forcat, un ex-compañero de “el Kim”, que se alojará con Susana y su madre, trayendoles noticias del exiliado. Se quedará una temporada con ellos, y todas las tardes les narrará a Daniel y a Susana una historia de exotismo y aventuras sita en Shanghai, y protagonizada por el padre de la niña, en un intento de explicar la ausencia del padre, y con el ánimo de idealizar la figura paterna.

Fotograma de la película llevada al cine por Fernando Trueba.

Fotograma de la película llevada al cine por Fernando Trueba.

La historia que Forcat les cuenta, dibuja una aventura donde el duro protagonista (el Kim), cumpliendo una misión tendrá que viajar a oriente a resolver un misterio, enfrentándose a nazis, mafiosos, triadas orientales, y toda suerte de malignos rivales.

Sin embargo, poco más tarde llega al barrio “el Denís”, otro excompañero de “el Kim”, que desmentirá todo lo dicho por Forcat, empañando la figura de “el Kim” y enturbiando la imagen del padre que Susana se había formado.

Fotograma de la película llevada al cine por Fernando Trueba.

Fotograma de la película llevada al cine por Fernando Trueba.

A partir de ese momento, la historia irá avanzado, los protagonistas crecerán, y sus destinos se separarán, para ir juntándose de nuevo más adelante, con un camino más sórdido para sus protagonistas.

Un libro curioso, pero lento, y que no me ha acabado de convencer del todo. Creo que me mantendré una temporadita alejado de Marsé, ya que no es muy de mi gusto por lo que parece.

También puede interesarte...

6 respuestas a “RESEÑA: El embrujo de Shanghai, de Juan Marsé”

  1. Elwen dice:

    La verdad es que solo lo conocía por la espectación que levantó en su día el rodaje de la película, ¿la has visto? No sé si te habrá quedado ganas después de leer tu opinión sobre el libro xD

  2. César dice:

    No, no la he visto, aunque como dices, no tengo demasiadas ganas, la verdad. Además, el cine español no es muy de mi gusto, aunque hay excepciones claro está.

  3. Alicia dice:

    La verdad es que el argumento echa un poco para atrás, la película puede que se salve un poco si está Fernando Fernán Gómez, y, aún así, no sé si se salvará.
    Un saludo y más suerte en la próxima elección.

  4. Eva dice:

    Perdonad la intromisión pero quería pediros que os pasárais por mi blog para recoger algo que os pertenece. Un abrazo

  5. La película es famosa efectivamente por su rodaje, o mejor dicho, por lo complicado que fue, de hecho hay un libro sobre este tema “La promesa de Shangai”

    http://www.elcultural.es/version_papel/CINE/1723/La_promesa_de_Shangai

    La película la iba a rodar Víctor Erice y en el último minuto se encargó a Trueba (sin que los resultados fueran muy brillantes, por lo que parece)

  6. Ale dice:

    Pues gracias por la reseña César, está bueno dejar que de vez en cuando, una reseña haga que el plan infinito deje de crecer por unos instantes ;)

    Saludos,
    Ale.