RSS
Entradas
Comentarios

Tres sombreros de copa, Miguel Mihura

Tres sombreros de copa, Miguel Mihura

Ver Leyendo-Ficha Técnica

Obra en tres actos que corresponden al esquema tradicional: planteamiento, nudo y desenlace, pero que bien podrían ser uno solo pues la acción es continua en el tiempo y el espacio.

En el primer acto nos presentan a Dionisio, un joven de provincias que va a casarse también con una joven de provincias, Margarita, una mujer de 25 años poco agraciada, pero virtuosa y acaudalada. Todo muy arcaico, según las normas de la época, una auténtica recreación de la realidad de 1930.

La noche anterior a la boda, Dionisio se aloja en un hotel al cual ha llegado un grupo circense. Paula, una chica alegre, bella y despreocupada, bailarina en el circo, entra repentinamente en la habitación de nuestro protagonista, dejándole bastante perplejo, pues su entrada y posterior conversación refleja una ruptura brusca con su mundo ordenado y tranquilo. Poco después, los integrantes del circo y algunos otros personajes curiosos que también están en el hotel, organizan una fiesta nocturna en la cual se establecerá el contraste existente entre el mundo burgués y el mundo bohemio.

Dionisio incapaz de resistirse se ve arrastrado ¿a su pesar? a esta fiesta “desenfrenada”.

El segundo acto empieza cuando la fiesta está en pleno apogeo. Dionisio está borracho y en este estado, empieza a cuestionarse su vida anterior y futura. Al mismo tiempo que Dionisio recapacita, las parejas que están bailando, intercalan su conversación con los pensamientos del protagonista. Las bailarinas están utilizando sus encantos para sacar provecho económico de sus parejas, que totalmente “babosos y enajenados” les dan todo lo que piden.

La fiesta se acaba y quedan solos Paula y Dionisio. Paula, quiere que Dionisio deje su vida y se vaya con ella. Él, que al principio empieza a poner excusas, poco a poco va cediendo, pero de repente, entra el supuesto novio de Paula, la golpea, pierde el conocimiento y luego se va.

En el momento en que Dionisio se inclina para socorrer a Paula, llaman a la puerta enérgicamente: El suegro.

Y aquí empieza el tercer acto. Antes de que llegara el circo a la vida de Dionisio, éste hablaba continuamente con su novia por teléfono, pero después dejó de hacerlo.

El padre de Margarita, preocupado, va al hotel de Dionisio a ver que ocurre. La situación es esta: En la puerta el suegro, echándole el rapapolvo correspondiente y llamándole a capítulo; Detrás de la cama, Paula desmayada; Y en medio de los dos mundos, Dionisio se debate entre un futuro y otro.

Aunque parezca que os he desvelado mucho, no es así. He dejado para futuros lectores el final y todos los detalles cómicos del diálogo, que son lo más divertido.

Así que si os animáis, seguro que pasáis un buen rato.

También puede interesarte...

Se han deshabilitado los comentarios.