RSS
Entradas
Comentarios

El hombre que calculaba, Malba Tahan.
El hombre que calculaba, Malba Tahan.

(ver Leyendo-Ficha técnica)

A la memoria de los siete grandes geómetras cristianos o agnósticos:  

Descartes, Pascal, Newton , Leibnitz, Euler, Lagrange, Comte (¡Alah se compadezca de esos infieles!)

Y a la memoria del inolvidable matemático, astrónomo y filósofo musulmán Abuchafar Moahmed Abenmusa AL-KARISMI… (¡Alah lo tenga en su gloria!)

Y también a todos los que estudian, enseñan o admiran la prodigiosa ciencia de las medidas, de las funciones, de los movimientos y de las fuerzas.

Yo «el-hadj» cherif Alí Iezid Izzy-Edin Ibn Salin Hank, MALBA TAHAN (creyente de Alah y de su santo profeta Mahoma), dedico estas páginas, sin valor, de leyenda y fantasía.

En Bagdad, a 19 lunas de Ramadan en 1321.»

¿A quién de vosotros no le apetece leer esta historia después de esta original dedicatoria?

Hank-Tade_Madya, viajante bagdalí en un antiquísimo Irak, habitado por califas, jeques y visires, nos narra en primera persona, como encuentra en el desierto un inesperado compañero de viaje, Beremiz Samir, un hombre sabio y tranquilo, que domina el arte de contar historias y la ciencia de la matemática.

Entrelazando ambas, va dejando sus enseñanzas: Una gran cantidad de desafíos matemáticos se le van presentando, que él resuelve con gran habilidad. Estos se presentan casi siempre en forma de disputas entre varias personas a las que Beremiz Samir, con su solución magistral deja satisfechas.

Estas pequeñas historias independientes en sí mismas, pero que forman parte del hilo conductor de la narración, recuerdan de alguna manera al maravilloso libro de las Mil y Una Noches, también ambientado en el mundo árabe, en las que Sherezade nos relata distintos y fantásticos cuentos que, a su vez, forman parte de otra historia.

Las historias que nos cuenta Beremiz Samir son muy entretenidas y curiosas, tanto para los que gustan de las matemáticas, como para aquellos que prefieren mantenerse a distancia de ellas.

Poco más os puedo decir, sino que es un libro ameno para pasar un rato agradable. No es un libro infantil, pero sí creo que va dirigido a un público juvenil, aunque los adultos también disfrutemos de su lectura.

Este es el libro más famoso de Júlio César de Mello Souza más conocido como Malba Tahan, quien escribió más de 50 títulos bajo este seudónimo, de un total de 103 libros publicados.

Brasileño, profesor de matemáticas, ha conseguido que desde la primera mitad del siglo XX, varias generaciones de brasileros se introdujeran en la cultura Árabe gracias a la influencia de sus libros.