RSS
Entradas
Comentarios

Trasplante, de Frank Slaughter

Trasplante, de Frank Slaughter

(ver Leyendo-Ficha técnica)

 

Como ya os dije al empezar a leer este libro, en esta ocasión Frank Gill Slaughter, vuelve a abordar el tema médico aunque, en este caso, de una manera más frívola y vodevilesca.

Henry, nuestro protagonista, es un historiador y autor renombrado de novelas de tema de investigación histórica, pero un día se encuentra con su hermano gemelo, del que fue separado al nacer. A pesar de ser gemelos sus vidas son diametralmente opuestas y tras escasos minutos vividos con él, el destino quiere que sufran un accidente en el que su hermano pierde la vida y él sus genitales. Cuando se despierta en un hospital, ha sido sometido a un extraño trasplante de órganos que cambiará por completo su vida sexual.  Tras la operación, nuestro serio escritor se verá abocado a una vida de desenfreno, presidida por la presencia todopoderosa del sexo. Así empieza esta historia. De una manera rápida entramos en situación.

Pero esto que en principio parece que puede ser el sumum de la felicidad para Henry, no hace nada más que traerle desdichas, pues aunque ninguna mujer se resiste a sus intensos efluvios eróticos, el problema es que parece que es algo que no puede controlar. Y él está enamorado de Selena, su novia, su amor antes de que empezara todo esto, y Selena no está dispuesta a compartirle con nadie.

Todo esto salpicado con ingredientes como la mafia, la industria del cine, de importantes editoriales, redadas policiales, visitas al juzgado siempre como acusado y una extraña clínica de reposo en donde es requisito imprescindible estar desnudo. Puedes utilizar una máscara para que no te conozcan, pero en este caso, la parte más conocida de nuestro protagonista no es su cara, por lo que no le sirve para guardar el anonimato.

Por supuesto, como todas las novelas de este escritor, esta comedia culmina en un tranquilizador final feliz, para mí algo precipitado, pero claro, esta parte es la menos importante. La trama, la parte importante de la historia, todo el meollo, no es la relación romántica con la protagonista ni que tenga un final feliz con ella. Aquí lo importante es la vorágine sexual en la que se ve inmerso y de la que parece incapaz de salir por sí solo.

Es una historia divertida, pero quizá la más flojita que yo haya leído de este escritor. No obstante, es cortita, amena y simpática.

 

También puede interesarte...

Se han deshabilitado los comentarios.