RSS
Entradas
Comentarios

La voz de los muertos, Orson Scott Card.

La voz de los muertos, Orson Scott Card.

Tras finalizar la lectura de La Voz de los Muertos, llego a la conclusión de que, sin duda, no llega al nivel de El Juego de Ender. A pesar de que lo imaginaba, no esperaba una novela tan distinta a su predecesora. Forman parte de una saga, pero sin problema podrían ser novelas independientes, ya que el primer libro no condiciona en gran medida a este otro.

La Voz de los Muertos nos trae a escena a un Ender de treinta años, maduro, reflexivo, prácticamente omnisciente, muy distinto al Ender de la Escuela de Batalla de su infancia. Por otra parte, no se trata de una novela bélica, sino más introspectiva y enfocada en los sentimientos de los protagonistas, dirigida a otro tipo de público más adulto.

Han transcurrido tres mil años desde la destrucción de los insectores, y el mundo ha evolucionado permitiendo que la humanidad se expanda y colonice el universo sin encontrar otras formas de vida inteligentes, hasta que llegaron al planeta Lusitania, y dieron con los cerdis.

Los cerdis, misteriosos habitantes de Lusitania.

Los cerdis, misteriosos habitantes de Lusitania.

Los cerdis son una especie, que aunque inteligente, está muy atrasada respecto a la humana. Son una especie de jabalíes antropomorfos, establecidos en una sociedad matriarcal de cazadores-recolectores de pequeñas tribus dispersas hostiles entre sí.

Los humanos deciden estudiar a los cerdis, pero sin interferir en su desarrollo, por lo que establecen una pequeña colonia en el planeta tras una cerca, que sólo pueden traspasar los xenólogos (el equivalente a los antropólogos) para entrar en contacto con la especie alienígena, y siempre bajo unos parámetros de seguridad muy estrictos.

Un día, un terrible y sangriento crimen en el planeta Lusitania hará que todo el universo tiemble, empezando a preguntarse si su relación con los cerdis se está llevando de un modo correcto. Llamado por los colonos, llegará a este planeta un Portavoz de los Muertos, una especie de sacerdote que tras una investigación y mediante un discurso, expone los hechos fundamentales de la vida de los difuntos por los que habla, para hablar del muerto en cuestión.

Este portavoz no será otro que Ender, que ha pasado estos tres mil años viajando de mundo en mundo, por lo que los saltos estelares han afectado a su edad, y mientras para el mundo han transcurrido tres milenios, para el solo han pasado veintitantos años.

Ender investigará los hechos del planeta Lusitania, y descubrirá que hay algo más que lo evidente en este asunto…

A pesar de que el libro no ha acabado de entusiasmarme, creo que le daré una oportunidad al siguiente libro de la saga, Ender el Xenocida, por ver si da un giro en los acontecimientos. Al menos, el nombre promete sangre y destrucción, ¿no?.