RSS
Entradas
Comentarios

 

Lobo de mar, de Jack London.

Lobo de mar, de Jack London.

(Ver Leyendo-Ficha Técnica)

Efectivamente es un entretenido libro de aventuras, con todo tipo de ingredientes: amistad, odio, amor, camaradería, lucha por la supervivencia y un toque filosófico sobre el hombre, la vida, el bien y el mal…

Nuestro protagonista, un caballero de fortuna, crítico literario, sin otra experiencia laboral (ni necesidad de tenerla), navegaba en un barco por la Bahía de San Francisco, cuando, a causa de la niebla, éste choca con un trasbordador hundiéndose rápidamente en las frías aguas. Es recogido a bordo de la goleta Ghost, que se dirige al Japón a pescar focas.

En cuanto se recupera intenta que el capitán, Wolf “Lobo” Larsen, le desembarque en la costa o en otro barco que le lleve allí, pero Lobo Larsen tiene otros planes para él. Necesita personal para tripular su barco y le obliga a ello. Es un prisionero del capitán, un hombre rudo, brutal, con instintos animales.

A bordo de la goleta, sufre todo tipo humillaciones, ofensas y esclavitud. Pero también tiene ocasión de conocer al hombre que la dirige, un hombre loco y extravagante, que basa sus actos en el poder de la fuerza, para quien la vida de un semejante no tiene valor, pero que no obstante posee una inteligencia que le permite filosofar sobre ella y tener conciencia de la vida.

Se establece entre ellos una relación íntima y extraña. En retazos de las conversaciones que mantienen entre ellos, podemos encontrar frases como: “Un hombre no puede hacer injusticias a otro hombre. Sólo puede ser injusto consigo mismo. Según mi manera de ver, yo cometo siempre una injus­ticia cuando considero los intereses de los demás”, con las que nos podemos hacer una idea bastante clara de su mentalidad y su forma de ser.

En el barco aprende a navegar y ejerce todo tipo de oficios que no tiene más remedio que practicar: grumete, cocinero, médico e incluso segundo de a bordo. Un día, meses después de haber sido recogido nuestro protagonista, desaparece un bote junto con dos tripulantes y algunas provisiones. Lobo Larsen ordena su búsqueda y cuando creen que lo encuentran, no hallan en él lo que esperaban, sino cuatro hombres desconocidos y una mujer. No era su bote, sino el de otros náufragos que también fueron recogidos por la goleta. Los cuatro hombres fueron inmediatamente “enrolados” en la tripulación y la mujer… la mujer será causa de felicidad, amor, desdichas, celos…

Aunque parece que se trata de una confrontación entre el bien y el mal, yo creo que la idea es transmitirnos cómo el enfrentarse a la vida en su versión más dura y cruenta, es capaz de convertir a un hombre, cultivado pero un poco “blando”, en otro que puede enfrentarse a cualquier situación por adversa que sea y salir triunfante, pero que creo que traza una visión un poco utópica e irreal de cómo nos crecemos ante las adversidades. Me recuerda, banalizando un poco, a aquello que se decía, no hace mucho tiempo, sobre los jóvenes que tenían que ir a la mili para hacerse unos hombres.

Aunque Jack London parece estar calificado como autor juvenil, quizá porque sus libros son todos de aventuras, no creo que ningún adulto encuentre la novela aburrida. Su lectura me resultó incluso refrescante.