RSS
Entradas
Comentarios

NOTA DE CÉSAR: Viendo que @scen en su artículo sobre su biblioteca incluye los libros de la biblioteca de su hija, no puedo ser menos y añadir un anexo a mi propia entrada mencionando los libros que tiene mi pequeña en su biblioteca infantil. Perdonadme que escriba yo en su lugar, porque tiene dos años y medio y aun no sabe escribir bien a máquina. Ella me va dictando y yo voy transcribiendo.

Bueno, en primer lugar me presento a la blogosfera. Soy La hija del Bibliófilo (evidentemente no me llamo así, es mi nombre de guerra), y comienzo mi andadura en este blog presentando mi colección de libros y cuentos. A pesar de mi corta edad, soy toda una devoralibros… literalmente. Algunos me los como porque están tan ricos (bueno, ya no, que me hago mayor), pero también me gusta leerlos y que me los lean. Uno de mis pasatiempos preferidos con los libros es poner a leer a mis muñecos. Los siento en fila y les doy un libro a cada uno, y luego comentamos sobre que les ha parecido la lectura. En fin, que me voy por los cerros de Úbeda.

Aun no tengo muchos libros (aunque confío en heredar la colección de mis padres, mwahahahaha), pero sí empieza a ser ya una interesante colección. De pequeña comencé a utilizar libros de tela de esos blanditos, pero pronto me di cuenta que eran para bebés, y que yo necesitaba nuevos retos intelectuales. Los cuentos del tren chu-chu, el cohecito lito y el barquito miguelito fueron todo un descubrimiento para mí. Colores brillantes, grandes imágenes, historias que cambiaban según me los contaban mi padre o mi madre… una pasada.

He aquí mi biblioteca.

He aquí mi biblioteca.

Tengo un montón de cuentos adecuados para mi edad, que los disfruto enormemente, pero también mi colección va creciendo con fines futuros, ya que también tengo libros infantiles y juveniles para que no me encuentre sin lectura en ninguna etapa de mi desarrollo. Esto lo inició mi padre, instaurando la tradición de comprarme un libro juvenil de los que él considera “clásicos imprescindibles” en mi cumpleaños. Como sólo tengo dos años, sólo me ha regalado dos libros de este modo (La historia interminable de Michael Ende en mi primer cumpleaños y La isla del tesoro de R.L. Stevenson en el segundo), pero de vez en cuando, vamos incorporando algún libro en este sentido, como algunos ejemplares de Los Cinco que salieron en los quioscos hace un tiempo.

Los libros que me regala mi padre en mi cumple.

Los libros que me regala mi padre en mi cumple.

Hace poco además, mi prima Laura me regaló un montón de libros de cuando ella era más pequeña, de los de Barco de Vapor y similares, que han supuesto un crecimiento espectacular (ocupan todo el estante de arriba) a mi biblioteca personal. ¡Gracias Lauri!. Tengo suficiente lectura para los próximos años, aunque si sigo el ritmo de la familia, tendré que ir haciendo incursiones a la biblioteca paterna de cuando en cuando… Y yo soy de las que no devuelvo.

Lo dicho, un placer, y nos veremos de cuando en cuando, si mis obligaciones me lo permiten. Besotes a todos.

También puede interesarte...

22 respuestas a “Nuestras bibliotecas: La hija del Bibliófilo”

  1. Isi dice:

    jejeje ¡¡pero si ya tiene más libros que yo!!
    Qué bien que te guste leer, y eso de poner a los quecos a leer en fila, ¿¿es una señal, no?? (ya me imagino que en un par de años, te marcas un blog haciendo la competencia a los papis)
    Me ha hecho gracia eso de que eres de las que no devuelven… ayyyss…

  2. @scen dice:

    César: Esta niña está pidiendo otra estantería a gritos. O bien desalojar a los muñecos, aunque si son tan lectores como nos cuenta no querrán separarse mucho de sus libros. ;)

    Pues nada, bibliopeque, a ver si haces un huequito entre tus ocupaciones y, ahora con las vacaciones, nos comentas tu próxima lectura.
    Un besote gordo, gordo (de los que suenan).

    P.S. Es interesante saber que no devuelves los libros…

  3. marta dice:

    Hola, yo soy Marta, compi de César del trabajo, este artículo la verdad que me ha conmovido!!

    Jolin, que de cosas nos ha contado la peque en un momento!!
    Como siga ese ritmo, van a tener que desalojar la casa con tanto libro, ánimo desde aqui a todos los papis, a que sigan el ejemplo de César con sus hijos, porque la lectura cada vez esta menos presente en los jóvenes y es una pena que se pierdan la senasación de estar volando en un nube mientras lees un libro.

  4. Alicia dice:

    ¿Cómo los va a devolver, la pobre, si se los come? En todo caso, podría vomitarlos, pero no sé si serían reciclables para poner de nuevo en el estante. Lo de poner a leer a los muñecos es síntoma de que quiere ser maestra, pronto los castigará y los mandará a ver al Jefe de Estudios para que los deje sin recreo.
    Un beso de Alicia, Bibliofilita.

  5. Elwen dice:

    Qué monada! *^_^*
    La peque tiene hábitos de Firmin en cuanto a devorar libros literalmente.

  6. Carlos dice:

    A mí me daban una rebanada de pan mojada en aceite con azucar, y ¡tengo las estanterías…!

  7. Alicia dice:

    Carlos, un poco de KH7 y como nuevas. :)

  8. Carlos dice:

    Alicia, no entiendo esos tecnicismos, ¿tiene algo que ver con el superagente k9, o con AK47?
    En cualquier caso, ya se ocupa mi mujer de limpiar. :)

  9. Alicia dice:

    ¡Cómo mola tu mujer! ¡Anda que te los iba a limpiar yo! Si tienes una mujer de sobra, pásamela que tengo que limpiar mi cocina. Si tienes un hombre de sobra, casi mejor.

  10. Oscar dice:

    ¡¡¡Qué monada!!! Madre mía, ¡cómo me gustaría tener a mi una niña con ese hábito lector! Congela a ese encanto y cuando mi instinto paternal se despierte me la das :D . Que suerte tienes César. Enhorabuena. ¡Ah! Y que bien habla tu niña. En cuanto aprenda a escribir a máquina la metes al blog y que reseñe libros, que nos va a desbancar a todos jejeje

  11. Ale dice:

    ¡Ayyy pero que linda entrada!¡y que biblioteca tan grande tiene para su edad! pero claro…no los devuelve…eso está muy mal pequeña…hay que devolverlos para que nos vuelvan a prestar más libros…que mira que si no, cortas el suministro.

  12. Alicia dice:

    Sospecho que esta niña no pide prestados los libros, se autosuministra, ¿no?, más que nada para no molestar a papá y que pueda seguir con sus asuntos. Es mejor leer libros “robados” que no leer ninguno.

  13. @scen dice:

    No son robaaaaados. Son un anticipo sobre la herencia. ;)

  14. Muchas gracias por vuestras amables palabras. Me alegro de que os buste mi biblioteca. Es pequeña pero cuca.
    Si me animo un día de estos, igual os hago una reseña de alguno de mis favoritos. Dudo entre “Caillou recoge los juguetes”, que últimamemnte me tiene anonadada, o “El tren Chu-chu”, que es todo un clásico que tengo desde la infancia y que releo de cuando en cuando.
    Besos a todos, ¡muac!.

  15. Alicia dice:

    La hija del Bibliófilo, te recomiendo la película “El tren chu-chu”, las road movies son muy interesantes, aunque ya sabes que el libro será mucho mejor. ;)
    Muchos besitos literarios.

  16. @scen dice:

    ¿Ya está en español “El tren chu-chu”? ¿O hay que verla subtitulada?

  17. [...] mini-bibliófila si ha “ligado” alguna cosilla para su biblioteca particular, y mientras los demás paseábamos entre los caballetes, se ha plantado ni corta ni perezosa en una [...]

  18. Juliana dice:

    Hola! quería preguntar del autor: su biblioteca ocupa toda la habitación? es decir, esta habitación se utiliza solamente para los libros? como en la bibb¡lioteca pública?

  19. César dice:

    Hola Juliana. No, su biblioteca es solamente los tres estantes que ves en la foto. La habitación es polivalente. Vale también para jugar y para dormir. ;)

  20. Juliana dice:

    Y su biblioteca? es grande?

  21. César dice:

    Si te refieres a mi biblioteca, no, no es grande. Ocupa un par de estanterías. Aqui la puedes ver:

    http://www.bibliofiloenmascarado.com/2009/07/16/nuestras-bibliotecas-cesar/

  22. Juliana dice:

    me parece que muy grande))) gracias por su respuesta!