RSS
Entradas
Comentarios

La guerra interminable, Joe Haldeman.

La guerra interminable, Joe Haldeman.

Voy a comenzar esta novela que tanto me han recomendado. La trama de la misma versa sobre una guerra futura entre la especia humana y los taurinos, unos seres alienígenas que viven a millones de años luz de la Tierra. La historia se centra en los soldados humanos que luchan en esas escaramuzas, de planeta en planeta, siguiendo a los taurinos.

Como tema principal, se centra en los viajes “relativistas” por el espacio. Es decir, para recorrer inmensas distancias en el espacio, las naves utilizan tecnología especial que les permite relativizar el tiempo y, mientras que para los tripulantes de la nave han pasado solo unos días o unas semanas, en el resto del mundo han transcurrido cientos de años.

Me atrae bastante el argumento, y como en mi última visita a la biblioteca municipal estaba libre, me lo traje conmigo.

Ficha técnica:

Título: LA GUERRA INTERMINABLE
Autor: JOE HALDEMAN
Título original: The forever war
Tema: Ciencia Ficción
Editorial: Edhasa
ISBN: 84-350-0191-1
Páginas: 237
Encuadernación: Rústica
Año de edición: 1978
Edicion original: 1974

Comenzamos a leer en tres, dos, uno…

-Esta noche les mostraremos ocho maneras silenciosas de matar a un hombre-. Quien hablaba era un sargento que parecía llevarme apenas cinco años. Si alguna vez mató a algún hombre en combate, en silencio o como fuera, habría sido en su niñez.

También puede interesarte...

3 respuestas a “LEYENDO: La guerra interminable, de Joe Haldeman”

  1. korvec dice:

    Lo leí hace ya bastantes años y aunque se me hizo un tanto pesado durante su primera parte, al final me enganchó. Hace también unos años, vi una versión en comic de esta misma historia y tengo entendido que existe una secuela titulada “Paz interminable”.

    Saludotes

  2. César dice:

    Sí, algo he oído de la secuela, pero no la localizo en la biblioteca. Espero que no sea necesaria la continuación para un disfrute pleno de la primera parte.

  3. korvec dice:

    No lo creo, yo por lo menos no me la he leido aunque estuvo en mis manos hace unos años, pero su argumento no terminó de llamarme la atención.

    Saludotes