RSS
Entradas
Comentarios

 

 

Apocalipsis Z, de Manel Loureiro

Apocalipsis Z, de Manel Loureiro

 

(Ver Leyendo-Ficha Técnica)

Pues sí. La he leído, me ha gustado y la he terminado en un tiempo record.

Esta historia se desarrolla en Galicia. La narración empieza en un pueblecito de Pontevedra, donde reside el protagonista de nombre desconocido, abogado por más señas, que escribe una especie de diario en un blog.

Una epidemia aparentemente vírica, y de la que no saben muchos datos, empieza a surgir en el este de Europa. Llegan noticias, sueltas, breves, a veces contradictorias, y de fiabilidad dudosa, pero llegan a gran velocidad, pues la epidemia se extiende velozmente.

A mí me recordó este inicio (salvando todas las distancias) a la epidemia de gripe A que tenemos encima. Me explico. Empieza en un país lejano, se va extendiendo por el mundo entero, los gobiernos nos dicen que no ocurre nada, que está controlado y que no nos alarmemos.

Luego vienen las reuniones de ministros de Europa, los comunicados y las decisiones conjuntas, las cuarentenas, los aislamientos, las medidas preventivas para el contagio (que no saben muy bien como se produce), que tengamos cuidado que puede ser mortal…

Hasta aquí llegan las únicas posibles similitudes, pues la epidemia del libro es bastante más grave y corre aún a mayor velocidad.

Al impedirse los movimientos entre las poblaciones para evitar el contagio, nuestro protagonista se encuentra aislado en su casa con la única compañía de su fiel gato Lúculo. Sus padres están en el pueblo y su hermana vive en Barcelona.

Poco a poco se cortan las comunicaciones, el teléfono, las televisiones, internet, la luz, el agua, el gas… Vamos, casi como en el tiempo de las cavernas, pero con personas menos preparadas para salir adelante en situaciones tales.

Las autoridades empiezan a evacuar a la población hacia lo que llaman Puntos Seguros, pero el abogado y su gato deciden quedarse en su casa, por lo que se esconden cuando vienen los militares evacuando la zona, para que no le vean y poder quedarse en su vivienda.

A partir de ahí todo es un despropósito, empiezan a surgir zombis por todos lados, sedientos de sangre y carne humana, y a desaparecer personas, hasta el punto de que parece que esté solo en el planeta.

Sí, parece más grave que la gripe A.

Sí, parece más grave que la gripe A.

Agobiado por el encierro en su casa y armándose de valor decide salir a buscar otros seres humanos.  Y aquí dejo de contaros el tema. Sólo os digo que son aventuras que cortan la respiración. El autor logra crear unos picos de tensión en la línea argumental, verdaderamente gráficos. Según me estaba acercando al final de la obra, estaba verdaderamente preocupada por como terminaría todo esto.

Un detalle importante para la verosimilitud de la historia (dentro de lo que cabe, claro) es que el autor y el protagonista tienen muchos puntos en común. Ambos son abogados, ambos gallegos y ambos escriben la historia en un blog, por lo que al leer el libro parece que estás leyendo una peripecia que le ha sucedido a Manel. Además como la acción se desarrolla en Galicia, me gustó reconocer sitios en los que ya había estado. Me imaginaba, por ejemplo, O Grove, que yo conocí tan llena de gente en verano, como sería totalmente vacía de personas, con la única presencia de los temibles zombis, o Sanxenxo, o Vigo, o la ría de Pontevedra… Muchos bellos sitios en los que he tenido la suerte de estar. Y ahora tomadas por los no-muertos. Probrecitos lugares.

Una historia curiosa, que poco a poco te va enganchando. Esto ha sido así conmigo, hasta un punto en que, una tarde que no tenía el libro a mano, me metí en internet, en el blog de Manel (pues lo tiene aún publicado on line) y continué leyendo hasta que  pude volver a coger el libro nuevamente.

El abogado y Pritchenko.

El abogado y Pritchenko.

Para aquellas personas a las que no nos gusta la casquería ni el salvajismo extremo, está bastante aceptable. Es interesante, entretenida y no da miedo. Os garantizo que he podido dormir sin pesadillas.

Y supongo que para todos los que seáis fans de este tipo de literatura, no necesitáis que os lo recomiende pues seguramente lo conoceréis de sobra, pues parece ser que ha sido un fenómeno en la red digno de atención. El libro empezó a publicarse en internet, en el blog de Manel, con el nombre de Apocalipsis Zombi, y fue tal el éxito, los miles de personas que lo seguían, que posteriormente se ha llevado a papel, comercializándose a través de la editorial Dolmen.

La imagen de «El abogado y Pritchenko» ha sido extraída de la web de Vicente Vegas,
según los términos de la licencia Creative Comons allí indicados.